La solución para cargar tu coche eléctrico si no tienes garaje está en las alturas: estos cargadores son retráctiles y están en los postes de luz

La solución para cargar tu coche eléctrico si no tienes garaje está en las alturas: estos cargadores son retráctiles y están en los postes de luz
16 comentarios
HOY SE HABLA DE

Estás junto a un poste de luz, abres un app y de ese poste baja lentamente un cable con un cargador para coches eléctricos. Ya puedes recargar la batería de tu vehículo eléctrico, y cuando termines el cable se volverá a enrollar y se introducirá en un compartimento metálico. Se trata de un proyecto que la ciudad de Seattle tiene en marcha desde 2021: una estación de carga retráctil y bajo demanda que se aloja sin molestar a nadie en un poste de luz.

Los cargadores retráctiles se han posicionado como una gran alternativa a los puntos de carga tradicionales por varios motivos: no ocupan espacio, son más económicos a la hora de instalarse y sobre todo, dejan fuera del alcance de ladrones y vándalos la infraestructura de carga. Pero no son muy comunes.

Una solución para los que no tienen garaje

El objetivo es instalar estos cargadores retráctiles, de 9,6 kW, en base a las necesidades de los vecinos, que tendrán que presentar una solicitud. Si hay consenso, se instala una de estas cajas metálicas en los postes de la luz del barrio, a unos tres metros de altura, y todo aquel que tenga un vehículo eléctrico podrá hacer uso de él. La cara B: un vehículo de combustión no podrá aparcar en estas plazas. Un formato que, hasta la fecha, está teniendo mucho éxito en Seattle y Massachusetts.

Según se detalla, la infraestructura -a cargo de la empresa eléctrica National Grid- puede proporcionar un vehículo eléctrico medio hasta 50 km de autonomía por hora de carga. Pero ojo, porque el estacionamiento en el espacio estará limitado de lunes a viernes a tres horas, y holgazanear conlleva una multa de 124 dólares. Esto significa que el conductor no podrá terminar de cargar la batería al completo por el día, pero el estacionamiento y la carga durante la noche son ilimitados. Pero resulta una solución efectiva para aquellos que no cuentan con garaje privado y cada vez hay más de estos puntos en EEUU.

La mayoría están ubicados en lo alto de postes de madera, aunque algunos pueden residir en postes de luz de acero o en pedestales sobre las aceras. La instalación de cada nido de carga podría costarle a la ciudad entre 11.000 y 25.000 dólares, lo que supone entre un 30 y un 40 % menos que un punto tradicional, pues las tareas de instalación no son agresivas, pero requieren de trabajos concienzudos en cuando a hardware.

Foto | Plug and Play EV

Temas