Compartir
Publicidad
Publicidad

Suspensión regenerativa, no están las cosas para perder nada

Suspensión regenerativa, no están las cosas para perder nada
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Cada vez son más los vehículos que utilizan el sistema de frenada regenerativa para recuperar esa energía que de otra forma se perdería al frenar, pero no es la única energía que se pierde en un coche y cada vez hay más ingenieros dispuestos a intentar recuperar esa energía al máximo.

Este es el caso de los ingenieros del fabricante de transmisiones ZF y los de la empresa Levant Power, que se han puesto a trabajar, de forma conjunta, para desarrollar una suspensión activa y regenerativa, lo suficientemente asequible como para poder fabricarla en masa e introducirla en la producción de coches.

La nueva suspensión regenerativa cuenta con una innovadora tecnología de válvulas, regulada por su propia unidad de control, un motor eléctrico y una bomba de engranajes electrohidráulica, todo ello montado en el exterior de un amortiguador desarrollado por ZF.

Para recuperar la energía, el sistema de válvulas utiliza el movimiento de vaivén del pistón del amortiguador y guía el aceite del amortiguador a través de la bomba, la cual convierte la energía cinética en energía eléctrica. La bomba de engranajes regula el flujo de aceite en el amortiguador, lo que le permite adaptarse de manera óptima y automática a las condiciones de conducción.

En aquellas carreteras con curvas o en tramos de circulación por ciudad, en los que el coche se balancea de un lado a otro o hacia adelante y atrás, es donde tiene que trabajar más la suspensión y por lo tanto será en ellos donde más energía será capaz de recuperar este sistema.

Vía | Auto Evolution

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos