Publicidad

Continental ha desarrollado un sistema híbrido de 48 voltios que permite circular en modo 100 % eléctrico

Continental ha desarrollado un sistema híbrido de 48 voltios que permite circular en modo 100 % eléctrico
8 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

En el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt el fabricante alemán Continental presentará un nuevo sistema de bajo voltaje para vehículos híbridos, que según la compañía es una solución más barata, eficiente y compacta que los sistemas híbridos de alto voltaje.

Habitualmente los sistemas eléctricos de 48 voltios los hemos visto asociados a coches microhíbridos o mild-hybrid, que no son capaces de circular en modo exclusivamente eléctrico, pero esta idea de Continental permitiría utilizar esta tecnología de 48 voltios para híbridos convencionales.

Hablamos de un full-hybrid que, en lugar de utilizar un sistema eléctrico de alto voltaje para poder circular en modo 100 % eléctrico, recurre a uno de mucho menor voltaje que, además de ser más barato de fabricar (una gran ventaja de cara a popularizar aún más los híbridos), permite equipar motores eléctricos de hasta 30 kW de potencia (41 CV).

Este sistema combina un motor eléctrico con una batería (cuya capacidad no se especifica) y es apto para ser asociado tanto a motores gasolina como diésel. En cualquier caso, anuncia una reducción de consumo y emisiones de un 20 % con respecto a un vehículo similar con motor de combustión.

Continental Hibrido 48 Voltios
Motor eléctrico con hasta 30 kW de potencia

Esta tecnología está ya lista para producción y ha sido puesta a prueba en un prototipo basado en el Ford Focus, pero además Continental asegura que se podría desarrollar también para aplicaciones en coches híbridos enchufables, añadiendo una batería de mayor capacidad y un cargador integrado.

Y...¿cómo funciona?

Aunque el sistema es muy similar al de los microhíbridos, en este caso el motor eléctrico no sirve únicamente para apoyar al de combustión, puesto que es capaz de propulsar al vehículo por sí mismo hasta velocidades de 80 ó 90 km/h, según la marca. Básicamente, el coche se convierte en un híbrido convencional, capaz de funcionar exclusivamente en modo eléctrico.

La ubicación del propio motor eléctrico también cambia, ya que ahora no se encuentra instalado en el cigüeñal del motor de combustión (como en los sistemas mild-hybrid que Continental comercializa a algunos fabricantes de automóviles) sino entre el motor y la transmisión. A nivel de espacio necesario y peso del conjunto, las diferencias son mínimas frente a un mild-hybrid al uso.

Además, el sistema eléctrico de 48 voltios se ha revisado para mejorar el proceso de recuperación de energía en la frenada, que ahora es más eficiente que antes al haber menos pérdidas en el sistema.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir