Publicidad

BMW M3

BMW M3
25 comentarios

Publicidad

Publicidad

Os hemos hablado muchas veces del nuevo BMW M3, así que este post, resumen de la nota de prensa de presentación a la venta al público del coche, va para todos aquellos que sean fanáticos del modelo, porque quizás descubran alguna cosa que no sabían todavía.

El nuevo BMW M3 se basa en el BMW Serie 3 Coupé. Aún así, se trata de un coche de características propias, tanto por su diseño como por su tecnología. El motor ha sido desarrollado específicamente para este modelo; el chasis y la carrocería han sido concebidos aplicando los criterios de la competición. Es un automóvil completamente nuevo, exceptuando algunos pocos componentes, con estética típica de M.

Motor de ocho cilindros y 420 CV
Su propulsor V8 de 3.999 cc tiene una potencia de 309 kW/420 CV. Su par máximo es de 400 Nm, disponible a 3.900 r.p.m. Aproximadamente un 85% del par máximo está disponible a lo largo de un considerable margen de revoluciones: 6.500 vueltas. Es capaz de acelerar en 4,8 segundos de 0 a 100 km/h y su velocidad punta es de 250 km/h, limitada electrónicamente. 105 CV por cada 1.000 cc y un consumo de 12,4 litros a los 100 kilómetros.

El rasgo más característico de este motor de ocho cilindros consiste en su capacidad de girar a altas revoluciones, a un máximo de 8.400 rpm, con lo que la potencia redunda en la capacidad de impulsión. La transmisión de la potencia a las ruedas posteriores está a cargo de una caja de cambios manual de seis marchas, combinada con una caja del eje posterior completamente nueva, con diferencial autoblocante variable M.

La experiencia de la Fórmula 1 en la fabricación, la construcción y la elección de los materiales
El bloque del nuevo motor de 8 cilindros del BMW M3 proviene de la sección de fundición de metales ligeros de la planta de BMW en Landshut, en la que también se fabrican los bloques de los propulsores de los monoplazas de Fórmula 1 de BMW Sauber. El bloque de cilindros es de una aleación especial de aluminio y silicio, especialmente compacto y resistente a la torsión gracias a su estructura de tipo abierta, con cárter superior. A pesar de los dos cilindros adicionales, su peso es aproximadamente 15 kilos inferior al del motor de 6 cilindros del modelo anterior.

El motor tiene un sistema doble-VANOS de regulación variable de los árboles de levas. Esta tecnología consigue reducir las pérdidas ocasionadas por los cambios de carga, por lo que mejora la potencia y el par motor, disminuyendo también el consumo y la emisión de gases contaminantes. Para el nuevo motor de ocho cilindros se ha desarrollado especialmente una versión doble-VANOS de baja presión, capaz de funcionar con la presión de funcionamiento normal del circuito de aceite del motor.

Además, el nuevo propulsor dispone de ocho mariposas individuales. De esta manera, su respuesta es especialmente precisa a lo largo de todo el margen de revoluciones. En estas condiciones, la entrega de gran potencia es inmediata cuando la solicita el conductor. Una bomba rotativa de caudal variable alimenta la cantidad de aceite lubricante que necesita el motor en cada momento. La lubricación por cárter húmedo garantiza la alimentación de aceite apropiada en situaciones extremas.

Nuevo sistema de control del motor y sistema de recuperación de la energía de frenado Brake Energy Regeneration
El sistema de control electrónico del V8 incluye las funciones específicas M del embrague, de la caja de cambios, de la dirección y del sistema de frenos. Otra tecnología destacable del sistema de control del motor es la tecnología de flujo iónico para detectar cualquier tendencia a la detonación o fallos de encendido y combustión.

El sistema de recuperación de la energía de frenado “Brake Energy Regeneration” consigue aumentar adicionalmente la eficiencia del motor. La generación de corriente eléctrica para la red de a bordo se produce especialmente durante las fases de deceleración y frenado, mientras que, por regla general, el alternador se desacopla durante las fases de aceleración. Este concepto redunda en una generación de corriente especialmente eficiente y, además, consigue que se disponga de una potencia mayor al acelerar.

Chasis ligero para un óptimo aprovechamiento de la potencia
El chasis ha sido desarrollado sobre la base de la suspensión del BMW Serie 3 Coupé, aunque casi todos sus componentes son nuevos. La meta consistió en adaptar el conjunto a la mayor potencia y en reducir considerablemente el peso. Casi todos los componentes del eje delantero de doble articulación y columnas telescópicas son de aluminio. A excepción de un solo brazo, el eje posterior de cinco brazos también es completamente nuevo y sus componentes son de materiales ligeros. El eje trasero tiene un peso 2,5 kilos inferior. Y también el sistema de frenos de altas prestaciones de discos compuestos es más ligero. El nuevo eje posterior del BMW M3 está equipado con el diferencial autoblocante variable M.

El chasis de materiales ligeros se completa con la Servotronic del sistema de la dirección, que regula la asistencia en función de la velocidad, con un sistema de frenos de altas prestaciones con discos ventilados en las cuatro ruedas y, además, con el sistema de control dinámico de la estabilidad (DSC). Opcionalmente se puede adquirir el BMW M3 con un sistema de control electrónico de la suspensión (EDC).

Tecla MDrive para la adaptación al propio estilo de conducción
Los pilotos que optan por un estilo deportivo pueden recurrir al sistema de regulación electrónica para adaptar las características de su coche de modo más personalizado. Es posible configurar numerosos parámetros dinámicos a las preferencias personales de conducción. El sistema opcional MDrive permite activar la configuración definida previamente, simplemente pulsando un botón. Por ejemplo, es posible desconectar completamente el sistema de control dinámico de la estabilidad (DSC). Además, utilizando el sistema de mando iDrive, también puede definirse el grado de asistencia ofrecido por la servodirección Servotronic. Puede elegirse entre dos programas, variando entre la asistencia entre la modalidad “normal” y “sport”.

El sistema de control electrónico de la amortiguación (EDC), que optimiza el comportamiento dinámico del coche en curvas, al frenar y acelerar, modificando la fuerza de la amortiguación, incluye tres programas entre los que se puede elegir pulsando una tecla. También la unidad de control del motor incluye tres programas con los que se modifica la posición de las mariposas en los tubos de admisión y otros parámetros, que modifican la respuesta del motor.

El resultado de este completo trabajo de electrónica y mecánica, se refleja claramente en el cronómetro: el nuevo BMW M3 es capaz de reducir considerablemente el tiempo logrado por su antecesor en el trazado tradicional del circuito Nürburgring.

Determinados elementos del diseño acentúan las tecnologías específicas del BMW M3
Además de la estructura portante del coche, únicamente las puertas, la tapa del maletero, los cristales de las ventanas y las luces delanteras y posteriores provienen directamente del BMW Serie 3 Coupé. Todos los demás componentes han sido diseñados y desarrollados específicamente para el BMW M3.

El exterior tiene una estética propia. Los diseñadores aplicaron el criterio según el que “las funciones determinan las formas”. Por ello, utilizaron componentes que no sólamente acentúan el carácter deportivo del M3, sino que también cumplen funciones técnicas concretas. Este es el caso, por ejemplo, de los soportes de termoplástico de fibras largas que se encuentran detrás del revestimiento de los paragolpes. Estos elementos cumplen con todas las exigencias en relación con la resistencia a impactos y la capacidad de recuperación de la forma original en caso de choques de poca importancia. Al mismo tiempo, pesan 6 kilos menos.

La parte frontal del BMW M3 es otro ejemplo de diseño determinado por la función. Mientras que los faros bi-xenón dobles con los característicos anillos luminosos para la conducción diurna son iguales a los del coupé de la serie 3 de BMW, las entradas de aire tienen dimensiones mucho mayores, debido a la necesidad de una mayor cantidad de aire de admisión y de refrigeración del motor de ocho cilindros. También el capó de marcados nervios y dos entradas de aire adicionales es específico de M.

El BMW M3 se distingue además por sus abombados pasos de rueda, las estrechas ranuras de entrada de aire en las aletas delanteras, los estribos que acentúan el sistema de tracción trasera y por sus aletas posteriores con un difusor de gran eficiencia aerodinámica. Los espejos retrovisores exteriores y las llantas de aleación ligera de 18 pulgadas tienen el típico diseño de M.

Único en su segmento: el techo con refuerzo de fibra de carbono visible
Este techo es de material sintético reforzado con fibra de carbono. Este material deja visibles las fibras de carbono, ya que únicamente está cubierto por una capa de laca transparente de avanzada tecnología. Además de la exclusividad estética, el techo reforzado con fibras de carbono también ofrece una ventaja técnica evidente, ya que el techo es bastante más ligero que un techo de acero. Por ello, el centro de gravedad es más bajo.

Exclusividad y dinamismo, también en el habitáculo
Al abrir las puertas, ya se nota el carácter muy propio del M3 en los listones embellecedores de los umbrales, que llevan el logotipo de M. Los asientos delanteros son especialmente envolventes. Su ejecución es artesanal. Los instrumentos redondos dobles, típicos en los coches BMW, (velocímetro con indicador de gasolina integrado; cuentarrevoluciones con indicador de la temperatura de aceite) tienen un diseño específico de M. Las cifras son de color blanco sobre fondo negro y la manecilla del típico
color rojo de BMW M. Otra función típica de los coches M consiste en el margen variable de la zona roja del cuentarrevoluciones. Con este sistema, que funciona según la temperatura del aceite, se informa al conductor sobre el margen de revoluciones recomendado durante la fase de calentamiento del motor. El límite entre la zona amarilla de advertencia y la zona roja cambia, desplazándose en sentido horario al aumentar la temperatura del motor.

Control Display como central de información
En la zona central del salpicadero se encuentra el Control Display, en el campo visual del conductor y de su acompañante. En esta pantalla en color se ofrecen diversas informaciones relevantes para la conducción y, además, varios datos relacionados con los sistemas de comunicación, navegación, entretenimiento y climatización.

La parte superior de la consola siempre está recubierta de piel de color negro. En la sección orientada hacia el conductor se encuentran tres teclas (Power, DSC y, opcionalmente, EDC) para la activación o desconexión de los programas electrónicos de selección del comportamiento dinámico del coche. El sistema iDrive, cuyo botón (Controller) se encuentra en el centro de la consola central, permite acceder a diversos submenús del sistema MDrive. La tecla opcional MDrive, utilizada para la activación de los reglajes personalizados del coche, se encuentra en uno de los radios del volante, lugar que comparte con las teclas de mando a distancia del sistema de audio y del teléfono móvil.

El concepto “understatement”
Prescindir de todo elemento ostentoso y aparentar menos de lo que el coche es en realidad, lo que lleva a que algunos entiendan el diseño del nuevo M3 como algo conservador.

El BMW M3 lleva de serie llantas de aleación de aluminio de diseño M específico. Las llantas de las ruedas delanteras son de 8,5 x 18 pulgadas con neumáticos de perfil bajo de 245/40. En el eje posterior, las llantas son de 9,5 x 18 pulgadas con neumáticos de 265/40.

Los programas de control electrónico de la estabilidad ayudan al conductor
El control dinámico de la estabilidad (DSC) vigila permanentemente el estado dinámico del coche y, en caso necesario, activa los frenos de la rueda que corresponda y, además, reduce el par motor para recuperar la estabilidad del coche. De esta manera, el sistema contrarresta a tiempo la tendencia que tiene el coche a sobrevirar o subvirar.

El control dinámico de la estabilidad incluye varios otros sistemas: antibloqueo de los frenos (ABS), control automático antipatinamiento (ASC, que evita que las ruedas patinen sobre calzadas de menor adherencia), asistente para arrancar cuesta arriba (que evita que el coche retroceda involuntariamente al arrancar en una pendiente) y el sistema de control de frenado en curvas (CBC, Cornering Brake Control, que evita que el coche sobrevire al pisar el freno en plena curva). Además, el sistema DSC evita la reducción del rendimiento de los frenos por calentamiento extremo “fading”, para lo que aumenta específicamente la presión en el sistema de frenos.

El sistema DSC desarrollado, ahora incluye funciones adicionales para aumentar la seguridad. El sistema es capaz de detectar situaciones en las que cabe suponer que el conductor frenará con fuerza. En ese caso, se aumenta anticipadamente la presión en el sistema hidráulico, acercándose las pastillas a los discos, con lo que los frenos actúan más rápidamente. El DSC también aproxima ligeramente las pastillas en determinados intervalos al conducir con lluvia, con el fin de secar los discos.

Los colores exclusivos de la carrocería realzan el dinamismo
Puede adquirirse en cuatro colores de pintura metalizada, ofrecidas únicamente por M. El color rojo Melbourne, de sedoso brillo, se distingue por su intensidad y profundidad. El color negro Jerez incluye un tono azul aperlado. El intenso color azul Interlagos incluye pigmentos de color rojo, por lo que las superficies adquieren un ligero y atractivo toque violeta. El color plateado claro Silverstone, que tiene un ligero matiz azul, ya se conoce de los modelos BMW M5 y BMW M6. Además, el nuevo BMW M3 también se ofrece en los colores blanco Alpina, Sparkling Graphite metalizado y Space Grey, disponibles también para el BMW Serie 3 Coupé.

Seguridad
Los faros bi-xenón dobles, provistos de anillos luminosos especiales para la conducción de día, permiten conducir con seguridad de noche, gracias a su gran capacidad lumínica. Al encender la luz diurna, se iluminan los cuatro anillos de los dos faros dobles. Los anillos interiores son translúcidos, mientras que los exteriores son conductores de luz.

Lleva luces de freno de activación en dos fases, que reducen el peligro de choques en la zaga, ya que el conductor que circula detrás del BMW se percata más rápidamente de que el coche que va delante de él está frenando con fuerza. Al frenar con fuerza, se activan las luces de freno que cubren una superficie mayor, por lo que los conductores que van detrás también frenan con mayor intensidad.

La gran seguridad pasiva del nuevo BMW M3 se debe a la rigidez torsional de la carrocería y al completísimo conjunto de sistemas de seguridad y retención que se activan electrónicamente en función de las características del impacto. Gracias a las sólidas estructuras portantes de acero especialmente resistente y a la configuración precisa de las zonas de deformación programada, las fuerzas que surgen a raíz de un choque se desvían o anulan de modo específico.

Las aletas del nuevo BMW M3, por ejemplo, son de un material sintético que recupera su forma original en caso de golpes leves. Esto significa que los choques a velocidades muy bajas, por ejemplo al maniobrar para aparcar el coche, difícilmente dejan huellas.

El conductor y su acompañante están protegidos mediante airbags frontales y airbags torácicos, montados en las partes laterales exteriores de los respaldos de los asientos. Estos cuatro airbags se activan en dos fases, dependiendo de la fuerza del impacto. El airbag de tipo cortina para las cabezas cubre una superficie de gran tamaño, por lo que protege tanto a los ocupantes de los asientos delanteros como a las personas que están sentadas en el fondo. El peligro de sufrir daños en las piernas estando al volante del coche en caso de un choque frontal, se reduce mediante la deformación programada del apoyapié.

La electrónica de seguridad también activa diversas funciones importantes después del accidente, por ejemplo para advertir a los coches que vienen detrás y para iniciar las operaciones de rescate. Concretamente, se activan las luces intermitentes, se encienden las luces del habitáculo, se desbloquea el cierre centralizado, se desconecta el alternador y se suelta el borne de seguridad de la batería para evitar cortocircuitos.

En estas circunstancias, las luces intermitentes, la luz del habitáculo y el teléfono para hacer llamadas de emergencia siguen funcionando porque reciben corriente eléctrica proveniente de una red de a bordo adicional. Además, también se desactiva la bomba de gasolina para evitar una fuga incontrolada de combustible.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir