El mercado alemán de turismos está frenando

El mercado alemán de turismos está frenando
30 comentarios

El fenómeno del descenso de las ventas de coches no es únicamente español o de los países vagos PIIGS Portugal, Irlanda, Italia o Grecia. Se está extendiendo a otros mercados que antes se consideraban plazas fuertes dentro de la Unión Europea. Hoy os hablaremos de Alemania.

Entre enero y junio, las ventas han caído en España un 8,2%, en Francia un 14,4% y en Italia un 19,7%. Por otro lado, Alemania registró un crecimiento del 0,7%, y más de uno pensará que dónde está el problema. Pues bien, quien no conoce la Historia está condenado a repetirla.

Me refiero a las automatriculaciones. ¿A que os suena? ¿No? Pues os refresco la memoria. Volvamos a la España de 2008, con un mercado enfriándose después de la euforia de 2007. FACONAUTO empieza a hablar de los problemas de indigestión que provocan las automatriculaciones. ¿Qué significa esto?

Salón del VO 2011

El fenómeno de las automatriculaciones

Si las ventas están flojeando, un recurso típico del sector consiste en matricular algunos coches (pagando el impuesto de matriculación), poner el cartelito de kilómetro 0 y ofrecerlo al cliente más barato. A efectos de contabilidad, aunque no se recoja el coche, ya se ha matriculado.

Esta técnica suele mejorar las ventas pero solo a corto plazo, ya que luego esos coches tienen que ir a particulares o empresas igualmente. Ya en 2008 se nos contaba que algunos coches ya matriculados tardaban hasta medio año en salir. Eso significa pérdidas para los concesionarios.

¿Por qué se meten los concesionarios en este berenjenal? Porque el fabricante para el que trabajan exige unos resultados, así que el maquillaje de la Señorita Pepis™ suele venir bien en estos casos. Pues esto es lo que pasa en Alemania, con efecto retardado. Las automatriculaciones han subido un 11% en un año.

Salón del VO 2011

Como en Francia, Italia o España ya se están ofreciendo descuentos muy interesantes, los clientes están presionando a los concesionarios para que hagan en Alemania precios tan atractivos como en otros países. Pues bien, si se sube el descuento, se reduce el margen, lo que se gana por la venta.

Los teutones cada vez miran más los euros y van a la búsqueda del chollo. Hasta en BMW se pueden encontrar descuentos sin grandes esfuerzos. Solo en junio, el 29% de las unidades matriculadas fueron para concesionarios, no para clientes directamente. Estamos ante el prólogo de una caída de las ventas del mercado más fuerte de Europa.

El problema es serio. Fiat piensa en cerrar otra fábrica, PSA cerrará Aulnay en Francia, Opel negocia recortes de horas, Ford pierde dinero… y la marca que no tiene problemas se basa más en las ventas a mercados exteriores que en la propia Europa. Si no fuese por China, India, Rusia o Brasil (BRIC) otro gallo cantaría.

Ventas en Europa

Lo que puede pasar si esto persiste

Cuantos menos coches se venden, menos dinero ganan los fabricantes. Eso implica menos dinero para invertir en nuevos modelos, innovación o mejoras. Lo de cambiar el modelo cada cuatro o cinco años puede dejar de ser el pan nuestro de cada día. Ojo, no todos van mal, Hyundai y Kia están yendo en dirección contraria.

Pongamos que se congela tanta actualización estética y restyling. Vale. Mientras tanto, la Unión Europa, la EPA, EuroNCAP y otras entidades están presionando a los fabricantes para hacer coches más seguros, más eficientes, más ecológicos… y todo eso cuesta mucho no, muchisísimo dinero.

Es insostenible a largo plazo la tendencia del citius altius fortius si los fabricantes y concesionarios pierden dinero. Los mercados emergentes no van a crecer siempre, así que me temo que ha de replantearse todo este modelo de negocio y adecuarse a la realidad. Cuando empiece Alemania a caer, empezará la ronda de petición de ayudas y subvenciones.

Opel Adam

Ya lo estoy viendo. No podemos pedir a los fabricantes que saquen en cinco años un coche de 200 CV que consuma 3 l/100 km de gasolina, sea híbrido enchufable, tenga conducción por ondas cerebrales, 8 estrellas EuroNCAP y apenas sacar margen con las ventas. Si los clientes pierden poder adquisitivo, eso se puede ralentizar mucho.

Nos hemos malacostumbrado todos. Los coches siguieron el camino de los productos tecnológicos. Recién vendido, ya está obsoleto. “Si falta un año para el restyling no me lo compro para no tener un coche “desfasado”, mejor me espero”. Y si un modelo no se remodela en 4-6 años, bueno, ¡cómo osan!

Si los coches han mejorado tanto en los últimos años, es porque los fabricantes han tenido beneficios. Han caído ya algunos como Saab, Maybach o Mercury. Cuanto menos dinero ganen, más lejos estaremos de ir a la última. Y menos mal que los fabricantes chinos no venden aquí, que si no, sería aún peor.

Vía | Automotive News
Fuente | ACEA

Temas
Comentarios cerrados
Inicio