Compartir
Publicidad

El Dieselgate se cobra otra víctima: Volkswagen echa a Müller, o Müller se cansa de Volkswagen

El Dieselgate se cobra otra víctima: Volkswagen echa a Müller, o Müller se cansa de Volkswagen
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A estas alturas ya no es un rumor. Matthias Müller, actual CEO de Volkswagen, dejará el cargo en breve. El propio grupo Volkswagen aseguraba en un comunicado potenciales cambios en su cúpula directiva. Los rumores apuntan a que su sustituto sería Herbert Diess, actualmente al frente de la marca Volkswagen.

Un cambio de directivo en un gran grupo industrial nunca es anodino. Y menos en el grupo Volkswagen, el primer productor mundial de automóviles. Esto es lo que sabemos hasta ahora y qué supone para el grupo VAG ese cambio.

Las razones por las que prescinden de Müller dos años antes de que termine su contrato son múltiples y nadie en Volkswagen se ha querido pronunciar al respecto. Sin embargo, existen varias teorías. Esto es lo que sabemos.

Matthias Müller deja paso a un equipo nuevo

Las razones de su marcha no son de índole económicas, ya que el grupo VAG vendió 10,74 millones de vehículos en 2017, un 4,3 % más que en 2016 y multiplicó por dos su beneficio operativo. Sino más bien fruto de la necesidad de dar un giro al grupo.

Aunque Matthias Müller no era un protegido de Martin Winterkorn, sí que consiguió sus mayores ascensos bajo el mandato de Winterkorn. Procedente de Audi, donde fue product manager del Audi A3 y posteriormente de toda la gama, fue nombrado coordinador de Audi y Lamborghini en 2002. En 2007, tras la llegada de Winterkorn al poder, pasa a controlar la estrategia de producto de todas las marcas del grupo Volkswagen.

En octubre de 2010 pasa a dirigir Porsche y en 2014 es nombrado jefe de comunicación de Porsche Automobil Holding, la casa madre del grupo Volkswagen (el holding posee el 51 % de VAG). Su marcha puede ser visto como una operación de limpieza. El grupo necesita gente nueva. Y su posible sucesor, Herbert Diess, es justamente eso, sangre nueva que no esté "contaminada" por la cultura empresarial de las eras Piëch y Winterkorn. Pues entró en Volkswagen en 2014, procedente de BMW, donde estuvo desde 1996.

Herbert Diess

Otras fuentes, apuntan a que Müller no ha sido capaz de enterrar el Dieselgate, que se pasase página. En Volkswagen, podrían considerar que Müller ha llegado a un punto en el que ya no puede controlar los daños del Dieselgate. Las repercusiones no han cesado y están ya afectando a toda la industria alemana, la cual pasa a estar bajo sospecha permanente de hacer algún tipo de trampa.

El Dieselgate no termina de dar coletazos

Las mismas fuentes apuntan a un nerviosismo generalizado en Volkswagen por no poder dejar atrás cuando antes el escándalo y avanzar con la electrificación de su gama, única manera de dejar atrás el Dieselgate. Hace unos días, el Deutsche Bank, que es la mayor fuente de financiación del grupo, despidió a su presidente ejecutivo, John Cryan, debido a pérdidas constantes de la entidad. Viendo el panorama, en Volkswagen han optado por un cambio drástico en su dirección con la esperanza de que el nuevo equipo consiga dar un nuevo rumbo a la empresa.

Mueller Ceo VW

A la cuestión de si Müller se va de forma voluntaria o si lo despiden. Todas las fuentes apuntan a que está dispuesto a irse. Recordemos que Müller se vio catapultado al puesto de CEO del grupo tras el estallido del escándalo del Dieselgate. No es un puesto que deseaba.

Müller, simplemente, no quiere seguir en el puesto

Müller siempre se presentó como un jugador de equipo. Y, según cuentan en Handelsblatt, Müller no quiere repetir los errores de su predecesor. No se considera indispensable y ha decidido que a sus casi 65 años, no quiere seguir en el puesto dos años más.

Matthias Mueller Matthias Mueller no optaba al pusto de CEO del grupo Volkswagen. Procedente de Porsche, fue nombrado como medida de emergencia tras el estallido del Dieselgate.

Y esa sería la razón de su marcha. Las luchas internas entre las familias que controlan el grupo (Porsche y Piëch), los sindicatos y el estado Baja Sajonia, hacen que sea complicado para Müller implementar los cambios necesarios para mantener a Volskwagen en el puesto número 1.

Su posible sucesor, Herbert Diess, es presentado como un especialista en reducir costes de producción. Al frente de Volskwagen ha conseguido que los costes y la eficiencia de la marca sean casi iguales a los de Toyota. Eso sí, no ha tocado a los empleos y los ha garantizado hasta 2025 con el fin de lograr sus objetivos de reducción de costes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio