Compartir
Publicidad
Publicidad

Carta abierta a Lewis Hamilton

Carta abierta a Lewis Hamilton
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muy estimado Lewis,

Tras los hechos acaecidos el pasado fin de semana en el GP de Hungría y a los hechos que han venido sucediendo desde que, allá por el mes de mayo durante el GP de Mónaco, te quisiste subir a las barbas de tu supuesto jefe de filas, ha llegado el momento de que hagamos un poco critica constructiva.

Critica porque a pesar de tu brillante palmarés en las categorias inferiores hoy por hoy eres un novato, o rookie como dicen los angloparlantes. Un piloto al que tener el mejor padrino que se puede tener en este deporte le dio la oportunidad, de la noche a la mañana, de conducir un coche victorioso. Un coche que el año pasado fue incapaz de ganar una carrera, pero no vamos a juzgar al díscolo Raikonnen, al ovalizado Montoya o al eterno probador De la Rosa. Un coche que por obra y gracia de...Ron? Mercedes? Mclaren? o Fernando? es un coche que ha luchado por la victoria en todas y cada una de las carreras que se han disputado. Pero tampoco te podemos echar en cara nada. Eres un inglés en un deporte donde los ingleses pintan mucho. Propiedad de un inglés. Bajo la tutela de la FIA, presidida por un inglés. Con un director de carrera, entre otras cosas, inglés. Lewis es un sirviente de una corte que necesita tanto sus títulos de Sir, quien los tenga, como los títulos que ganan los demás. Lewis es el clavo ardiendo al que se aferran. 11 años son muchos sin un campeón. ¿Alguien se imagina al Real Madrid tras 10 años sin títulos? La presión mediática a la que estaríamos sometidos...

Pero no van a ser todo reproches. Quiero darte las gracias. Gracias Lewis. Gracias por hacernos ver que la Formula 1 es mucho más que coches con la última tecnología, pilotos tratando de rebajar décima a décima los tiempos, mecanicos que cambían ruedas y repostan gasolina en el tiempo que un humano suspira. Ahora la formula 1 tiene un nuevo cariz. Malas artes, pillería, decisiones más que discutibles, ignorar las decisiones de tu patrón y por tanto jefe.

Gracias porque ahora puedo hablar con mi madre de Formula 1. Porque conoce a la mitad de pilotos de la parrilla y por supuesto tiene una opinión sobre ti. Porque su indignación es mayor que la del propio Alonso.

Gracias porque con tus acciones y las acciones que se derivan de ellas cada gran premio, la FIA puede aclararnos un artículo de ese ambiguo reglamento que cada año cambia y que cada año tiende a ser interpretado más que seguido.

Gracias porque el día menos pensado te vemos a ti o a tu padre aireando los secretos de esa gran escudería para la que trabajas, comentando tus affaires con él que, sino me equivoco es dos veces campeón del mundo o contando las venturas y desventuras de un joven recién llegado a la F1 con más sangre que cabeza.

Gracias por poner a este deporte en todas las portadas. Porque los aficionados podemos leer páginas y páginas en los periódicos, noticias en las páginas web que se actualizan constantemente como si del mercado veraniego de fichajes se tratase.

Gracias por conseguir que nos evadamos de un lunes de vuelta al trabajo, porque hemos dedicado medio día a departir con compañeros todas y cada una de las situaciones que provocaste el fin de semana.

Gracias por convertir el circo de la Formula 1 en un circo. Con sus leones, sus contorsionistas y por supuesto con sus payasos. Que nos hacen reír con sus gracias y nos demuestran que todo lo serio tiene un punto gracioso.

Por todo ello, Gracias.

Un saludo y espero que podamos seguir contando contigo en el futuro.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos