Compartir
Publicidad

¿Es la Semana Europea de la Movilidad una pantomima en España?

¿Es la Semana Europea de la Movilidad una pantomima en España?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acerca la Semana Europea de la Movilidad (SEM), una cita muy señalada en nuestro calendario (del 16 al 22 de este mes) y en el de muchos municipios de nuestro país que organizan actividades en favor de la movilidad alternativa. De hecho, España vuelve a repetir este año como nación del continente en el que más municipios se suman, en total 402 (y con Rivas Vaciamadrid premiada el año pasado).

Como estos últimos datos se prestan a ser titular en muchos medios, hemos querido este año preguntarnos por la eficiencia de la iniciativa en nuestro país. Y es que, en contraste con otros países europeos, la movilidad alternativa en España tiene sus lagunas y carencias. ¿Es la Semana de la Movilidad Europea una pantomima peninsular?

semana-europea-movilidad-2014-logo.jpg

2014 es el año con menos municipios inscritos

Antes de que os lancéis a contestar, vamos a analizar algunos aspectos. La Semana Europea de la Movilidad se lleva organizando desde 2002, buscando apoyar a los municipios europeos que se quieran sumar a concienciar a los ciudadanos en cuanto al uso del transporte público, en bicicleta y peatonal. También se pretende hacer reflexionar a las autoridades sobre el uso del espacio urbano, y sobre nuevas inversiones en infraesctructuras.

Los municipios que se inscriben pueden tomar varios tipos de medidas, relativas a actividades exclusivamente esa semana, con respecto al famoso "Día sin coches" o, quizá las más importantes, medidas permanentes relacionadas con la movilidad. En este aspecto, y de cara a buscarlas, existe una guía para los municipios para ejecutar los pasos que quieran tomar. Los consejos, que no tienen desperdicio, giran en torno a estos puntos:

  • Comience el año analizando el tema
  • Asegúrese el apoyo político
  • No sea demasiado polémico o negativo en los mensajes que desea transmitir
  • Demuestre sus evidencias
  • Cree asociaciones eficaces
  • Básese en iniciativas existentes

Como bien sabéis, la estadística proporciona titulares, pero no deberíamos lanzarnos a exclamar que España es el país líder de la Semana Europea de la Movilidad con más de 400 municipios, sin antes contextualizar.

Y es que, para empezar, 2014 va a ser el año más pobre en participación, con 1.110 municipios inscritos, lo que deja en una proporción muy significativa a nuestro país, que recuerda al ejemplo que os dábamos con la bicicleta compartida, donde somos líderes mundiales en servicio y en inefectividad del servicio. ¿Qué pasa con el resto de europeos? ¿Han moderado sus fondos municipales dedicados a una cuestión tan señalada en las agendas europeas con respecto a nosotros?

semana-europea-movilidad-2014-helsinki.jpg

Concienciar, pedalear y peatonalizar

Vamos a analizar algunas de las actividades que se fomentan, como el uso de la bicicleta, que tiene un sinfín de actividades relacionadas. Dejad que vaya por la vía fácil: la denominada "Fiesta de la bicicleta" está cada vez más popularizada en nuestra geografía, y colabora a que la lista de municipios españoles adscritos al programa sea la que es.

Dejando la simplificaciones a un lado, es cierto que concienciar es necesario, pero insuficiente sin más medidas. Para que las bicicletas se generalicen como medio de transporte urbano, son necesarias infraestructura e inversiones no tan baratas. Tampoco hablamos de gastarnos 4 millones de euros en un puente (útil, ante todo) para bicicletas, pero sí de ir más allá de pintar sobre el asfalto el símbolo de una bicicleta, una de las mayores críticas para el caso de una gran ciudad como Madrid con la llegada de BiciMad.

De hecho, si se me permite introducir la experiencia personal, hace dos días asistí a un accidente de bicicleta en el municipio de La Manga con consecuencias para la salud del ciclista. El ciclocarril por el que transitaba salía de la calzada para fusionarse con la acera, acera por la que pasaban peatones, y que llevó al ciclista a decelerar de tal suerte que terminó en el suelo. ¿Culpa del ciclista, de los peatones o del ciclocarril?

En cualquier caso, en España el uso de la bicicleta como modo de transporte urbano va aumentando, pero todavía está lejos de otras ciudades europeas, y no hace falta irse a Holanda: Londres ha duplicado en 10 años el número de personas que van a trabajar en bicicleta, para superar los 155.000. Y eso era en 2011, a día de hoy esa cifra será mucho mayor. El uso de la bicicleta es considerado por algunos tan beneficioso que en Francia, como ya os hemos contado, pagan a quien lo hace.

Si seguimos hablando de bicicletas, la prensa nacional se jacta este año de que, al contrario que el anterior, hemos superado a Austria en número de municipios. Pues bien, aunque les superemos en número de "Fiestas de la bicicleta" los domingos, de vuelta a la vida los lunes, pedalear por Viena no tiene nada que ver con pedalear por Madrid, por ciclocarriles protegidos, concienciación y tráfico de bicis.

punto-recarga-austria.jpg
Punto de recarga en una pequeña localidad de Austria en el valle del Wachau

En ese país tan montañoso es posible ver a cualquier persona, abuelitas incluidas, ir a hacer la compra en bicicleta eléctrica, cuyo uso se populariza a buen ritmo. Y ya que hablamos de infraestructura, en Austria existe una red específica de puntos de recarga para bicicletas eléctricas, con estaciones en municipios tan pequeños (o más) como los españoles que participan en el programa de la Semana Europea de la Movilidad (y que en algunos casos comparten poste para bicicletas y coches eléctricos). Por eso, la comparación mediática-estadística con Austria que se puede leer en algunos medios, es cuanto menos, curiosa.

Si nos movemos por las propuesas de otras ciudades europeas de países con no tanta participación municipal, encontramos medidas que van más allá de la peatonalización: en Utrecht (Países Bajos) tratarán de fomentar el uso de la bicicleta eléctrica, en Landsberg am Lech hará lo propio con el carsharing y el coche compartido, o en Würzburg su servicio de bicicleta compartida será gratuito ese día.

semana-movilidad-europea-do-mix-1.jpg

¿Por qué dejan al coche fuera de la ecuación?

Quizá uno de los puntos que más llame la atención del programa, es que, a pesar de que recuerda que no se trata de suprimir el tránsito en coche, no existen tantas propuestas relacionadas, por ejemplo, con el coche eléctrico, y ya mejor no hablar de otro tipo de motorizaciones. Trabajar en la integración es una prioridad de los programas, pero sólo en teoría, no tanto en la práctica.

Las medidas que más se repiten entre los pueblos son reparación de aceras, actividades escolares y peatonalización de áreas urbanas. Ya en ciudades que aumentan de tamaño encontramos otro tipo de propuestas, como en León, donde se realizará una demostración de conducción autónoma. Y aún así, se nos antoja pobre la participación de vehículos con motorizaciones alternativas en la Semana Europea de la Movilidad.

Quizá, para próximas ediciones, merecería la pena imitar el resto de países europeos y reducir el número de actividades para dedicar estos recursos a medidas con mayor eficiencia para la movilidad alternativa, y sobre todo, concentrar esas inversiones en medidas que integren verdaderamente el tránsito de vehículos en la ciudad. Todos los días no son fiesta de la bicicleta.

Más información | Mobility Week
Imágenes | Europeanmobilityweek (CC) en Flickr
En Motorpasión Futuro | La burbuja ciclista: ¿sabías que España es el país con más programas de bicicleta pública?, Comienza la "Semana de la Movilidad Sostenible", con la participación de 368 ciudades españolas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos