Ahora es el mejor momento para comprar un coche usado, y la clave está en su precio
Compra de coches

Ahora es el mejor momento para comprar un coche usado, y la clave está en su precio

Ya no arranca. Después de varios años de leal servicio, el coche ya no arranca. Y como una desgracia no llega nunca sola, tenía que ocurrir en vacaciones. Era visto. Pero de esta no pasa, hay que cambiar de coche, pero ya.

Tras un año 2020 en el que las ventas se hundieron por razones obvias, las marcas estarán deseosas de vender, eso debería traducirse en descuentos y promociones a la hora de comprar un coche. Pero era sin contar con la crisis de los microchips, de las materias primas y del transporte.

Al final, el descuento que esperaba uno no es tan interesante como se podía esperar y además el coche no está aquí. Lo estará, pero dentro de varios meses, y en algunos casos muy puntuales hay que esperar hasta un año. Es el momento de mirar un coche de segunda mano, de mirar el mercado del vehículo de ocasión (VO).

Comprar un coche de segunda mano: ventajas e inconvenientes

Ventajas del coche de segunda mano

Aunque los precios estén subiendo, siguen siendo más bajos que los de un coche nuevo. Por una fracción del precio de un coche nuevo tendremos un coche que nos permitirá evitar perder dinero con la depreciación.

Coche Nuevo o coche de Segunda Mano

Por supuesto, el coche de segunda mano también va perdiendo valor, pero esa perdida es mucho más lenta que en un coche nuevo y dependerá mucho de hasta qué punto ese coche ha sido usado.

No pierde el mismo valor un coche de ocasión con dos años de antigüedad que uno con ocho. O uno con 50.000 km que uno con 200.000 km. De nuevo, no hay una regla escrita, es muy variable, pero la mayor parte de la pérdida del valor del coche ya la asumió su primer dueño.

Otra de las ventajas a la hora de comprar un coche nuevo es que podremos subir de gama con el coche de segunda mano frente a un coche nuevo. Todo dependerá de nuestras necesidades y de lo que consideremos como kilometraje aceptable, por supuesto.

Jaguar XF
En VO se puede encontrar hasta un Jaguar XF con 1230.000 km y garantía de un año por el precio de un Dacia Duster nuevo.

Por ejemplo, a partir de 15.000 euros podremos conseguir un SEAT Arona con menos de 50.000 km y motor de 115 CV, un Kia Stonic 1.0 de 100 CV con menos de 70.000 km o un Mazda3 2.0 litros 120 CV con menos de 60.000 km.

O incluso, seamos locos, un Mercedes CLS 350 de 272 CV de 2006 con poco más de 100.000 km por 13.000 euros. O bien un Jaguar XF 2.7 D de 207 CV de 2008 con 123.000 km y un año de garantía por menos de 15.000 euros. Las posibilidades son inmensas.

Por último, una de las ventajas, especialmente en la actualidad, es la disponibilidad casi inmediata del coche. Si te gusta y lo compras, te lo llevas puesto en la mayoría de casos. No hay que esperar varios meses su entrega.

Inconvenientes del coche de segunda mano

coches segunda mano

Sin duda el mayor inconveniente de comprar un coche de segunda mano es la incertidumbre sobre su historial. En ocasiones es imposible saber si el mantenimiento ha sido efectuado correctamente. Y si el mantenimiento ha sido descuidado es muy probable que el coche acabe teniendo fallos que serán caros de solucionar.

En consecuencia haría aumentar el coste del mantenimiento del coche. El cual, si hablamos de coches con muchos años y más de 100.000 km puede ser más caro que el de un coche nuevo.

Del mismo modo, existe la posibilidad que el coche haya sufrido algún accidente en su vida y no haya sido arreglado convenientemente y que se oculte ese dato al comprador. Cuando los paneles de carrocería en un lado o esquina del coche no están bien alineados con respecto al otro u otra esquina o cuando la pintura de algunos paneles de carrocería simplemente tiene más brillo, son cosas que nos deberían alertar.

Coche Nuevo o coche de Segunda Mano

Existen bases de datos europeas para averiguar el historial de un coche, como Carfax o Carvertical, pero no son infalibles y algunos coches parecen no estar en sus bases de datos.

Por último, la manipulación del cuentakilómetros no es tan extensa como antaño, pero sigue siendo un pequeño riesgo. Lo ideal es que un coche tenga un historial de servicio completo: si no es así, puedes comprar una garantía en forma de comprobación del historial.

Por último, evidentemente, a veces no podremos escoger las especificaciones del coche en términos de color y de equipamiento. Por ejemplo, si lo queremos verde y apenas se vendieron unidades de ese color, será muy difícil que encontremos uno en venta con ese color.

Comprar un coche de segunda mano: cuanto antes mejor

Coche nuevo

Ahora es el momento de comprar un coche de segunda mano si vamos a cambiar de coche. Faltan coches nuevos (crisis de suministros y transporte) y faltan coches de segunda mano. Y ya se sabe, si hay demanda, los precios suben. Especialmente ahora que empiezan a faltar coches de segunda mano recientes.

El pasado mes de octubre se vendieron 161.153 coches de VO en España. En los 10 primeros meses del año se han efectuado 1.593.352 traspasos, lo que representa un incremento del 11% con respecto a 2020 y un 6% con respecto a 2019. Claramente, hay demanda de coches de segunda mano. De hecho, en España se venden 2,3 coches de VO por cada coche nuevo, según datos de Faconauto y Ganvam.

Y con una crisis de semiconductores que no está cerca de resolverse, los precios del VO van a seguir subiendo. En Intel, por ejemplo, no ven una vuelta a la normalidad hasta 2023, siendo este final de 2021 y principios de 2022 la peor época. Y es una crisis que escala mundial impedirá la fabricación de entre 8 y 9 millones de vehículos.

Concesionario Bmw

Otro dato llamativo que nos invita a comprar ya un coche de segunda mano si necesitamos un nuevo automóvil es que el 35% de las transacciones pertenecen a modelos con más de 15 años. Además, las ventas de coches de uno y tres años de antigüedad cayeron un 42,1% con respecto a 2020 (-33,3% con 2019) y las ventas de coches de menos un año (un segmento compuesto en su mayoría por los km 0 y seminuevos de las marcas) se redujeron un 23% (un 52% con respecto a 2019).

La razón de esa bajada no hay que buscarla muy lejos. El parque de segunda mano no se renueva al mismo ritmo que en los años anteriores. La crisis de los microchips provoca retrasos en las entregas de los coches nuevos, por lo que las marcas apenas tienen seminuevos y al mismo tiempo muchos clientes conservan su coche más tiempo y por tanto no llega al mercado de segunda mano.

Las empresas de renting y de rent-a-car tampoco renuevan sus flotas al mismo ritmo, porque a ellos tampoco les llegan los coches a tiempo. Y si no renuevan sus flotas, no venden como VO las unidades que tienen, las mantienen en flota. Moraleja, el poco coche de segunda mano que hay disponible sube de precio.

En Motorpasión | Todo lo que necesitas saber para vender tu coche

Temas
Inicio