El precio de las baterías de coches eléctricos está bajando, pero corre el riesgo de dispararse

El precio de las baterías de coches eléctricos está bajando, pero corre el riesgo de dispararse
12 comentarios

Según el último estudio de BloombergNEF, el precio el paquete de baterías está cayendo y a día de hoy es casi un 90 % más barato que hace diez años, pero este déficit puede invertirse, ya que el precio de las materias primas para su fabricación están en riesgo de dispararse.

Fabricantes como Renault y Ford quieren bajar de los 80 dólares/KWh

Cadena de montaje

Hace 10 años, el precio de las baterías de iones de litio ascendía hasta los 1.200 dólares por kWh y, en 2021, este valor se ha reducido a los 132 dólares por kWh, lo que supone una caída del 89 %.

Esta reducción de precio se ha visto reflejado también el precio de los coches eléctricos, que pese a ser más caros que los térmicos, el precio se ha podido reducir debido al bajo coste de los materiales.

Pero esto se puede invertir en los próximos años. De hecho, desde BloombergNEF, consideran que los precios promedio de los paquetes de podrían aumentar hasta los 135 dólares por kWh en 2022 en términos nominales.

Precio de las baterías
Fuente: BloombergNEF.

Esto se ha podido ver reflejado en la segunda mitad de año, que desde la consultora aseguran que el impacto del aumento de los precios de las materias primas y el aumento de los costos de materiales clave como los electrolitos ha ejercido presión sobre la industria.

El precio de las baterías para los coches eléctricos en concreto, fueron de 118 dólares por kWh en una base promedio ponderada por volumen en 2021.

A nivel de celda, los precios promedio de eléctricos fueron de solo 97 dólares por kWh. Esto indica que, en promedio, las celdas representan el 82 % del precio total del paquete.

Los precios continuaron cayendo en 2021, de hecho, el pasado mes de septiembre, desde BloombergNEF aseguraron que las baterías se encontraban a 137 dólares por kWh, pero ya avisaron del riesgo de disparo para los próximos años.

Hasta ahora, las celdas de baterías de litio-ferrofosfato (LFP) eran casi un 30 % más baratas que las celdas de níquel, manganeso y cobalto (NMC) en 2021. Sin embargo, incluso las baterías más baratas que son las LFP, están particularmente expuestas a los precios del litio, han sentido el impacto del aumento de los costos en toda la cadena de suministro.

De hecho, desde el pasado mes de septiembre, los productores chinos han aumentado los precios de las baterías LFP entre un 10 % y un 20 %.

Coche eléctrico

Que aumente el precio de las materias primas significa que, en el corto plazo, los precios promedio de los paquetes podrían aumentar a 135 dólares por kWh el próximo año.

Esto podría significar que el punto en el que los precios caen por debajo de  100 dólares por kWh podría retrasarse dos años, lo cual afecta de manera directa a la asequibilidad de los vehículos eléctricos o los márgenes de los fabricantes y podría dañar la economía de los proyectos de almacenamiento de energía.

Fabricantes como Renault y Ford han anunciado públicamente objetivos de 80 dólares por kWh para 2030.

En Motorpasión | Otro de los problemas de la España vaciada: cuidado si te desvías de la A-2 conduciendo un coche eléctrico

Temas
Inicio