Compartir
Publicidad
Publicidad

Ferrari Superamerica 45, el capricho del coleccionista Peter Kalikow

Ferrari Superamerica 45, el capricho del coleccionista Peter Kalikow
Guardar
55 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al igual que Nürburgring Nordschleife se ha convertido en la pista de pruebas por excelencia para los fabricantes de coches de todo el mundo y al igual que Goodwood se ha convertido en un escaparate para los coches deportivos más destacados del año, el Concorso d’Eleganza Villa d’Este es el punto de encuentro de los amantes de los coches más lujosos y exclusivos.

Y precisamente será allí, en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este, dónde Ferrari de a conocer el nuevo Ferrari Superamerica 45. No se trata de un coche diseñado para un superhéroe, sino de una unidad exclusiva construída para el coleccionista neoyorkino Peter Kalikow.

Hace 45 años que Peter Kalikow entró a formar parte de la gran familia de Maranello, cuando adquirió su primer Ferrari, y por ello ahora ha pedido a Ferrari un modelo exclusivo, el Ferrari Superamerica 45 que se ha construído siguiendo las preferencias del poderoso cliente.

Ferrari Superamerica 45

Partiendo de la excelente base de un Ferrari SA Aperta, se le ha acoplado un techo rídigo retráctil fabricado en fibra de carbono, con una forma específica que lo hace más aerodinámico. El techo una vez descapotado queda complamente integrado en la parte trasera del coche, de forma que se mantiene la esencia de la línea del 599.

En la vista lateral destacan las dobles branquias en las aletas delanteras, las llantas pintadas en el color de la carrocería y combinadas con toques cromados, toda una horterada. El color de la carrocería es azul no por casualidad, sino porque así se conmemora uno de los Ferrari que Peter Kalikow ha tenido anteriormente, un 400 Superamerica de 1961 en ese mismo color.

Los pilares del parabrisas delantero son cromados, igual que la parrilla delantera. En el interior, como no podía ser de otra forma, se ha optado por los colores azules, tanto para la piel como para las piezas de fibra de carbono, que también van tintadas en ese color.

Ferrari Superamerica 45

El difusor de aire trasero y otras piezas de la carrocería van pintadas por su parte en un color azul más oscuro que el resto del exterior, creando un conjunto azulado que no pasa facilmente desapercibido.

Sin duda, está claro que el dinero da mucho poder, el suficiente para conseguir que Ferrari te haga un coche exclusivo y que pase por el aro de algunos detalles de dudoso gusto. No sabemos cuanto le habrá costado el capricho. ¿Alguien se atreve a aventurarlo?

Vía | World Car Fans

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos