Compartir
Publicidad

Volvo LCP 2000, un pionero en los ochenta

Volvo LCP 2000, un pionero en los ochenta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Quién habló de crisis a los 30? El prototipo de Volvo LCP 2000 llega a la treintena reivindicándose del mismo modo que lo hacen nuestros mayores cuando nos recuerdan que tenían razón en algún asunto del pasado. En este caso, ese asunto no es otro que el aumento de la eficiencia, la utilización de combustibles alternativos y de materiales más ligeros, en un proyecto que vino a bautizarse como Light Component Project.

El Volvo LCP 2000 fue un pionero no sólo por ser un concept car nacido con un marcado espíritu de protección del medio ambiente, sino porque abrió una línea de investigación que estamos retomando en nuestros días con ejemplos concretos. Sin ir más lejos, su carrocería se componía de fibra de carbono y elementos plásticos, materiales que utilizados de forma más evolucionada utiliza BMW en su BMW i3. Volvo los elegió en su día por ser renovables prediciendo una amplia oferta en el futuro.

Volvo LCP 2000

El prototipo de Volvo LCP 2000 veía la luz en la primavera de 1983, culminando un proyecto que nació cuatros años antes, en 1979. Javier Costas nos hablaba en profundidad de las claves para entender por qué los particulares no compran coches eléctricos, de cómo el aumento del precio de los combustibles fósiles en un contexto de crisis económica insta a la búsqueda de modos alternativos de alimentar nuestros vehículos. Pues bien, el protagonista de este artículo fue producto de esa tendencia.

De hecho, la idea original partió de dos proyectos, uno de coche eléctrico fusionado con otro de vehículo diminuto y ultraligero. Todo esto en una época en la que los concepts cars tendían más bien hacia lo mastodóntico como muestras patentes del orgullo de los fabricantes. Eso sí, en lugar de motor eléctrico, para conseguir el menor posible, y prescindir de pesadas baterías, se montaron dos pequeños motores turbodiésel tricilíndricos de 1.3 y 1.4 litros (de 50 y 90 CV). El coche pesaba unos 700 kg.

Volvo LCP 2000

Del Volvo LCP 2000 se culminaron 4 prototipos que vieron la luz en el seminario medioambiental de Estocolomo. Con respecto a sus contemporáneos, era un coche muy diferente, gracias especialmente a un maletero que hacía las veces de puerta de acceso a dos asientos en contra del sentido de la marcha, y que aún dejaba espacio para equipaje. Si os fijáis minuciosamente, se pueden reconocer rasgos del diseño del Volvo 480 lanzando al mercado tres años más tarde.

El mercado en ese momento no tenía lugar para un modelo así, sin embargo, sentó las bases para futuras innovaciones. Y en cuestión de diseño, quién sabe hacia dónde pueden ir las tendencias. Nos gusta volver al pasado, y hasta hacerlo renacer, como es el caso de Renault y el R5 con su Renault Twin'Z concept car.

Vía | Green Car Reports y Volvo En Motorpasión Futuro | Los pioneros de cada casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos