Unos australianos añaden azúcar a una batería de litio-azufre y aseguran que aumenta su vida útil a más de 1.000 de cargas

Unos australianos añaden azúcar a una batería de litio-azufre y aseguran que aumenta su vida útil a más de 1.000 de cargas
10 comentarios

Un grupo de científicos australianos han estado trabajando con el azúcar para intentar mejorar la vida útil de las baterías de litio-azufre.

Y es que, para intentar mejorar las baterías de cara al futuro del coche eléctrico son varias las empresas o universidades investigando que algunas muestran resultados prometedores.

Las baterías de litio-azufre pueden superar a las actuales

pila

El grupo australiano ha estado trabajando sobre el electrodo de litio negativo, introduciendo un aditivo con base de azúcar en la arquitectura en forma de red, actuando como un aglutinante y formando microestructuras que ayudan a regular el comportamiento de los polisulfuros.

El resultado en una celda experimental con el aditivo de azúcar mostró una capacidad de cerca de 700 mAh por gramo y se mantuvo durante 1.000 ciclos de carga y descarga.

“Cada carga dura más, lo que prolonga la vida útil de la batería”, explica Yingyi Huang primer autor de la investigación y estudiante de doctorado. La idea de esta innovación en el campo de las baterías es poder incluirlas en un futuro en los coches eléctricos para que la esperanza de vida de estos automóviles sea mayor, así como tener una mejor autonomía.

Las baterías con azufre presentan algunos problemas  que impiden las aplicaciones prácticas de las baterías de litio-azufre, como la mala conductividad eléctrica del azufre o la expansión de volumen del azufre durante el proceso de descarga y descarga de la batería. Estos problemas dan como resultado una capacidad específica baja y un ciclo de vida vida pobre en estas baterías.

Para solucionarlo, un equipo de investigadores de la Universidad Jiangsu Normal en China ha desarrolló un aerogel de carbono-azufre activado con boro, que potencia la densidad energética de las baterías de litio-azufre.

bat

Otro equipo de investigadores de la Universidad de Monash, en Melbourne, que aseguran que la batería de litio y azufre que han creado es la "más eficiente del mundo" y puede superar cuatro veces las baterías tradicionales.

Aseguraron que podía mantener un smartphone cargado durante cinco días seguidos o dotar a un coche eléctrico de 1.000 kilómetros de autonomía entre cargas.

Solo queda saber si este tipo de baterías pueden producirse a gran escala y finalmente pueden aplicarse en los coches eléctricos.

En Motorpasión | Los progresos técnicos que se esperan en los coches eléctricos: de las baterías de litio-sulfuro a nuevas técnicas de fabricación

Temas
Inicio