Compartir
Publicidad

Williams F1 nos muestra su desarrollo del KERS

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Aunque en la escudería de Groove todavía no tienen muy claro cuando estrenará el KERS su FW31, en Williams F1 siguen con el desarrollo de su KERS y han vuelto a publicar un vídeo explicando un poco más su filosofía y ventajas. Williams adquirió a comienzos de 2008 la empresa Hybrid Power Limited que ya estaban trabajando en sistemas de recuperación de la energía residual de las frenadas y soluciones híbridas. Por lo que una vez pasó a ser Williams Hybrid Power Limited son los que se han estado encargado especialmente de desarrollar el KERS que Williams usará en F1.

En Williams se han decantado por un tipo de KERS mecánico, del tipo flywheel. Depende de menos complejidad para transformar la energía en electricidad para ser acumulada en las baterías, sobre todo requiere de menos procesos químicos. El KERS que están desarrollando cuenta con un volante de inercia, capaz de girar a 100.000 rpm. Este volante es el que acumula la energía residual de las frenadas y en su movimiento al actuar como KERS girando a alta velocidad devuelve esa energía al motor eléctrico. Según los chicos de Williams, este sistema es más eficiente actualmente que un KERS 100% eléctrico, entre un 20 y un 30% mejor y más ligero. Pero también tiene sus pegas.

Como elemento mecánico que es, los expertos apuntan a que esa misma característica es lo que hace que en Williams no se decanten aún por su uso hasta tenerlo más perfeccionado. Los elementos mecánicos acarrean un desgaste, mantenimiento y unas piezas preparadas para trabajar a ese nivel, además de que el giro de ese volante de inercia puede afectar al monoplaza. También tiene su ventaja, a bote pronto pienso en que según el circuito y las necesidades del mismo, ese volante de inercia puede ser más pesado o más ligero, según el uso que se requiera del KERS y a la celeridad que se necesite tener el sistema listo para usar de nuevo. Una vez estudiado y perfeccionado el sistema, debe ser más sencillo cambiar sobre la marcha según las necesidades o hacer un volante de inercia diferente.

Hablando del FW31, se cuenta que el volante que ya estrenan este año está preparado para ir un poco más allá en lo que es control e información directa del KERS para el piloto. Hasta ahora por lo general, los pilotos cuentan con un LED que indica cuando el sistema está listo para ser utilizado (y no pocas veces, el recordatorio del equipo por radio). Pues el volante del Williams FW31 mostrará al piloto el estado de carga del KERS y saber más o menos la potencia y energía disponible con la que cuenta o le queda antes de tener que esperar otra recarga parcial o completa. Otra función más precisa y concisa de ese casi ordenador que llevan ya los pilotos de F1 por volante.

Aunque el panorama de la F1 actual no se presenta muy halagüeño, en Williams siguen desarrollando este sistema tanto con el FW31 y la F1 en mente, como para la tecnología aplicada a vehículos de calle. Tal como dice Adam Parr, el jefe del equipo: "Estamos estudiando las posibilidades comerciales de esta tecnología y diversificar un poco nuestro negocio". Además claro está, que la idea de que en la F1 haya un proveedor único de KERS es una idea atractiva para todo aquel que disponga de una buen proyecto y desarrollo.

"Apoyamos plenamente la iniciativa de la FIA por el desarrollo de sistemas de recuperación de energía que esperamos que permita a la Fórmula 1 hacer alguna contribución al desarrollo de una tecnología beneficiosa para el medio ambiente que podrían ayudar a reducir las emisiones de carbono de los vehículos"

Estas palabras de Patrick Head, el Director de Ingeniería de Williams nos vuelven a confirmar a los aficionados de la F1 que esta histórica escudería, a pesar de las malas temporadas que está pasando en la F1 en los últimos años no para de investigar. Mientras buscaba datos más concisos sobre su sistema de KERS de los que os he hablado he leído opiniones de gente más entendida que hablan de la reinvención del KERS por parte de Williams.

Particularmente la idea de diversificar su forma de negocio me resulta muy atractiva, hablando de lo que al final llega de estos desarrollos al nivel de los mortales. ¿Quién no recuerda aquel mítico Renault Clio puesto a punto por Williams?. U otro ejemplo, aquel prototipo de cambio automático por variador continuo (CVT) que llegó a probar en su día un joven David Couthard, tecnología que cada vez más vemos aplicada en modelos de serie y que para llegar a aquel prototipo ya tuvo que ser muy mejorada, pues entonces lo que se conocía como caja automática por CVT o no, tampoco era lo más perfecto del mundo, menos para un hipotético F1. Además, creo que para Williams F1 es muy necesario ese paso, porque ¿y si al paso que van Ecclestone y la FIA, la F1 va a mayor decadencia? Esta empresa tecnológica depende muchísimo de la F1, y tal como está el panorama buen paso es ampliar miras como otras han ido haciendo, por ejemplo McLaren. Y con límites presupuestarios ciertamente, cosas como éstas no salen, al menos no con tanta rapidez (¡2 años mal contados!).

Habrá que esperar a ver su sistema en pista y su efecto en el FW31. Se dice que ello puede ser para la séptima carrera del año, el GP de Turquía, aunque en Williams aún no dan fechas con claridad. Pero leer esa opinión irremediablemente me ha hecho sonreír y recordar épocas pasadas, al menos las que uno llega a recordar y que llegó a ver. Época en la que Williams era sinónimo de revolución tecnológica e investigadores inquietos además de ser una de las escuderías dominadoras y temidas de la parrilla, tal como hasta hace nada lo han sido Ferrari y McLaren. ¿Volverán a sorprendernos los chicos de Frank Williams?

Vídeo | StreetFire

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos