Publicidad

En 2021 subirá la gasolina y bajará la luz: el Gobierno impulsa una reforma para repartir la 'factura' de las renovables

En 2021 subirá la gasolina y bajará la luz: el Gobierno impulsa una reforma para repartir la 'factura' de las renovables
44 comentarios

El Gobierno aprobó el pasado martes 15 de diciembre el anteproyecto de ley para crear el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE), cuyo objetivo es "evitar subidas en el precio de la electricidad" y equilibrar el sistema eléctrico. Este fondo financiará las energías renovables y lo alimentarán las empresas comercializadoras de gas natural y electricidad y las petroleras en función de sus ventas.

Esta estrategia hará que baje el recibo de la luz, pero es más que seguro que implique una subida de carburantes (si las petroleras deciden repercutirlo en el consumidor).

Repartir la 'factura verde' entre todos

Fotovoltaica

Con el FNSSE se financiarán las políticas dirigidas al impulso de las energías renovables, cogeneración y residuos, que se sacan actualmente de la factura de electricidad. El Anteproyecto de ley busca que los aproximadamente 7.000 millones de ayudas a las renovables lo paguen también los combustibles fósiles.

Así, el Ejecutivo central quiere que repartir la 'factura' de las renovables entre los operadores de electricidad, de gas y de productos petrolíferos, lo que debería hacer que el recibo doméstico de la luz baje un 13 % en un plazo de cinco años.

Es decir, el coste que hasta ahora pagaban de forma íntegra los consumidores de electricidad lo asumirán los ciudadanos vía impuestos, las comercializadoras de luz, de gas y los vendedores de productos petrolíferos.

Atiende así a la queja de las eléctricas, que consideran que el coste de reducir las emisiones de CO₂ recae principalmente en la electricidad.

Y es que los combustibles fósiles contribuyen a financiar las energías renovables, reduciendo la tasa que pagan por ellas los consumidores en la factura de la luz.

Factura

Con el FNSSE las eléctricas contribuirán con 1.500 millones de euros en los próximos cinco años (más de un 31 % del fondo), mientras que las petroleras tendrán que aportar 2.085 millones entre 2021 y 2025.

Con este esquema, las cuatro principales petroleras de España, Repsol, Cepsa, BP y Galp, asumirán un 40 % de esta 'factura verde'. De lo contrario, según el Ministerio para la Transición Ecológica, la Ley en vigor obliga a ajustar al alza de manera automática la parte regulada del recibo de la luz, lo que supondría un incremento de entre un 10 % y un 15 % de la factura.

Petroleo

Las operadoras de gas harán lo propio con una aportación de 1.181 millones. Y ojo porque estas aportaciones son obligatorias, y en el anteproyecto ya se contemplan multas económicas de hasta 60 millones de euros para las empresas que no lo cumplan, aunque se establecen exenciones y compensaciones para los sectores con menor capacidad de adaptación al sistema.

Francia y Alemania han llevado a cabo reformas fiscales similares para que las energías paguen impuestos de forma proporcional a sus emisiones de CO₂.

¿Subirán los carburantes?

Carretera

De momento no se sabe de qué forma afectará esta nueva distribución de la 'factura' de las renovables al consumidor, pues dependerá de si los comercializadores deciden repercutirlo en el cliente de forma directa para compensar esta partida extra.

Teniendo en cuenta que las petroleras no son ONG, es casi seguro que así sea.

Ya se habla de que podría encarecerse el litro de combustible en 7 céntimos, IVA incluido, y que las petroleras podrían incluso recurrir la medida.

Este Anteproyecto de ley podría empezar a aplicarse a mediados del año que viene, cuando se apruebe en el Parlamento.

En Motorpasión | Así era el coche de Hitler: el Großer Mercedes que le hacía sentir más alto que los demás

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios