Compartir
Publicidad
Publicidad

"¡Eh, mírame!", o el negocio de las mulas

"¡Eh, mírame!", o el negocio de las mulas
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nos avisa Marc por Twitter: ha divisado esta mula, este coche de pruebas, en mitad de Barcelona (nada menos que en Pau Claris con Consell de Cent; vamos, como para pasar inadvertido) y quiere saber qué coche es. La pregunta que me interesa no es cuál es ese coche, sino por qué está ahí.

Meses atrás nos sucedió algo parecido con el BMW i8, también en Barcelona. Comenzó a pasearse arriba y abajo, dejándose hacer fotos junto al mar (lo sacaron los compañeros de Autoblog) y en un popular centro comercial de la ciudad (que fue lo que sacamos nosotros aquí). De todo, menos encuentros casuales. ¿Un escaparate con ruedas, quizá?

Cosa diferente, entiendo, es andar por una carretera y, de repente, ver un coche camuflado, al estilo del Lamborghini Cabrera que había semanas atrás en Extremadura. Allí el Grupo Volkswagen tiene su base de pruebas y, bueno, digamos que es lógico encontrar mulas deambulando por la zona. Pero esto de pasearse con un coche disfrazado de ¡eh, mírame! por el medio de una ciudad...

BMW i8, mula de pruebas
BMW i8 avistado en Barcelona

Levanta expectación, sí. Hace que hablemos de esos modelos, sí. Pero no sé yo si es la mejor manera. Supongo que esto nos llevará a que en un futuro sean las propias marcas las que creen concursos en plan ¿Dónde está Wally? para que los fans de la marca busquen la mula de turno. Con pelotas de playa y camisetas como fantásticos regalos, claro.

Algo así hicieron los de General Motors en California el año pasado con el Chevrolet Spark eléctrico. Retaban a los aficionados a las fotos espía a que encontrasen sus pequeños utilitarios circulando en fase de pruebas, sacaran una foto del código QR que llevaban en el lateral y, con él, pudieran seguir por ordenador la evolución del coche, sus recorridos, sus ciclos de carga y descarga...

Quizá pronto lleguemos a eso, y la mula de pruebas deje de ser un escaparate para convertirse en un negocio del que todos, tanto fabricantes como aficionados al Motor, podamos sacar partido.

¡Un saludo para Marc!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos