Compartir
Publicidad
Publicidad

Pedro de la Rosa: la búsqueda de patrocinadores en Sauber está siendo más exigente de lo previsto

Pedro de la Rosa: la búsqueda de patrocinadores en Sauber está siendo más exigente de lo previsto
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es ensañamiento por mi parte con Peter Sauber ni muchísimo menos. Pero es que cada vez que llegan noticias de la escudería suiza, las palabras que virtiera su patrón hace unas semanas dan un juego increíble. En esta ocasión es nuestro Pedro de la Rosa el que lanza a la luz los evidentes problemas económicos de la escudería Sauber en Blick, un periódido suizo.

Cada día que pasa es más difícil encontrar apoyos para 2010. Y sin dinero es casi imposible mejorar el coche.

¿Novedad? Desde luego que ninguna en una escudería que recordemos vimos empezar el año aprovechando la indumentaria de equipo y pilotos de la anterior BMW Sauber. Pero los problemas económicos tocan de lleno al desarrollo de ese Sauber C29 que no permite acabar carreras ni a Pedro de la Rosa ni a Kamui Kobayashi. Pedro de la Rosa además confirma de nuevo los evidentes problemas de motor (provocados según Ferrari por un fallo electrónico y/o diseño en Sauber), y por si fuera poco unos problemas de inestabilidad en el tren trasero que está trayendo de cabeza a todo el equipo.

Simplemente tenemos que confiar en nuestras habilidades y en nuestro nuevo jefe técnico, James Key. Y también que la suerte esté con nosotros. Ha habido demasiados problemas de motor, y algo no está bien en la parte trasera del coche; es demasiado inestable. Sabía que con Sauber me esperaba un trabajo difícil. Pero después de los entrenamientos en febrero, no creí que fuera a ser tan duro.

Cada vez más el andar y vuelta de Pedro de la Rosa a la Fórmula 1 me recuerda a sus duros años en Jaguar. En los cuales a pesar de contar con un coche al que le faltaba de todo lograría cosechar una quinta posición en el GP de Italia 2001 (y sendos terceros puestos de Eddie Irvine en el GP de Mónaco 2001 y el GP de Italia 2002, los que serían el trío de mejores resultados de la escudería). Y que también nos hacía sufrir de lo lindo ante eventuales destellos de poder lograr resultados destacados en alguna que otra carrera. Pero aquel Jaguar-Cosworth al menos acababa muchas carreras, cosa que todavía tiene que demostrar poder hacer el Sauber C29. Pero:

'Sin dinero no hay mejoras.'

Dura espiral la de Sauber, muy dura. Pensar que de estar Pedro de la Rosa y Kamui Kobayashi en Hispania Racing Team, Lotus F1 Racing o incluso en Virgin Racing, habrían podido terminar alguna carrera no es nada descabellado. Situación que está siendo ya una losa muy pesada para Sauber en la búsqueda de patrocinadores, en una época en la que si se lanzan a apostar, lógicamente lo harán pensando como mínimo en equipos que lleguen a la bandera a cuadros. Una lástima que la bonita e impoluta decoración de los Sauber C29 juegue a su vez tan en contra.

Vía | The F1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos