Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Año nuevo, mismo objetivo: ¿Cómo cumplir con los límites de CO2 en Europa?

Año nuevo, mismo objetivo: ¿Cómo cumplir con los límites de CO2 en Europa?
2 comentarios

Todo aquel fabricante de vehículos que quiera vender sus productos en Europa en los próximos años, deberá cumplir con una de las normativas más exigentes y restrictivas que se han puesto en marcha. La reducción de las emisiones es uno de los principales apartados donde la industria del motor tendrá que trabajar, aunque hay firmas que están mejor preparadas que otras, como es el caso  de Toyota.

Los japoneses van un paso por delante en la reducción de las emisiones gracias a su tecnología híbrida y al haber desarrollado algunos de los motores alimentados por gasolina más eficientes del momento, capaces de alcanzar el 40 y el 41% de eficiencia térmica, un dato realmente bueno para un propulsor de este tipo. Si a esto le añadimos la combinación con motores eléctricos, se entiende porque van un paso por delante.

Al cierre de 2018, Toyota era el único fabricante que había conseguido bajar de 100 gramos de CO2 por kilómetro, dejándoles en muy buena posición de cara a cumplir una de las exigencias que más problemas traerá a partir de 2020: la media de emisiones de CO2 de un fabricante debe ser 95 gramos de CO2 por kilómetro. Esto es la teoría, porque hay algunos detalles que modifican esta cifra, como en el caso de los constructores más pequeños o con tiradas anuales poco abultadas.

El 80% del tiempo el modo eléctrico, clave para el éxito

Toyota Corolla Touring Sports Hybrid

Desde que Toyota comenzará con la producción de grupos propulsores híbridos allá por 1997, ha ido apostando más y más por esta tecnología según han pasado los años. Los modelos más importantes  y por tanto, los que más ventas acumulan, emplean únicamente este tipo de propulsor actualmente. El Toyota Corolla, por ejemplo, sólo tiene opciones híbridas, al igual que el Toyota RAV4 y el Toyota C-HR, que hace poco ha recibido una ligera puesta a punto y un nuevo grupo motor más potente y dinámico ya visto en la gama Corolla.

Pero no sólo eso, pues la marca asegura que sus modelos pueden funcionar el 80% del tiempo en modo eléctrico. Un hecho que ayuda a reducir las emisiones donde más falta hace, en recorridos urbanos. Aprovechando al máximo la forma de funcionar de un grupo motor híbrido es posible circular una enorme cantidad de tiempo en modo eléctrico. En diferentes pruebas que hemos hecho aquí, hemos logrado consumos en poblado por debajo de los tres litros de media, incluso hemos conseguido consumos de poco más de cuatro litros en recorridos mixtos.

Toyota C Hr Hybrid 180 H

Aunque se tiene en cuenta la normativa que empieza en 2020, se comenzará a multar en 2021

Actualmente, las ventas de Toyota dependen mucho de los híbridos, más del 70% de las ventas en España y más del 60% en Europa son para esta tecnología. Gracias a eso, Toyota podrá cumplir con la próxima normativa sin mayores inconvenientes. Es una de las marcas más preparadas en este sentido, ya que su gama tiene una media muy baja de emisiones. De hecho, en 2018 ya había logrado bajar un 16% las emisiones de CO2 y en 2017 el valor medio de las emisiones de CO2 de los automóviles vendidos por Toyota, sólo en España, se reducía hasta los 96 gramos de CO2 por kilómetro.

Ya entonces se tenía en cuenta la normativa que empieza en 2020, aunque comenzará a multar en 2021. Y ya en ese mismo tiempo, se estaba a sólo un gramo de cumplir con las exigencias, las cuales, conllevan multas especialmente severas en caso de incumplirse.

Multas de 95 euros por gramo adicional, multiplicado por las unidades vendidas

Toyota Camry Hybrid

La normativa que comenzará a funcionar a partir del día 1 de enero de 2020 es muy estricta. Todo fabricante que quiera vender sus productos en Europa estará obligado a tener, como ya se ha comentado, una media de emisiones de 95 gramos de CO2. Esto quiere decir, que a final de año, se hará un cómputo de todas las unidades vendidas y se extraerá la media, todo aquel que supere los 95 gramos de CO2, tendrá multas realmente elevadas.

Concretamente, serán 95 euros por cada gramo adicional, multiplicado por las unidades vendidas en un año. Para hacernos una idea, pongamos que un fabricante, al finalizar el año, tiene 100 gramos de CO2 de media en toda su gama y han vendido 100.000 unidades. Esto quiere quiere decir que ha superado en cinco gramos el límite, por tanto, la multa es de 47.500.000 euros –(95x5) x 100.000–. Y eso superando en sólo cinco gramos el límite, si cualquier otro fabricante lo supera en mayor cantidad, puede ser la ruina.

Toyota Rav4 Hybrid

No será para todos los fabricantes igual, hay algunos que no tendrán que cumplirla o tendrás exigencias algo diferentes. Por ejemplo, todos los que vendan menos de 1.000 coches al año quedan exentos; los que vendan menos de 10.000 coches tienen una reducción de emisiones establecida por ellos mismos, mientras que aquellos que vendan entre 10.000 y 300.000 coches al año, tendrán que reducir el 45% de las emisiones respecto a 2007.

Si un fabricante tiene coches por debajo del peso medio, su límite de emisiones estará por debajo de los 95 gramos

También hay que tener otras cosas en mente, pues los 95 gramos no son iguales para todos ya que la norma tiene en cuenta el peso medio de lo que cada fabricante haya vendido. La fórmula es un poco compleja: (g/km de CO2)= 95 g/km + 0,0333x(M-M₀). ‘M’ es la masa del vehículo en kilos, ‘M₀’ el peso medio de los coches vendidos en 2017 (1.379,88 kg) que se revisa cada tres años. De esta forma habrá fabricantes que puedan tener unos gramos adicionales por cada 100 kilos por encima del peso medio. El caso es que también tiene su contrapartida, porque si un fabricante tiene coches por debajo del peso medio, su límite de emisiones estará por debajo de los 95 gramos.

El hidrógeno es la siguiente carta de la baraja

Toyota Mirai Espana

El último movimiento de la firma japonesa en la reducción de emisiones en la pila de combustible. Lleva muchos años desarrollando esta forma de motorizar sus coches y el Toyota Mirai es por el momento, el representante de la marca en esta parcela. Es un coche de minoría porque todavía hay muy poca infraestructura, pero Toyota apuesta por ella como segundo paso en la descarbonización de su gama.

apuesta por ella como segundo paso en la descarbonización de su gama

Hace muy poco, apenas días, se ha matriculado el primer Toyota Mirai en España aunque todavía no se vende en nuestro país. Se ha llevado a cabo por la celebración de la Cumbre del Clima (COP25) que se ha celebrado en Madrid. Es una forma que tiene Toyota de aportar su apoyo a la cumbre y demostrar por donde seguirá el futuro de la automoción, aunque la marca también tiene preparados varios modelos eléctricos a baterías que irán llegando poco a poco, dejando el primer paso a Lexus, el fabricante que también dio el primer paso en la apuesta por la hibridación total de la su gama de modelos (con tecnología Toyota, obviamente).

Imágenes | Toyota Global Newsroom

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio

Explora en nuestros medios