Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Qué es un coche híbrido? Parte segunda

¿Qué es un coche híbrido? Parte segunda
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Hace unas semanas empezamos a hablar de los coches híbridos, y nos pusimos como objetivo saber más sobre ellos. El funcionamiento básico, cómo mediante el diseño de los motores y sobre todo su cerebro de gestión son capaces de maximizar la eficiencia de combustible (vamos, minimizar el consumo del mismo), así como unas pinceladas básicas sobre temas como el reciclado de las baterías y el funcionamiento en entornos urbanos.

Hoy vamos a profundizar un poco más en los tipos de coches híbridos que podemos distinguir en el mercado y también en algunos temas que nos habéis preguntado, como por ejemplo el proceso de recarga del motor eléctrico y más detalles interesantes de este tipo de coches.

Híbridos enchufables, híbridos puros, de configuración combinada...

Hay varias formas de clasificar los coches híbridos, de las que destacamos dos: atendiendo a su principio de funcionamiento o atendiendo al protagonismo del motor eléctrico en la tracción. Esto implica también que dependiendo de la categoría en la que esté situado un determinado modelo podemos conocer algo más con respecto a su eficiencia energética, además de conocer un poco más cómo se ha fabricado y cuál es su principio de funcionamiento.

Dentro de los tipos de coches híbridos según su funcionamiento nos encontramos los híbridos en serie, los híbridos combinados y los híbridos en paralelo. Para no complicarnos mucho, diremos que los híbridos en serie se llaman así porque la propulsión es eléctrica (el motor eléctrico mueve al coche) y el motor térmico se encarga de recargar las baterías del eléctrico.

En el caso del híbrido paralelo, ambos motores impulsan a la vez el coche, se trata de una tecnología sencilla pero tampoco demasiado eficiente. La tecnología más puntera en cuanto a ingeniería es la del híbrido combinado. En este tipo de híbridos estamos hablando de dos motores que pueden impulsar el coche en cualquier momento (aunque uno de ellos en cada ocasión). Los coches híbridos de Toyota son híbridos combinados, y también se les llama híbridos puros.

Toyota Prius Híbrido Eléctrico Enchufable

Parece complicado, pero no lo es. En general los Toyota híbridos combinados lo que hace es disponer de dos modos de tracción: mecánica con el motor de combustión, y eléctrica con el motor homónimo. El cambio desde uno a otro tipo de tracción puede ser automático o manual, y lo que se intenta es maximizar la eficiencia en todo momento. De ahí que la tecnología implicada sea necesariamente puntera y la parte de gestión haga mucho trabajo automático. También existiría una variante, el Hibrido Eléctrico Enchufable, de la cual existen algunos prototipos y que se comercializarán en un futuro cercano.

Recarga de la batería en los híbridos combinados

Puede que sea una de las cosas que más me gusta comentar. En los híbridos combinados tenemos un escenario en el que el motor térmico siempre funciona a máxima eficiencia. Esto puede suponer que en algunos casos entregue demasiada potencia, más de la necesaria. En ese caso el excedente de energía se redirige hacia el motor eléctrico y éste actúa como un generador. La energía sobrante se aprovecha, y así cuando haya un defecto de la potencia que nos da el motor convencional, se puede "tirar" del motor eléctrico para asistir al conjunto y conseguir la potencia deseada.

Salvando las distancias, es como en el caso de las bicicletas dotadas de un motorcillo eléctrico: pedaleamos pero si nos quedamos sin "fuelle", entonces podemos utilizar el motorcito eléctrico para superar los repechos del camino. No nos vale para triunfar en el Tourmalet, pero ayuda a movernos con la potencia suficiente. Cuando no necesitamos del motor eléctrico de asistencia, nuestro pedaleo sirve para movernos y a la vez, con la energía sobrante recargar el motor eléctrico.

El caso del Toyota Prius Híbrido Eléctrico Enchufable es algo diferente, pues sus baterías de Ion-Litio ofrecen una autonomía media en modo 100% eléctrico de unos 20 km circulando a velocidades de hasta 100km/h. Tras esta autonomía (media, insistimos), el coche pasa a comportarse como un híbrido combinado normal. La recarga de las baterías se realiza enchufando el coche a cualquier toma doméstica o a una estación de recarga, y es realmente sencillo. La tecnología híbrida eléctrica enchufable es clave en a progresiva "electrificación" de los vehículos, un paso intermedio muy eficiente de cara a hacer el transporte más sostenible en el futuro.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, donde realmente un híbrido muestra competitividad y un ahorro espectacular de combustible es en desplazamientos urbanos. En esos casos es posible funcionar 100% en modo eléctrico de forma que el consumo de combustible se minimiza (siendo cero en ocasiones) siempre que nos mantengamos por debajo de velocidades que, por otro lado, podemos conseguir fácilmente desplazándonos por la ciudad.

En Espacio Toyota

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos