Publicidad

E-ntrevista: David Plaza, de forero a redactor de Grand Prix

E-ntrevista: David Plaza, de forero a redactor de Grand Prix
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

David Plaza. A muchos de vosotros seguro que os sonará este nombre de algo. Si hacéis un esfuerzo mental inicial, lo primero que os vendrá a la cabeza es la única revista española especializada en Fórmula 1, Grand Prix. Efectivamente, David es uno de los redactores implicados desde el primer momento en este estupendo proyecto, que por lo que he podido hablar con él, no dista mucho de lo que es este mismo blog: un grupo de apasionados por la Fórmula 1 y las carreras en general que escriben sobre ello. Pero insisto, lo más importante de este chorreo de palabras es el concepto "apasionados". A todos les encanta la Fórmula 1, y eso se nota en el resultado.

Pero si hacéis un poco más de memoria, los que lleváis algo más de tiempo en este mundillo de la Fórmula 1 habréis oído el nombre de David Plaza en algún otro lugar. Efectivamente, era uno de los más activos integrantes del foro de Pedro de la Rosa, uno de los foros de reunión de “esos locos a los que nos gustaban los coches” con más pedigrí en el panorama nacional. Pero no se conformaba con eso. También estaba muy implicado en el foro de todocoches, en la actualidad mascoches, y allí fue donde surgió la oportunidad de su vida.

David Plaza
Un día, sin comerlo ni beberlo, apareció en el mencionado foro un mensaje que decía algo así: “escribo este anuncio para buscar redactores para una revista de motor de próxima aparición. Preferiblemente de Madrid. Requisitos: licenciado en periodismo o cursando la licenciatura (último año). Imprescindible aficionados a los deportes de motor. Se valorará el dominio del inglés. Los interesados, por favor, que envíen su CV...”. Y le interesó. No era periodista, pero en “aficionado a los deportes del motor” andaba sobrado. Una cosa por la otra.

Y eso cambió definitivamente su vida (bueno, no tanto, pero seguro que nunca hubiera soñado una oportunidad así, ¿verdad David?). El resto, ya es historia. Una historia que desde que se iniciara en septiembre de 2003, no hace más que subir y subir, mejorando año tras año una revista que ya es la referencia de los aficionados españoles a la Fórmula 1.

Aprovechando que David es un verdadero apasionado de la Fórmula 1, y le encanta hablar de todo lo que tenga que ver con este mundo, le hicimos una innovadora e-ntrevista, para conocer un poco más a uno de los integrantes de ese equipo que cada martes después de los Grandes Premios nos acerca todos los detalles de las carreras a los quioscos. Es una entrevista de Fórmula 1 en el más puro sentido del deporte, así que no dejéis de leer ni una pregunta:

1. Mi primer recuerdo de Fórmula 1

Recuerdo perfectamente la gran recta de un circuito urbano y un Williams reventando de repente un neumático, echando chispas. Sabía que se trataba de Nigel Mansell y que eso le hizo perder el título. Cuando crecí y empecé a interesarme más a fondo sobre la F1 di con el momento y el lugar. Fue en el Gran Premio de Australia de 1986. Pero, curiosamente, aunque ese sea el primer recuerdo dentro de mi mente, no lo fue cronológicamente. Ese fue el final tan apretado en el estreno de Jerez en F1, la victoria por 14 milésimas de Ayrton Senna sobre Nigel.

Esa imagen imborrable de Mansell pinchando en Adelaida

2. Lo que nunca debería haber pasado en la Fórmula 1

Bueno, siempre hay cosas que no deberían pasar, pero, teniendo en cuenta la actualidad, creo que a Max Mosley no se le debió ocurrir nunca la frase “por el bien del deporte”. Es increíble lo que puede dar de sí esta frase. Por ejemplo, para sancionar a Fernando Alonso en Hungría inventándose un reglamento especial para la ocasión. O para solicitar el cierre del caso de espionaje al Consejo Mundial, a pesar de tener evidencias de uso ilícito en el monoplaza 2008. La hipocresía está fuertemente instalada en todos los órdenes de la vida, y la F1 no lo es menos.

3. No entendería la Fórmula 1 sin...

Pasión. Creo que es la clave, por muy fría y milimétrica que nos parezca. Al final los integrantes que la han hecho grande (no sólo los pilotos) siempre le han puesto mucha. Eso da algunas décimas de margen sobre el resto.

4. Si pudiera viajar en el tiempo, iría sin dudarlo a... (un año, un GP concreto, un momento...)

Al Gran Premio de Alemania de 1957. Dicen que es la mejor carrera de la historia. ¡Y no estaría mal comprobarlo de primera mano! Uno llega a preguntarse si Fangio fue realmente tan temerario aquel día.

De un modo más reciente, tengo grabados dos momentos para siempre en mi memoria. Uno, la salida del Gran Premio de Australia de 1999, con Pedro y Marc haciéndome temblar literalmente de nervios en el sofá. El otro el Gran Premio de Hungría de 2006. La demostración de Alonso ese día me pareció una de las mejores de la historia. Y me sentí muy orgulloso de Pedro, le tengo un cariño especial por mis inicios “internautas”.

5. El mejor piloto que he visto en Fórmula 1

Michael Schumacher, sin duda. He visto a los grandes de los 80 y 90, pero mi profundización en el automovilismo y su mejor comprensión coincidieron con él. Se puede decir que aprendí “junto” a él y, por eso, le conozco mejor y le valoro más. Creo que Michael llevó la profesión de piloto a otro nivel y todo lo que diga de él es poco. Lo tenía (tiene) todo, incluso esos gestos feos en la pista.

Pero, en mi opinión, lo más inteligente es dejar esas cosas en un segundo plano y deleitarse con lo que Michael ha hecho por la Fórmula 1. Al menos para mí, claro. Reconozco que sólo hay dos pilotos que me han dejado con la boca abierta (literal). Michael y Fernando. El segundo aún es muy joven para quitarle el trono en mi podio particular, pero creo que vale para ello.

6. El piloto que no he visto nunca, pero me encantaría haberlo hecho

Gilles Villeneuve, posiblemente. He oído y leído tantas cosas sobre su estilo único que me hubiera gustado comprobarlo yo mismo. ¿Puede ser un pilotaje bestial y armonioso al mismo tiempo? Parece ser que sí… También me hubiera gustado ver a los grandes del periodo de pre-guerra, Caracciola, Nuvolari, Rosemeyer, etc.

Ver a Gilles Villeneuve...quién no sueña con eso...

7. Los 3 circuitos imprescindibles del Mundial (presente o pasado)

Bueno, es difícil contestar a esto si uno tiene en cuenta los actuales estándares de seguridad. Pero si me fío sólo por las sensaciones que me provocan, jamás haría desaparecer el viejo Nurburgring, Rouen o Spa. El primero es una mezcla admirable de leyenda y pilotaje en estado puro. El segundo es velocidad, riesgo y fluidez. El tercero es difícil, traicionero y, desde el punto de vista del espectador, esencia pura de F1.

Si me ciñera sólo a los tiempos actuales - además del mencionado Spa (escuchar un F1 en la antigua frenada de Bus Stop es impagable) - no me gustaría perder Mónaco, Montreal ni Melbourne. Básicamente porque por televisión tienen algo especial que acerca al espectador a la realidad un poco más que el resto.

8. Fernando Alonso ha supuesto para la Fórmula 1 en nuestro país...

Todo. Fernando ha elevado a la F1 a la categoría de deporte rey en algunas fases de cada temporada, y eso es decir mucho. Para empezar, y con total sinceridad (esto deberían decirlo el 90% de los periodistas de este país), Fernando me da de comer a mí y a mi familia. Además Fernando es un pionero en España y eso es siempre muy difícil de asimilar y sobrellevar.

Pedro de la Rosa y Marc Gené plantaron la semilla y la hicieron germinar, pero Fernando la ha hecho crecer de un modo sobrehumano. Equipos y pilotos en GP2, World Series, todo tipo de categorías inferiores. Multitud de circuitos, empresas españolas invirtiendo… el crecimiento a todos los niveles es espectacular. Ahora sólo falta asentar todo eso para cuando Fernando se retire. Pero eso no es responsabilidad suya, es de organizadores, profesionales, aficionados y prensa.

9. Si me dieran a escoger, me subiría sin pensármelo en... (el monoplaza de tus sueños, vaya)

El Eagle T1G con motor Weslake del 66. ¡Qué belleza! Siempre he estado enamorado de este monoplaza y, al menos, me gustaría admirarlo a sólo unos centímetros de él.

En términos de competitividad, la verdad es que no tengo muchas preferencias por uno u otro modelo. Siempre he sido Ferrarista y los coches de Maranello me provocan sensaciones especiales, pero cualquier F1 relativamente moderno me apetecería. ¡Pero con control de tracción por favor!

Ese precioso Eagle T1G...

10. Reflexión en voz alta: ¿Por qué me gusta la Fórmula 1?

Por dos razones. La primera y esencial, el sonido de un F1. El primer día que lo escuché me marcó para siempre y aún hoy lo recuerdo perfectamente. Es algo que te provoca escalofríos en todos los rincones de tu cuerpo. Nunca me canso de escuchar el sonido. No sólo el motor acelerando. Me parece mágico el sentir un monoplaza acercarse a tí desde la lejanía antes de poder verlo y, del mismo modo, sentir como se aleja y escuchar las reducciones en la aproximación a una frenada. Para mí es un pequeño sueño que mi mujer y mis hijos lo escuchen en vivo –no es ni de lejos como en la televisión- al menos una vez en la vida. Aún lo tengo pendiente.

La segunda razón… lo extremadamente complicada que es la F1. Abarca todo tipo de campos. Estrategia, valor, épica, tecnología, mecánica, velocidad, trabajo en equipo… y el factor técnico le da un plus de complejidad que lo convierte para la mayor parte de la gente en algo insulso. En mi opinión resulta demasiado complicado de entender, hay que “estudiar” y no limitarse a disfrutar del espectáculo. ¡Fascinante!

No sé, siempre se comenta que la F1 va a peor y las carreras son aburridas. Jamás dejé pasar un warm-up –cuando existían- por muy temprano que fuera, ni me pierdo una sesión libre si puedo evitarlo. Es algo más que la competición, es el simple echo de sentir un Fórmula 1 rodar sobre la pista.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir