Compartir
Publicidad

¿Y te quejas de los resaltos de tu ciudad? ¡Date una vuelta por la pista de pruebas de Ford en Lommel!

¿Y te quejas de los resaltos de tu ciudad? ¡Date una vuelta por la pista de pruebas de Ford en Lommel!
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El circuito de pruebas de Ford en Lommel (Bélgica) es uno de esos escenarios de trabajo singular. En sus 80 kilómetros de recorrido total contiene un poco de todo: una pista de alta velocidad, carreteras con todo tipo de pendientes y terrenos (grava, tierra, adoquines), ondulaciones, áreas específicas para medir los ruidos de rodadura y para estudiar la dinámica de los vehículos, instalaciones de agua salada, cámaras de alta humedad...

Pero uno de las claves más curiosas de ese lugar es que, para construirlo, sus diseñadores se inspiraron en tramos reales de carreteras de verdad, de esas por las que circulamos todo el mundo día a día, sin rechistar... o rechistando. Alemania, Australia, Austria, Brasil, China, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Reino Unido, Rusia y Suiza son algunos de los escenarios que han dado paso a un "diabólico circuito", según lo definen sus propios artífices, que en 1,9 kilómetros reúne lo mejorcito de cada casa, y que podemos ver a continuación en este vídeo:

En esta singular pista se reúnen superficies tan diversas como bloques de granito de Bélgica, adoquines de París y badenes de Brasil.

“Desde un cruce lleno de baches en China a una accidentada callejuela alemana... esta pista es un verdadero catálogo de superficies difíciles que se pueden encontrar nuestros usuarios”, afirma Eri-Jan Scharlee, especialista técnico de durabilidad del centro de Ford en Lommel. La idea es incorporar estos duros trazados al desarrollo de los futuros vehículos.

Ford Lommel Circuito Pruebas 2

Armados con "un equipamiento similar al utilizado por sismólogos que estudian terremotos", los ingenieros de la marca atraviesan los baches a velocidades de hasta 70 km/h, registrando las cargas y tensiones sobre diferentes componentes de los vehículos que prueban. Todos los modelos de Ford pasan por esta pista de pruebas, donde los probadores cubren más de 6 millones de kilómetros cada año rodando en las peores condiciones posibles. Si te parecía que los resaltos de tu ciudad eran canela fina, lo de Lommel no se queda muy lejos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos