Compartir
Publicidad

El efecto de Uber en los taxistas estadounidenses: menos ingresos, mismos puestos de trabajo

El efecto de Uber en los taxistas estadounidenses: menos ingresos, mismos puestos de trabajo
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los servicios de viajes compartidos han supuesto un auténtico revulsivo en la movilidad en las ciudades, hasta tal punto de promover movimientos reivindicativos. Hace unos días, el hashtag #DeleteUber se viralizó y se convirtió en un boicot a la compañía por mejorar sus tarifas durante una huelga de taxistas de Nueva York. El gremio protestaba por el veto migratorio de Donald Trump.

En España, el sector del taxi también está en pie de guerra, pero por la amenaza que supone para este sector los servicios de Uber o Cabify. Un equipo de la universidad de Oxford ha revelado en un estudio el impacto en los taxistas convencionales en Estados Unidos: ha mermado sus ingresos, pero no ha reducido puestos de trabajo.

Una redistribución de los ingresos

El estudio "Drivers of Disruption? Estimating the Uber Effect" afirma que el empleo aumentó significativamente en las ciudades que adoptaban la plataforma Uber como forma de transporte en los desplazamientos urbanos.

La investigación incluye los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos entre 2009 y 2015, que les permitieron analizar el efecto que tuvo Uber sobre la mano de obra de los conductores en varias ciudades estadounidenses. Algunos de los resultados eran previsibles, pero otros han sorprendido.

Consecuentemente, cada vez que Uber se instalaba en una ciudad el número de conductores autónomos aumentaba un 50%. Podríamos afirmar que este aumento afectaría al número de empleos de conductores de taxis asalariados, pero no es así. Según el estudio, el número de taxistas convencionales no disminuyó, de hecho, se produjo un ligero aumento.

Taxi

Estos datos no implican que la llegada de Uber no haya tenido un impacto negativo. El análisis demuestra una redistribución de los ingresos desde los asalariados por cuenta ajena hacia los conductores autónomos: los ingresos medios por hora de los conductores de taxi por cuenta ajena han caído en alrededor de un 10% en las ciudades con el servicio de Uber.

Los conductores autónomos, por su parte, han disfrutado de un efecto contrario: un aumento del 10% en los ingresos por hora.

En Estados Unidos el número de nuevos conductores asociados con Uber ha crecido exponencialmente: mientras que menos de 1.000 personas se unieron a la plataforma en enero de 2013, casi 40.000 lo hicieron un año después. Aunque no se ha establecido una conexión directa con la llegada de Uber, es cierto que el número de viajes por taxi en San Francisco, cuna de la plataforma, se ha visto reducido en un 65% entre 2012 y 2014.

El estudio concluye que no existen evidencias de un impacto negativo debido a la presencia de esta plataforma en el panorama laboral de servicios de transporte, ya que la tasa de empleo general aumentó en aquellas ciudades en las que Uber estaba presente.

La situación en España

Smartphone

La expansión de la economía compartida abre el debate de si supondrá la desaparición de los trabajos tradicionales, especialmente en el sector del taxi. Los conductores han visto incrementada la competencia de servicios digitales como Uber, que no posee coches, sino que ofrece una plataforma para pasajeros y conductores autónomos, que lo único que necesitan es estar sentados en su coche y conectarse a la app.

En España el sector del taxi se ha puesto en pie de guerra debido al aumento de licencias VTC (Vehículo de Transporte con Conductor), que permiten operar a servicios como Uber o Cabify. El precio está a punto de duplicarse con respecto a 2014.

Esta situación tiene su porqué en las dificultades para acceder a una licencia; se han convertido en un bien muy preciado que además ha visto aumentar su precio hasta límites inimaginables. Por eso, piden compensaciones al gobierno.

Estudios como el de la Universidad de Oxford no tienen una aplicación generalizada, por lo que no podríamos afirmar que el impacto de Uber y otras plataformas fuera el mismo en Estados Unidos y que en España.

Lo cierto es que los pasajeros nos encontramos ante la disyuntiva de si seguir ampliando la cartera de clientes de un sector que hasta hace algunos años se podía considerar monopólico, o abrir las puertas a una nueva forma de desplazarse en la que los usuarios decidan quién les lleva a los sitios.

Vía | MIT Techonology Review
En Motorpasión | De la lluvia de licencias para Uber y Cabify frente al taxi... a una nueva burbuja en el transporte de viajeros | Siete sindicatos de Europa y América plantan cara a Uber y Amazon por "feudalismo digital"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos