Compartir
Publicidad
Publicidad

General Motors desenchufará al Volt/Ampera del mercado europeo

General Motors desenchufará al Volt/Ampera del mercado europeo
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ciñámonos a los hechos: ni el Chevrolet Volt ni el Opel Ampera se están vendiendo bien en Europa, exceptuando países nórdicos de bajo volumen con impuestos opresivos al automóvil, donde resultan muy bonificados. La apuesta de General Motors por el eléctrico de autonomía extendida no ha cuajado.

Y por ese motivo, su permanencia en el mercado europeo tiene los días contados. Desaparecerá como Chevrolet, ya que la marca se retira de Europa en 2016 quedando solo modelos icónicos. Desaparecerá también como Opel Ampera, y su alter ego Vauxhall Ampera, según una filtración desde Detroit.

Sobre el papel, tiene buenos números: de 40 a 80 kilómetros de autonomía eléctrica y el resto a gasolina, con un consumo real de 6-7 l/100 km con batería baja. El problemón es el precio, casi 40.000 euros (sin contar ayudas), batiendo a cualquier alternativa eléctrica comparable, y más caro que el Toyota Prius Plug-in, que también se vende fatal por aquí.

Chevrolet Volt

En la hemeroteca hay un interesante lamento de un alto ejecutivo de GM: "Todos los gobiernos europeos dijeron que querían eléctricos. Les presentamos el nuestro, ¿y ahora qué?" (traducción libre). Pues pasa que con esos precios, el consumidor europeo prefiere seguir tirando de petroleros (Diesel), híbridos o eléctricos más baratos.

No deja de ser cierto que el uso del Volt/Ampera, en modo totalmente eléctrico, es hasta ocho veces más barato moverlo que un coche de combustión interna de dimensiones similares. En una utilización mixta de gasolina y electricidad sigue siendo un grandísimo ahorro sobre un Diesel, pero claro, la inversión inicial es elevada.

A falta de confirmación oficial, le podemos dar verosimilitud. ¿Dónde están los restyling de estos modelos? Salieron en 2010 al mercado. Para 2016 se espera la segunda generación del Volt, que ya no tendría versión europea. Donde estos coches tienen un mínimo de éxito es en Estados Unidos, que es donde se fabrican.

Chevrolet Volt

Aparte del precio, no hay que olvidar otros inconvenientes de este coche. Son cuatro plazas y tamaño de compacto, pero pesa 1.800 kg. Su elevado precio incluye mucho equipamiento, pero tiene detalles como una tapa de maletero textil enrollable o plásticos indignos de un coche de semejante tarifa.

Además, no hay que perder de vista que, fruto de la crisis, la mayoría de los países europeos han pasado de apoyar el coche eléctrico mediante inyecciones de pasta (exenciones de impuestos o subvenciones) a apoyar el coche eléctrico de palabra y cara a la galería. Así es difícil que haya pioneros.

Nissan ha sido quien se ha llevado el gato al agua con su Leaf, y con baterías en propiedad. Renault apostó por baterías en alquiler y le ha comido terreno su marca hermana. Toyota no ha conseguido ventas significativas del Prius enchufable. PSA se ha estrellado con sus trillizos eléctricos. La gasolina no es suficientemente cara todavía como para incentivar más las ventas.

Fuente | Automotive News
En Motorpasión | Opel Ampera, prueba (exterior e interior, conducción, consumos y dinámica, equipamiento, versiones, recarga y seguridad, valoración y ficha técnica)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos