Un buen mordisco del precio del coche de segunda mano que quieres comprar puede deberse a los faros

Un buen mordisco del precio del coche de segunda mano que quieres comprar puede deberse a los faros
3 comentarios

La tecnología avanza a pasos agigantados, en el mundo del motor ocurre lo mismo, no se quedan atrás los faros del coche que se han convertido en elementos ultratecnológicos que ha hecho que su precio se dispare.

Al adquirir un coche de segunda mano hay que fijarse en qué tipo de faros lleva montados y en que funcionen correctamente. Un faro que funcione mal, ya no solo supone pagar el coste de una bombilla, nos podemos ir a una inversión mucho más importante una vez que ya hemos comprado el vehículo.

Tipos de faros de los coches

Luces

Hasta hace pocos años, todos los faros de los coches usaban, prácticamente, la misma tecnología. La evolución de la tecnología ha creado sistemas que aportan mucha más seguridad y automatismos al vehículo, con tecnologías más complejas, pero también, mucho más caras. Estos son los tipos de faros que existen en el mercado actualmente:

  • Faro halógeno: El sistema de toda la vida, aunque, lógicamente, su tecnología también ha evolucionado con el paso de los años.  Sigue montándose en coches de gama baja y media.  Con el paso del tiempo este tipo de faros acaba fundiéndose y hay que sustituirlo. Es el sistema más asequible. Es muy extraño que una bombilla de este tipo de faros supere los 40 euros de precio.
  • Faro de xenón: Aumenta la luminosidad y reduce el consumo. Aunque no se funden, si baja su rendimiento volviéndose la luz amarillenta o azulada y incluso provocando parpadeos. La vida útil de estas bombillas es mucho mayor que la de las halógenas. Pero, en contraprestación, son mucho más caras que las luces, con precios que van, según el modelo, desde los 200 a los 600 euros.
  • Faros LED: Otro aumento de luminosidad y otra bajada de consumo, además, tienen la capacidad de que son regulables. Su vida útil es aún mayor que las luces de Xenón. Lo malo de este sistema es que no se puede cambiar la luz en sí, sino que hay que cambiar el faro entero en caso de que tenga algún fallo. Nos movemos en un abanico que va de los 600 a los 1600 euros, según el modelo de coche y la tecnología que lleve.
  • Faros láser: La última tecnología que a nivel de faros, vuelve a aumentar la luminosidad, vuelve a bajar el consumo, con un rendimiento excelente. Pero, nos encontramos el mismo problema que con los de led, en caso de fallo, hay que cambiar el faro entero. Estos faros pueden costar más que un coche, en España el precio de los faros BMW Laserlight es de 11.570 €.

Por todo esto, es importante conocer qué tipo de faro tiene el coche que vamos a adquirir y evaluar el estado de los faros, nos podemos llevar una sorpresa muy desagradable si una vez que lo hemos adquirido, nos toca cambiar los faros.

Con todo esto, según los faros que tenga nuestro futuro coche hay que dar una vuelta al tipo de seguro y su precio que vamos a contratar. No es lo mismo asegurar (o sustituir en el caso de que lo tengamos a terceros) un coche con unos halógenos que con unos faros LED.

En Motorpasión | Que no te vendan un coche de segunda mano 'nuevo' con neumáticos 'viejos': comprueba cuándo se fabricaron para que no te la cuelen

Temas
Inicio