Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Qué es un coche híbrido? Parte primera.

¿Qué es un coche híbrido? Parte primera.
Guardar
13 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube


Llegados a este punto en el que os invitamos a pasar al Espacio Toyota, nos viene a la mente una pregunta que seguramente a muchos se os habrá ocurrido alguna vez. Los coches híbridos son el futuro, consumen muy poco y demás pero, ¿qué es un coche híbrido? ¿Cómo funciona?

Para empezar por lo más genérico, un coche híbrido se denomina así porque combina en un solo vehículo dos propulsores radicalmente diferentes pero que funcionan en una simbiosis tecnológica. Simplificando las cosas, porque en realidad hay una variedad interesante de vehículos híbridos, un coche de estas características cuenta con un motor térmico (convencional) y con un motor eléctrico. Y cada uno entra en funcionamiento cuando le corresponde para conseguir una óptima eficiencia energética.

Estos dos motores funcionan de manera complementaria, básicamente los motores térmicos lo que hacen es mantener el coche rodando a velocidades medias o altas (por ejemplo viajes por autovía), mientras que el motor eléctrico mueve el coche al arrancar la marcha, en ciudad a velocidades bajas, y también apoya al motor térmico cuando éste lo necesita.

Las baterías son un elemento clave para los coches híbridos, porque son el lugar en donde se almacena la energía que se genera en movimiento. A ellas va a parar el “exceso de energia” que se libera en la conducción (imagina, cuando pisas el pedal de freno ¡se genera calor que se puede aprovechar!). El sistema de gestión y el generador son las piezas del puzzle que se encargan de aprovechar y almacenar esa energía para futura reutilización.

Un motor híbrido ahorra combustible

prius02.jpg

Para entendernos, un motor híbrido aprovecha la energía que en otros tipos de motores se desperdicia. Y reutiliza esa energía para cosas que normalmente requieren “nueva” energía así que estamos ganando en eficiencia, y consumiendo mucho menos combustible que con un modelo equivalente pero de motor convencional.

El secreto para que estos motores híbridos sean realmente eficientes está en el sistema de gestión. Este sistema decidirá en cada momento qué motor entra en funcionamiento, y cómo lo hace para reducir al mínimo el consumo y las emisiones. De hecho en algunas situaciones estos motores no consumen nada. Cero consumo y cero emisiones. Por ejemplo cuando estamos parados en un semáforo, no es necesario (normalmente) el motor convencional, y el eléctrico no necesita estar funcionando (no necesita ralentí).

Precisamente el hecho de tener un motor eléctrico da otro punto extra a los motores híbridos, porque cuando están funcionando tan solo con la parte eléctrica no hacen ruido. ¿Puedes imaginar una ciudad en la que los coches no generen ruidos, más que los que se producen por el simple hecho de rodar? En algunos sitios esto lo conocemos por falta de coches, pero en Madrid, por ejemplo, sería algo casi utópico ahora mismo.

El mantenimiento de estos coches es sencillo y no difiere nada al de un vehículo convencional. De hecho, las baterías no requieren mantenimiento extra y tienen la misma duración que la vida útil del vehículo. Además, cuando el vehículo llegue al final de su vida, el 95% de la batería es reciclable en cualquiera de los cinco centros dispuestos para este fin en Europa.

En la segunda parte nos centraremos en los tipos de coches híbridos que existen y también veremos más de cerca cómo funcionan algunos de los modelos actuales del mercado.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos