Compartir
Publicidad
Publicidad

El Nissan-DeltaWing cumple las expectativas en los test previos a las 24 horas de Le Mans

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El pasado domingo, el Nissan-DeltaWing debutó en el circuito de La Sarthe en los test oficiales previos a las 24 horas de Le Mans. El proyecto de Ben Bowly debutó con buen pie pudiendo dar más de medio centenar de vueltas.

Los precursores del proyecto dicen que el Nissan-Deltawing es la "mitad" en potencia, consumo y peso con el objetivo de lograr los mismos resultados que los todopoderosos prototipos de la máxima categoría. Tras los tiempos vistos el pasado domingo, de momento con la mitad aún les falta mucho para lograr tiempos competitivos.

Si tomamos la la referencia del coche más rápido en pista, un Audi R18 e-tron quattro, el Nissan DeltaWing es más de 20 segundos más lento que el mejor LMP1. Satoshi Motoyama marcó el mejor tiempo con un 3:47. Un tiempo que había solicitado el ACO para permitir la presencia de este curioso prototipo en pista.

A favor del proyecto norteamericano, decir que para dar las 52 vueltas del domingo, el Nissan-DeltaWing tan sólo utilizó un juego de neumáticos. Si el proyecto se muestra fiable, su menor número de paradas podrías jugar en su favor. Motoyama y Michael Krumm fueron los dos pilotos que más tiempo estuvieron en pista ya que debían complimentar las 10 vueltas obligatorias exigidas por la FIA para permitir la participación de un piloto en las 24 horas. Marino Franchitti, que ha llevado buena parte del desarrollo, tuvo que conformarse con rodar un decena de giros.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos