Compartir
Publicidad
Publicidad
Faraday Future y Lucid Motors, dos historias cada vez más paralelas y preocupantes
Industria

Faraday Future y Lucid Motors, dos historias cada vez más paralelas y preocupantes

Publicidad
Publicidad

El mundo de los negocios está mu loco últimamente. Donde antes no había poco más que un solar abandonado ahora hay una start up ultra-moderna con una boyante cotización al alza y un valor de mercado de cientos de millones. Como se suele decir "todo lo que sube, baja", o al menos así lo hace en la mayoría de los casos, y las empresas de automoción no son ajenas a esta sabiduría popular.

Si durante meses hemos hablado de lo inciertas que son las aventuras y desventuras de Faraday Future, ahora cada vez tenemos más claro que el rápido crecimiento de su matriz LeEco deja más sombras que luces. La agresiva estrategia de crecimiento de la empresa china les ha llevado a desbordarse más allá de cualquier frontera geopolítica y ahora, tanto Faraday Future como LeEco, podrían ser presas de esta ansia de crecimiento. Y no son los únicos.

Faraday Future y el culebrón de LeEco

Faraday Future Ff91 2

Desde móviles hasta televisión, servicios en la nube y, por supuesto, un coche que ha dado para hablar largo y tendido. Aunque tuvimos muchas dudas, el Faraday Future FF91 terminó por ponerse en escena, sí. Es cierto que lo hizo en una presentación en la que fallaron cosas y las demostraciones no fueron realmente impresionantes, pero se presentó en sociedad finalmente.

También es cierto que de aquella presentación saltó otro pufo de dos millones de dólares en impagos a la empresa encargada de los efectos especiales. Un despliegue visual que por cierto no pudo tapar el bochorno del megalómano Jia Yueting ante los fallos en su superSUV de mega-lujo.

Faraday Future Ff91 3

Por encima de lo bueno (o no tan bueno, no lo sabemos) que pueda ser el coche, lo cierto es que la voracidad diversificadora de LeEco les ha colocado en una situación que casi podríamos tildar de crisis. Adquisición tras adquisición, LeEco se ha quedado sin dinero suelto para pagar los gastos corrientes y, para rizar el rizo, el gobierno chino no les permitiría sacar su dinero fuera de la República Popular.

LeEco ha creado empresas, abierto divisiones, iniciado innumerables proyectos y contratado una cantidad ingente de personal. Todos estos gastos podrían estar asfixiando prematuramente a la multinacional asiática antes siquiera de tener la posibilidad de recaudar beneficios.

Faraday Future Ff91 1

Sin cash en el banco los empleados no cobran cuando tienen que cobrar y ya se están planteando la reducción de un tercio de todo el personal que tienen contratado en Estados Unidos. Al mismo tiempo, los proveedores están sufriendo impagos, algo que ya hemos visto en repetidas ocasiones con Faraday Future, la paralización de las obras de su mega-factoría por impago al contratista o la deuda de 10 millones de dólares con Futuris, la empresa que elabora los asientos de un coche que aún ni siquiera ha empezado a fabricarse.

Con una potencia total de sus motores eléctricos que asciende hasta 1.050 CV, 608 km de autonomía y un precio aún sin determinar, mucho interés tiene que despertar si quiere convertirse en un proyecto viable. Ya no sólo intenta desbancar al Tesla Model S a nivel técnico, Faraday Future tiene que convertir en realidad un coche que aún deja muchas dudas en un entorno financieramente hostil.

Jia Yueting

Tan complicada está la cosa para Faraday Future que para sacar adelante el proceso de fabricación de su prometedor eléctrico estarían planteándose la venta del inmueble donde pensaban construir su fábrica a un precio de 260 millones de dólares. Mientras tanto, siguen dimitiendo directivos.

Lucid Motors y una historia que empieza a sonar repetitiva

Lucid Air

Si lo de Faraday Future huele a goma quemada, lo de Lucid Motors tampoco va muy a la zaga. Parecía que el proyecto del Lucid Air contaba con unas bases más asentadas que sus compatriotas, pero por lo que empieza a trascender podrían estar siguiendo el mismo camino.

Su intención también es la de fabricar un coche de lujo con una descomunal potencia de 1.000 CV a través de una motorización eléctrica pura y una autonomía superior a los 600 km. Palabras mayores envueltas en una carrocería de berlina grande con aires de coupé y un diseño muy futurista repleto de acabados premium y tecnología en el interior.

Lucid Motors, la empresa a cargo de desarrollar el proyecto irrumpió igual de rápido que la del FF91, en modo start up, y ahora han reconocido que necesitan más tiempo y dinero para llevar finalmente a su Air al mercado. Inicialmente estimaron que podrían tenerlo en venta a finales de 2018, pero ya han asumido un primer retraso a alguna fecha por determinar de 2019.

Peter Rawlinson en unas declaraciones a Automotive News confesaba que antes de continuar caminando hacia adelante necesitan que Lucid asegure la última fase de financiación para no andar sobre arenas movedizas. "Por el momento no tenemos el dinero suficiente, por eso necesitamos capital para asegurar la producción. Lo contrario sería irresponsable" afirmaba el directivo.

Lucid Air 7 Min Low

Siguiendo con las similitudes y los aromas a raruno, Lucid Motors estaría preparando también la adquisición de una parcela donde instalar su factoría valorada en 700 millones de dólares y situada en el estado de Arizona. ¿Te suena?

Por si los parecidos razonables no fueran suficientes, en la plantilla de Lucid que está llevando a cabo el diseño del Air militan unos cuantos ex de Tesla, concretamente muchos de los ingenieros responsables de lo que el Tesla Model S es hoy en día, como el propio Rawlinson.

El objetivo de Lucid Motors, al igual que el de Faraday Future, es evidente: hacer el avión a Tesla. Un coche de corte y autonomía similares al Model S pero por un precio (estimado) más barato que partirá aproximadamente de 52.500 dólares para las versiones de acceso y que superará los 100.000 dólares en las versiones más caras y prestacionales.

Ambas empresas tienen muchos paralelismo, incluso el de que sólo les falta llegar al mercado y empezar a hacer realidad todas las maravillas que nos prometen.

En Motorpasión | La "casi delirante" historia que se esconde detrás de Faraday Future podría matar al FF91 antes de nacer

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos