Publicidad

Canoo es el coche eléctrico que pretende reinventar nuestra relación con el automóvil a partir de 2021

Canoo es el coche eléctrico que pretende reinventar nuestra relación con el automóvil a partir de 2021
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Durante décadas apenas hubo nuevos fabricantes de automóviles, más allá de la creación de marcas por parte de los grandes grupos, como GM y Toyota. De hecho, lo habitual es que desaparecieran marcas.

Estos últimos años, sin embargo, las starts ups de coche eléctricos han ido apareciendo como setas. La última en hacerlo es Canoo. Y ha presentado recientemente su primer coche, de curioso diseño, y que espera comercializar exclusivamente vía un modelo de suscripción.

La propuesta de Canoo es arriesgada. Y no tanto por el diseño del coche, un monovolumen de aires minimalistas y diseño casi simétrico.

Su primer coche es una propuesta arriesgada. En Canoo lo describen como un salón sobe ruedas, pero es también toda una declaración de intenciones. Es un tipo de vehículo que hasta ahora solo hemos visto en forma de concept car, como el Renault EZ-GO. Si bien el Canoo todavía no está en su fase de comercialización, lo estará en 2021.

Pero también es un diseño funcional. Las dimensiones del Canoo son las de un compacto estadounidense (lo que para nosotros sería un como un BMW Serie 3 o Lexus IS) y aun así ofrece un amplio espacio para siete pasajeros. Por cierto, de momento, solo equipa sistemas de ayuda a la conducción de tipo ADAS, es decir, está en el nivel 2 de conducción autonóma (como casi todos los fabricantes) y aspiran a llegar al nivel 3 en breve.

Chasis de tipo skateboard y celdas de Tesla

Canoo 02

La estructura de base es la de una skateboard que integra la batería y el o los motores. La batería cuenta con las mismas celdas cilíndricas 2170 que tan buenos resultados le dieron a Tesla. Canoo anuncia que su batería tendrá una capacidad nomimal de 80 kWh, con una autonomía de 250 millas (400 km) y la capacidad de cargar al 80% en 30 minutos.

La mayoría de las startups de coches eléctricos, y no tan startups, al otro lado del charco parecen ver en la estructura de tipo patinete o skateboard la manera ideal de crear toda clase de coches.

Canoo 01

Y es que con una dirección eléctrica de tipo by wire (aunque con redundancia mecánica, como marcan las normas de homologación) y todo el tren automotriz “escondido” en el skateboard, los diseñadores tienen una libertad casi absoluta a lo hora de crear el tipo de carrocería que irá sobre la estructura.

Exclusivamente vía suscripción

Canoo 06

El primero de estos coches es el monovolumen presentado aquí. Estará disponible primero en California y posteriormente en las grandes ciudades costeras de Estados Unidos exclusivamente bajo suscripción. Y ese es el mayor riesgo que corre la compañía, su propio modelo de negocio.

La idea de Canoo no es ofrecer un servicio de suscripción como los que existen actualmente, como el Porsche Passport en Estados Unidos o el Care by Volvo en Europa. La idea de Canoo es muy similar a la de un servicio de car sharing, al estilo de Car2Go o Emov, con la excepción de que no has de compartir el coche. Es como si fuera tuyo.

Canoo 08

Canoo prevé que todas las formalidades, desde el seguro y el mantenimiento hasta la gestión de los puntos de cargas, pasando por todo el papeleo necesario, se gestionarán vía una sola app y una sola forma digital. La ides es que el cliente se suscriba vía móvil y Canoo se encarga de llevarle el coche a su casa. No habrá un tiempo mínimo de suscripción, el cliente podría devolver el coche a los dos días como a los dos años.

Sin fábrica y sin intención de tenerla

Otro punto que diferencia a Canoo del resto de startups es la producción del coche. Canoo no tiene fábrica ni pretende tenerla. Como muchas personas de su equipo vienen de la industria del automóvil, saben lo qué representa fabricar un coche y por eso subcontratarán la producción. No quieren que les pase como a Tesla y sus cuellos de botella.

Canoo 05

Es algo relativamente común en la industria del automóvil. El mayor fabricante subcontratado es Magna Steyr, que fabrica por ejemplo, en Europa, el Jaguar I-PACE, una serie de modelos para BMW y el Mercedes Clase G. Y lo más probable es que finalmente sea Magna Steyr, justamente.

Canoo se diferencia también de otras startups por quienes la forman y por su modelo de negocio. Fundada por ex ejecutivos de BMW (entre ellos Ulrich Kranz, ex jefe de diseño de BMW i), después de trabajar brevemente para Faraday Future, Canoo representa las grandes esperanzas de un nuevo enfoque para la movilidad eléctrica, pero también debe responder a la gran pregunta de si un modelo de negocio basado exclusivamente en la suscripción puede ser viable.

En función de como el mercado acoja el Canoo, veremos si finalmente hay un verdadero cambio en la realidad del mercado, es decir, si se impone el pago por uso de un producto (modelo de suscripción) y el mercado abandona la idea de poseer un producto, ya sea comprándolo o vía renting, leasing o financiación.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir