Compartir
Publicidad

Ayudas a la compra de coches eléctricos ininterrumpidas hasta 2020 en función de la renta: lo propone Unidos Podemos

Ayudas a la compra de coches eléctricos ininterrumpidas hasta 2020 en función de la renta: lo propone Unidos Podemos
47 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un plan de ayudas a la compra de vehículos eléctricos ininterrumpido para los próximos dos años: ésta es la propuesta que ha dejado sobre la mesa en grupo parlamentario de Unidos Podemos ante el Congreso de los Diputados, enmarcado en la Comisión de Economía, Industria y Competitividad, y que tacha de insuficiente los planes llevados a cabo hasta la fecha por el Gobierno.

Los incentivos para la compra de coches eléctricos siguen sin ir a la par con las restricciones que planean imponer las administraciones con las mecánicas de combustión en el punto de mira. Es por ello que el grupo parlamentario formado por la colación de izquierdas solicita mejorar los planes de incentivos a fin de popularizar las mecánicas alternativas.

Unidos Podemos, propone un plan de incentivos que mejore el Plan Movea, que ha estado en activo durante varios años para acabar convertido en el Plan MOVALT lanzado a finales de 2017 y cuyo presupuesto se agotó en menos de 24 horas. Actualmente, el Gobierno ya ha asignado un 0,6% de los Presupuestos Generales del Estado a una reedición del MOVALT, que recibe el nombre de VEA y que se dotará de 50 millones de euros. Su puesta en marcha se prevé para este verano.

Los planes de incentivos deben perdurar en el tiempo

Renault ZOE ZE 40

La coalición de izquierdas propone otorgar un mayor presupuesto a este tipo de ayudas a la compra de coches eléctricos y que tenga continuidad en el tiempo. Además, Unidos Podemos ha propuesto diferentes criterios de progresividad para tanto su concesión como su cuantía vayan en función de la renta de los beneficiarios.

Según el diputado de Izquierda Unida Ricardo Sixto, la fórmula usada hasta la fecha por el Partido Popular ha sido "ineficiente, insuficiente e inadecuada". Por ese motivo el grupo parlamentario reclama "un plan estable de ayudas económicas para el vehículo eléctrico, ininterrumpido hasta el año 2020" para evitar que las ventas se concentren en momentos puntuales, quedándose paralizadas en el momento en el que se agota la dotación a la espera de la aprobación de nuevas ayudas.

En su propuesta, y a diferencia del Plan VEA y MOVALT, Unidos Podemos alude únicamente a coches eléctricos, y no a vehículos de mecánicas alternativas que se incluyen en ambos planes de incentivos del Gobierno, correspondiente tanto a coches alimentados por gas (Autogas y Gas Natural), así como a eléctricos puros, híbridos enchufables, de pila de combustible y eléctricos de autonomía extendida. Los híbridos convencionales siguen quedándose fuera a pesar de ser los más viables a día de hoy al no requerir de infraestructura.

La transición al coche eléctrico, inadecuada

Bmw 330e PHEV

El grupo de la izquierda ha criticado duramente la escasa asignación presupuestaria para este tipo de planes, que se traduce en una total efemeridad. Los 20 millones de euros destinados a ayudas para la compra de coches alternativos del Plan MOVALT se agotaron el mismo día que se abrió el plazo para solicitarlas y el tiempo dirá cuánto tardarán en agotarse los 50 millones del Plan VEA.

"Es insólito que el Gobierno considere que las cantidades presupuestadas para financiar actuaciones de apoyo al vehículo eléctrico son suficientes para cambiar el parque móvil español", ha señalado Sixto. "La respuesta del Gobierno es siempre la misma: acompañar un proceso lento de transición en lugar de liderarlo", añade el diputado de Izquierda Unida.

Unidos Podemos reclama al Gobierno una asignación que garantice la financiación pública tanto a corto como medio plazo, evitando que el acceso a este tipo de automóviles se concentre entre los segmentos de población de mayor renta.

Los coches eléctricos no llegan ni al 1% en ventas

Ventas De Coches Pive Movea

La democratización de los coches eléctricos requiere desde luego un paso adelante por parte de la Administración para acompañar las restricciones impuestas a los modelos de combustión convencional. No obstante, su presencia en el mercado, aunque se ha incrementado notablemente los dos últimos años, sigue siendo anecdótica.

El máximo histórico de cuota de mercado, registrado en enero de 2018, fue de 0,713%, es decir, no llega ni al 1%. Propuestas como ésta podrían ayudar a paliar esta deficiencia, aunque se echa de menos que incluya también inversión en infraestructura tal y como si contempla el MOVALT y el VEA, y que su duración en el tiempo vaya más allá de 2020.

En definitiva, queda un largo camino por recorrer para ver las carreteras con mayor porcentaje de vehículos alternativos respecto a los de combustión. En este punto también será clave el precio de estos modelos y la democratización de estas tecnologías de cara a los fabricantes, cuyo porcentaje sigue siendo menor que el de los motores convencionales.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio