Compartir
Publicidad

Alibaba se apunta a lo de vender coches con máquinas expendedoras como si fueran latas de Coca-Cola

Alibaba se apunta a lo de vender coches con máquinas expendedoras como si fueran latas de Coca-Cola
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Concesionarios convertidos en máquinas expendedoras. El concepto no es nuevo y cada vez encontramos más ejemplos. El último viene de la mano del gigante chino de comercio eléctrónico Alibaba que, a través de su plataforma Tmall, acaba de poner en marcha en Cantón (China) una máquina expendedora bautizada como 'Supercentro de pruebas de conducción' y que por el momento se limita a comercializar modelos de Ford.

Aunque la apertura de su primer centro expendedor de coches estaba programado para principios de 2018, ha sido ahora cuando Alibaba ha estrenado su concesionario sin vendedores. También ha cambiado el lugar, escogiendo finalmente Cantón y no Nanjing.

La llegada de este curioso sistema que te vende coches como si fueran refrescos ha venido de la mano con el comercio electrónico, por lo que no es de extrañar que un consorcio como Alibaba se haya sumado con su 'Supercento de pruebas de conducción'. ¿Más ejemplos? Pues el de Caravana en Nashville o el de Autobahn Motors, que comercializa coches de lujo en un impresionante edificio de cinco plantas y con hasta 60 modelos expuestos.

En el caso de Alibaba, su centro de venta a modo de autoservicio se materializa en un edificio que puede albergar hasta 42 vehículos y que va equipado con un sistema de elevación inteligente, así como con un dispositivo de indentificación. Todos están expuestos y pueden verse a pie de acera como ocurre con los anteriores ejemplos mencionados.

¿Cómo funciona la máquina de vending de Alibaba?

Ford y Alibaba estrenan su máquina expendedora de coches

El concesionario a modo de máquina expendedora de Alibaba opera a través de una aplicación de smartphone. Los clientes escogen qué modelo les interesa de los disponibles y la app les envía toda la información del mismo. El siguiente paso es probarlo, de ahí el nombre. Una vez elegido, y habiendo abonado un depósito previo, es tan sencillo como escoger una fecha y acercarse al punto de venta: el sistema robotizado te dejará tu coche en la calle.

Para ello, la aplicación solicita que te hagas un selfie y, a través de un sistema de reconocimiento facial, la máquina identifica modelo y cliente. Fácil y sencillo. Tras este proceso, los usuarios podrán probar el automóvil durante un plazo de tres días: pasado el plazo, tendrán que escoger entre comprarlo o devolverlo.

La compra se realiza a través de la misma app, aunque también se puede optar por probar otras versiones y modelos. Sin embargo, para evitar un "barra libre", Alibaba limita la posibilidad de conducir el coche a cinco automóviles por usuario al mes.

Por el momento, sólo automóviles Ford

Ford y Alibaba estrenan su máquina expendedora de coches

A finales del año pasado, Alibaba confirmaba que su intención es contar con docenas de estos concesionarios automatizados a lo largo y ancho de China. El de Cantón ha sido el primero, pero la plataforma de correo electrónico pretende estrenar más a lo largo de 2018.

Por otro lado, la plataforma asiática sólo ha llegado a un acuerdo con Ford, aunque su intención, como bien mostraba en el vídeo lanzado a finales de año, es ser un multimarca. La alianza entre Alibaba y el fabricante norteamericano se firmaba en diciembre de 2017: ambas empresas han asegurado que continuarán explorando otras oportunidades de cooperación comercial basada en smartphones, aplicaciones, marketing digital o inteligencia artificial.

Los modelos disponibles de la marca del óvalo no son pocos: del Mondeo, al Kuga, pasando por el Explorer o el Mustang. Máquinas servidas por máquinas, el futuro lleva mucho tiempo siendo presente...

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio