Los nuevos Ford S-Max y Galaxy se ganan la etiqueta ECO con motores híbridos, por poco más de 40.000 euros

Los nuevos Ford S-Max y Galaxy se ganan la etiqueta ECO con motores híbridos, por poco más de 40.000 euros
12 comentarios

Ya están aquí las nuevas versiones híbridas autorrecargables (FHEV) de los Ford S-Max y Ford Galaxy Hybrid con etiqueta ECO.

Fabricados en la planta valenciana de Almussafes, estos monovolúmenes con siete plazas y una autonomía superior a los 1.100 km son únicos en su clase y, pese a no pertenecer al segmento de moda, resisten al envite de los SUV gracias a sus principales argumentos: polivalencia, gran capacidad y un equipamiento muy completo.

Ambos equipan un sistema de propulsión derivado del que monta el Ford Kuga y formado por la combinación de un motor eléctrico de 120 CV y otro de gasolina 2.5 Duratec de 165 CV (de ciclo Atkinson), que en conjunto proporcionan una potencia total de 190 CV y 200 Nm de par y están alimentados por una batería de iones de litio de 1,1 kWh refrigerada por agua. El sistema es capaz de homologar una cifra de consumo de 6,4 l/100 km.

Sin necesidad de enchufes

S-Max Hybrid
S-Max Hybrid

En cuanto a prestaciones, la potencia combinada que entregan los dos motores de los Ford S-Max y Ford Galaxy Hybrid facilita unas cifras muy correctas para ambos, con una velocidad máxima de 185 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos para el S-Max y de 10 para el Galaxy.

En situaciones como pendientes pronunciadas o si van muy cargados, estos FHEV cuentan con una función "L" con desarrollos más cortos, que favorece el movimiento y permite una capacidad de remolque de hasta 1.750 kg.

La batería se carga de modo automático gracias a la acción del motor de gasolina y a la tecnología de carga regenerativa, que se activa al reducir la velocidad o al frenar sin necesidad de que el usuario conecte el vehículo a una fuente de alimentación externa.

Ford Galaxy Hybrid
Ford Galaxy Hybrid

En concreto, es capaz de aprovechar hasta el 90 por ciento de la energía que normalmente se pierde en frenadas y puede funcionar solo con el motor eléctrico (durante aproximadamente dos kilómetros), con el de gasolina en exclusiva o bien mediante la suma de los dos.

Según datos de Ford, gracias a su tecnología estos modelos son capaces de reducir las emisiones de CO₂ en más de un 10 por ciento (WLTP) en comparación con sus homónimos con motor diésel, mecánica que próximamente desparecerá de las gamas S-Max y Galaxy.

Además, el paquete de baterías va colocado en la parte posterior de los vehículos, bajo el piso, lo que permite un importante ahorro de espacio al mismo tiempo que deja intacta la capacidad del maletero, independientemente de la configuración elegida.

Captura2

Tanto en el Ford S-Max y Ford Galaxy Hybrid todas las plazas son modulables: pueden abatirse o desplazarse individualmente en función de las necesidades de cada momento, y permiten la instalación de sillas infantiles Isofix en la segunda fila.

Incluso con los siete asientos en posición vertical, el S-Max ofrece una capacidad de 285 litros de espacio para el equipaje, que puede ser de 1.035 litros con cinco asientos plegados o de hasta 2.200 litros de capacidad máxima si se abaten las dos filas de asientos. Por su parte, el Galaxy eleva la cifra hasta los 300 y 1.300 litros en cada caso.

El tamaño en este caso sí que importa

SMAXGALAXY

Las principales diferencias entre los Ford S-Max y Ford Galaxy Hybrid se encuentran en la estética y en la gama de acabados. Respecto a la estética, el S-Max es de orientación más deportiva, mientras que el Galaxy posee un diseño con un toque más sobrio y elegante.

Además, las cotas son ligeramente diferentes, pues pese a que la anchura (2,13 m) y la batalla (2,850 m) de ambos modelos es la misma, el S-Max mide 4,804 m de largo respecto a los 4,848 m que mide el Galaxy. En altura, el S-Max mide 1,684 m frente a los 1,747 que marca el Galaxy, lo que hace posible que los pasajeros de primera y segunda fila cuenten con casi un metro de  espacio libre al techo según el fabricante.

Equipamiento superior para el S-Max Hybrid

SMAX

En el apartado de acabados, con la versión Hybrid del S-Max llega una potente actualización para el modelo, que ahora cuenta con la última tecnología en materia de seguridad, entretenimiento y ayudas a la conducción.

Dispone de modem integrado FordPass Connect desde el acabado más básico Trend, que ofrece conexión wifi para hasta diez dispositivos. Éste permite por ejemplo las actualizaciones Live Traffic, que ofrece una prueba gratuita, aunque posteriormente exige suscripción.

Asimismo, este sistema operando en conjunto con la app FordPass ofrece funciones remotas como apertura de puertas, información del estado del vehículo o geolocalización. También cuenta con función “Información de Riesgos Locales” de Ford, que anticipa al conductor posibles situaciones de peligro en la carretera.

SMAX

También de se serie encontramos sistemas de asistencia a la conducción como el control de crucero o sensores de aparcamiento traseros y delanteros, mientras que los acabados más completos también incluyen sistema de mantenimiento de carril o cámara de visión trasera.

Las variantes superiores Trend y Titanium cuentan con asientos ajustables en 18 posiciones distintas, y la variante tope de gama Vignale incluye, entre otros, asientos del conductor y del acompañante calefactables y refrigerados, ajustables en diez posiciones y con función de masaje. Por último, el acabado ST-Line (con un claro enfoque deportivo) añade a lo anterior spoiler trasero y lunas oscurecidas.

Entre las opciones disponibles destaca el portón trasero "manos libres", el sistema de arranque sin llave “Ford Keyfree”, asistente precolisión con detección de peatones, control de crucero adaptativo inteligente, la cámara de visión frontal o trasera y el equipo de audio de alta fidelidad. Elementos que pueden incluirse en el “Paquete opcional X”, que tiene un sobrecoste de 3.500 euros.

En el Ford Galaxy Hybrid, como en casa

Galaxy

El nuevo Ford Galaxy Hybrid está disponible únicamente en acabado Titanium, que incluye de serie llantas de aleación de 17 pulgadas. Como opción, pueden sustituirse por unas de 18 o 19 pulgadas de diámetro.

Además, para este modelo hay otras opciones interesantes como la tapicería de cuero, el “Paquete X” o el “Paquete Invierno” que incluye asientos calefactables, volante calefactable y parabrisas térmico por un precio de 400 euros.

Precios de los Ford S-Max y Ford Galaxy Hybrid

SMAX

El nuevo Ford S-Max Hybrid llega con un precio que parte de los 40.850 euros sin descuentos ni financiación, mientras que el Ford Galaxy Hybrid en su única opción disponible cuesta 47.350 euros.

Así, los precios de ambas gamas sin descuentos serían los siguientes:

  • Ford S-Max Hybrid Trend: 40.837 euros
  • Ford S-Max Hybrid Titanium: 43.362 euros
  • Ford S-Max Hybrid ST-Line: 45.462 euros
  • Ford S-Max Hybrid Vignale: 50.612 euros
  • Ford Galaxy Hybrid Titanium: 47.337 euros

Sin embargo, la marca ha anunciado importantes descuentos promocionales para ambos modelos de unos 10.000 euros, a los que se añadirían 1.500 más si se financia la compra.

De esta forma, podremos adquirir por ejemplo un Ford S-Max Hybrid ST-Line con el Paquete X, por unos 39.000 euros, que se reducirían aproximadamente a 37.500 euros con la financiación.

En Motorpasión | La Ford Ranger se renueva por completo para seguir siendo la pickup superventas por excelencia

Temas
Inicio