Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Despeja tus dudas sobre coches híbridos

Despeja tus dudas sobre coches híbridos
3 comentarios

Como es lógico, la llegada de una tecnología tan revolucionaria e innovadora como es la de los coches híbridos puede plantear todo tipo de dudas, consultas, teorías particulares, y hasta leyendas urbanas y malentendidos. Al fin y al cabo, llevamos más de un siglo circulando con vehículos que emplean únicamente los carburantes fósiles para moverse, y de pronto los híbridos han irrumpido con fuerza para tomar el necesario relevo generacional.

Para que todas vuestras cuestiones lleguen a buen puerto, hoy os traemos un resumen de las preguntas más frecuentes sobre coches híbridos con el deseo de que todo quede más claro a partir de su lectura.


Un coche híbrido, ¿te deja tirado si no lo enchufas?

De ninguna manera. El sistema de freno regenerativo con que cuentan algunos híbridos (en el caso de Toyota, todos ellos) permiten que las baterías se recarguen cada vez que frenamos. Es decir, en vez de transformar la energía cinética en calor, que se pierde, transforma la energía cinética… en electricidad.


Pero, ¿existe un híbrido enchufable de Toyota?

Si, existen algunas unidades en circulación, a modo de prueba, de un híbrido enchufable. La diferencia con el “híbrido normal” es que tendrá más autonomía en modo eléctrico, y que cuando se te acaba la batería eléctrica puedes seguir circulando. Esta última es la gran diferencia con los eléctricos puros.


Un coche híbrido, ¿puede circular sólo con electricidad si se queda sin gasolina?

No, la verdad es que no. Eso lo hace un coche eléctrico, que depende totalmente de sus baterías para circular. Por el contrario, un híbrido necesita gasolina en su depósito para poder balancear en cada momento el aporte de energía necesaria para moverse de la forma más eficiente posible dependiendo de nuestras necesidades como conductores.


¿En qué se diferencia la conducción de un coche híbrido a la de uno “normal”?

De hecho, en nada. Si con tu coche “normal” sabes conducir de forma eficiente, evitando acelerones y frenazos bruscos, ya sabes cómo sacarle el mayor partido a un coche híbrido. Los estilos de conducción no varían, aunque sí los resultados que obtienes, que en el caso del coche híbrido se traducen en una marcha mucho más confortable y limpia.


Pero un híbrido nunca va a dar las sensaciones que da un coche de gasolina potente

Es verdad que al principio de los tiempos de la conducción eficiente no le podías pedir muchas alegrías al coche porque economizando gasolina no te las daba. Sin embargo, los coches híbridos se diseñan pensando en aunar lo mejor de la conducción con la mayor de las eficiencias energéticas, de manera que una buena combinación de gasolina y electricidad dan resultados más que sorprendentes.


Toyota Prii


¿Todos los híbridos son iguales?

Hay tres tipos de coche híbrido: los que van en serie, los que van en paralelo, y los que combinan el sistema en serie con el paralelo. En los híbridos en serie, el motor eléctrico mueve las ruedas, y el motor térmico alimenta las baterías. En los híbridos en paralelo, el motor térmico mueve las ruedas y el eléctrico aporta su energía en las aceleraciones. En el sistema combinado, que es mucho más complejo, se emplea la electricidad a bajas velocidades, y a alta velocidad se unen las prestaciones del motor eléctrico y el térmico con regeneración de la carga de las baterías, lo que aumenta la eficiencia del sistema. Este último es el que utiliza Toyota.


Pero a mí me han dicho que con un Toyota híbrido, o vas a gasolina o vas a electricidad

Pues… te lo han dicho a medias. Los Toyota tienen tres modos: gasolina, electricidad… y completamente híbrido, es decir, mezclando y obteniendo en cada momento lo mejor de los dos sistemas de alimentación.


Y con tanta electricidad, ¿no hay riesgo de recibir un calambrazo?

Hombre, no hay mayor riesgo que el que corres a diario en un coche que no sea híbrido y que también emplea altos voltajes para funcionar. De hecho, en los híbridos las baterías van convenientemente selladas y los circuitos de alta tensión van bien protegidos para evitar problemas. Pero vamos, casi como en cualquier coche de gasolina o gasóleo.


¿Y se le pueden conectar unas pinzas para arrancarlo si se queda sin batería?

De hecho, no es necesario. Bueno, y tampoco se puede, pero lo importante es que no es necesario, porque para casos como ese basta con conectarle un adaptador de 12 Volts en una toma que lleva bajo el capó, poner el adaptador en un enchufe y darle al botón Start.


Y en cuanto al mantenimiento, ¿es mucho más complejo?

No más que el mantenimiento de un coche de motor de gasolina o gasóleo. Sus revisiones, sus cambios de aceite y filtros cuando le toca y ya está. En lo que respecta al sistema híbrido, no se necesita un mantenimiento extra.


En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio

Explora en nuestros medios