Compartir
Publicidad

El Honda NSX 2019 estrena ligeros cambios, pero promete ser dos segundos más rápido en Suzuka

El Honda NSX 2019 estrena ligeros cambios, pero promete ser dos segundos más rápido en Suzuka
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El superdeportivo híbrido de Honda, lanzado hace ya unos años, se renueva. El Honda NSX 2019 es ahora más dinámico y personalizable, gracias a ajustes a nivel de chasis, nuevos neumáticos, cambios en el sistema de propulsión o una paleta de colores de carrocería ampliada.

Exteriormente destaca el nuevo color Thermal Orange con efecto perla, que además puede llevar las pinzas de freno a juego en tono naranja cuando se equipan los frenos carbocerámicos opcionales. Además, ahora hay nuevos acabados brillantes y la parte superior de la parrilla ahora no es cromada, ya que va pintada en el mismo color de la carrocería.

El Honda NSX 2019 ya ha comenzado a fabricarse durante este mismo mes de agosto de 2019, aunque las primeras unidades no serán entregadas a clientes hasta finales de año. El habitáculo, por último, ofrece una tapicería de cuero de color rojo o bien de cuero y alcántara, aunque en color Azul Indigo.

Dos segundos más rápido en Suzuka

Según el fabricante japonés, estos ligeros cambios pretenden hacer del Honda NSX un coche igual de utilizable en el día a día pero más capaz en circuito. Ahora equipa barras estabilizadoras de mayor tamaño y una serie de componentes para ganar en rigidez (+26% en el eje frontal y +19% en el trasero).

Honda NSX 2019

Además de ajustes en la suspensión y en la dirección (que no se detallan), el NSX recibe ajustes a nivel electrónico para la gestión del sistema de propulsión, las propias suspensión y dirección, o los sistemas de estabilidad. La marca asegura que los amortiguadores ofrecen ahora más comodidad en el modo más suave, pero mantienen la rigidez en el más deportivo.

El cliente de NSX dispone ahora de unos neumáticos Continental SportContact 6 de serie, creados específicamente para el modelo nipón y que, según la marca, ofrecen un mayor rendimiento tanto en seco como en mojado, y mejoran la respuesta del vehículo en aceleración, curva y frenada.

Entre las mejoras para el tren de potencia destacan inyectores optimizados para el motor térmico (un V6 de 3.5 litros), nuevo filtro de partículas (el NSX es ahora Euro 6d-TEMP) o una nueva gestión térmica para el turbocompresor. Honda afirma que el modelo es ahora 2 segundos más rápido (que no es precisamente poco) en el conocido circuito de Suzuka, en Japón.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio