Así es el impuesto de matriculación que se aplica al comprar un coche nuevo: por qué en 2022 hay automóviles más caros

Así es el impuesto de matriculación que se aplica al comprar un coche nuevo: por qué en 2022 hay automóviles más caros
4 comentarios

El impuesto de matriculación es una de las cargas impositivas que se aplican a los coches nuevos, que se suma por ejemplo el genérico IVA, que en los automóviles es del 21 % (salvo las excepciones que lo llevan reducido).

Pero desde el 1 de enero del recién llegado 2022, comprar un coche nuevo supone un mayor desembolso a causa precisamente de dicho impuesto. Este gravamen quedó reducido en junio de 2021 en España, pero el Gobierno no ha prorrogado esta congelación.

Y eso se traduce en que más coches nuevos han pasado a ser más caros este año. El por qué lo encontramos en el nuevo ciclo de homologación WLTP.

No ha cambiado el impuesto, pero sí la homologación de emisiones

Homologación emisiones WLTP

El impuesto de matriculación viene definido en función de las emisiones homologadas de CO₂ de los vehículos, que se han elevado al entrar en vigor el nuevo estándar WLTP, más exigente, para calcular esta carga.

Hasta 2019, en Europa, las homologaciones se hacían con el desfasado ciclo NEDC. Aunque España aplicó una moratoria hasta el 1 de enero de 2021, que posteriormente se amplió hasta el 31 de enero del pasado año.

La consecuencia de esa moratoria es que los coches se homologaban con los dos consumos, pero se utilizaba el más permisivo NEDC para calcular las emisiones de CO₂ para definir su impuesto de matriculación.

Así, desde el 1 de enero de 2022, se ha acabado el margen y no pocos coches han pasado a contar con emisiones más elevadas, lo que a la postre les hace subir de tramo.

Es decir, que no es que se hayan cambiado los tramos impositivos de este gravamen, sino que al aplicarse el nuevo ciclo WLTP, muchos automóviles han variado de tramo. En definitiva, España ya se ha armonizado con la normativa europea.

El impuesto de matriculación en España y sus diferentes tramos

Dinero billetes de 50 euros

En España existen cuatro tramos impositivos para el impuesto de matriculación, que son los siguientes:


impuesto matriculación

hasta 120 g/km de CO₂ (inclusive)

0,00 %

Entre 120 y 160 g/km de CO₂

4,75%

Entre 160 y 200 g/km de CO₂

9,75%

Más de 200 g/km de CO₂

14,75%

Estos tipos impositivos no han variado. Pero al tomarse como referencia el estándar WLTP, los coches cuyas emisiones de CO₂ homologadas bajo el ciclo NEDC estaban cerca del tramo superior, se han visto gravados con el mismo.

En concreto, hasta el 31 de diciembre de 2021 (gracias a la segunda moratoria), los coches que homologaban bajo ciclo WLTP menos de 144 g/km de CO₂ estaban exentos del impuesto de matriculación.

Por su parte, los que homologaban entre 144 y 192 g/km pagaban un 4,75 %, a los que homologaban entre 192 y 240 g/km se les aplicaba el 9,75 % y los que homologaban más de 240 g/km pagaban un 14,75 %.

Pero esto ya no se aplica, de tal manera que para no tener que pagar este impuesto, los coches han de tener como máximo unas emisiones de 120 g/km de CO₂.

Así, si el 77 % de los coches pequeños matriculados entre junio y diciembre del año pasado estaban exentos de esta carga impositiva, ahora solo lo está en torno a un 15 %.

SEAT Ibiza y SEAT León

Esto incluye además coches de etiqueta ECO, como microhíbridos. Es el caso del SEAT León 1.5 eTSi de 150 CV mild-hybrid, que con la "subida" ha pasado a estar gravado al 4,75 % porque sus emisiones se fijan en 132 g/km de CO₂.

De hecho, las marcas ya están esfuerzos para paliar este incremento. Sirva de ejemplo la propia SEAT que acaba de variar el equipamiento de las versiones FR de los Arona e Ibiza para que sus emisiones se queden en los 120 y los 115 g/km de CO₂ (siempre con el motor TSI de 110 CV y con cambio manual).

En Motorpasión | Cómo vender un coche de segunda mano: qué opciones hay y cuáles son sus ventajas e inconvenientes | Que no te den un coche seminuevo por kilómetro cero, ¿en qué se diferencian?

Temas
Inicio