Compartir
Publicidad

Todo sobre el BMW i3 2013

Todo sobre el BMW i3 2013
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

BMW nos ha aportado más datos acerca del que será el primer coche eléctrico de producción en serie de la marca bávara, el BMW i3. Este pequeño eléctrico urbano no nos pilla ni mucho menos desprevenidos en Motorpasión Futuro, ya que os hemos comentado desde los primeros diseños que presentaron los muniqueses allá por 2011 al último modelo conceptual de 3 puertas, denominado BMW i3 Concept Coupe que fue presentado en el Salón de Los Ángeles de 2012.

Pero el momento de la comercialización del modelo se acerca, y con él la llegada de aún más datos acerca de cómo va a ser este compacto eléctrico de 170 CV de potencia y 250 Nm de par, que acelera de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos y tiene una distribución de peso ideal con un 50% del mismo repartido en cada eje motriz. Por ejemplo, se ha confirmado el peso del modelo, tan sólo 1.195 kilogramos, casi 300 kg más ligero que un Renault ZOE.

BMW i3 - estructura

Muchos esperaríais que a la hora de hablar de un coche eléctrico nos centrásemos en su batería, en su motor, en su autonomía o en sus formas de recarga; pero es que esto no es un coche eléctrico al uso. BMW ha conseguido gracias al uso de materiales ligeros aquello por lo que otros sueñan, obtener una autonomía en condiciones reales de utilización de entre 130 y 160 kilómetros (homologa 190 km según ciclo NEDC) con un coche que dispone de unas prestaciones dignas de un compacto de aspiraciones deportivas.

BMW i3: ahorrando peso para incrementar prestaciones

Para aligerar el peso se ha recurrido a un uso revolucionario de materiales, más dignos de ir en un coche de competición que en un vehículo urbano. El uso masivo de aluminio en los subchasis y el alojamiento del motor, el magnesio como soporte del salpicadero y una célula de habitabilidad en fibra de carbono han conseguido que se alineen los planetas para conseguir un coche eléctrico potente y con un peso contenido.

Pero no sólo en estructura se ha reducido el peso, gracias al uso de aluminio las llantas de aleación son un 36% más ligeras que unas equivalentes de acero. Continuando con las ruedas, los neumáticos de dimensiones 155/70 R19 han sido escogidos para proporcionar una buena combinación de adherencia y prestaciones junto a un bajo consumo energético, vital para poder obtener unos valores de autonomía acordes al vehículo.

BMW i3 - batería y motor

Y si el peso reducido ayuda a incrementar la autonomía y las prestaciones, el sistema de gestión de la planta motriz no es menos. El BMW i3 dispone de 3 modos de conducción, un modo "Confort" donde las prestaciones priman sobre la autonomía, un modo "ECO PRO" donde podemos obtener hasta 20 kilómetros extra de autonomía gracias a un elenco de sistemas que limitan nuestro uso de la climatización y el acelerador y, finalmente, un modo denominado "ECO PRO+" que consigue ofrecernos otros 20 kilómetros extra en caso de necesidad, llegando de esa manera a unos 200 km de autonomía reales.

Pero como siempre habrá gente que considere que la autonomía del modelo puede ser excesivamente corta, el coche puede montar opcionalmente un extensor de autonomía mediante un motor bicilíndrico de 34 CV (fabricado por Kymco) que permite viajar hasta un máximo de 300 kilómetros; eliminando de esa manera la posible ansiedad por falta de autonomía. El depósito de gasolina de 9 litros se encuentra en la parte delantera del coche.

Vayamos ahora a la batería, BMW ha desarrollado una batería de 22 kWh brutos con un peso de 230 kg, 60 kg menos que la que equipa el Renault ZOE (que es de 22 kWh útiles, ojo).

BMW i3 - puertas abiertas

De la batería nos queda por reseñar la capacidad de recargarse a 3 y 50 kW de potencia, lo que nos proporcionaría una recarga al 80% de capacidad en menos de 30 minutos o en unas 6 horas de tener instalada en casa una Wallbox que BMW entregará con el vehículo.

Conectividad por encima de todo

Vivimos en la era de la conectividad, desde nuestro teléfono móvil a nuestro coche todo está conectado a través de internet, y el BMW i3 no iba a ser menos. BMW ha desarrollado una serie de aplicaciones especiales para su primer eléctrico ciertamente innovadoras. Para empezar, el BMW i3 dispone de un sistema de cálculo en tiempo real de la autonomía restante, la cual nos mostrará en un mapa con forma de tela de araña sobre el navegador del vehículo, indicándonos en función del tráfico y del tipo de vía a donde podremos llegar en cada momento.

Muchos observaréis que este sistema ya existía en otros modelos de otros fabricantes, la novedad de BMW proviene de que el cálculo se hace remotamente en un servidor de BMW mediante los datos que el vehículo envía a través de la conexión 3G a internet que viene incluida de serie en el coche, de esta manera el cálculo de autonomía es más preciso y rápido, teniendo en consideración más parámetros de los que un ordenador de a bordo de un coche convencional podrá tener.

BMW i3 - zaga

Otra de las opciones que nos ofrecen los servicios de conectividad del BMW i3 es la posibilidad de incluir en nuestra ruta trayectos en transporte público y a pie para alcanzar nuestro destino, de forma que el sistema de navegación del coche nos indicará la ruta óptima. Mediante este servicio, el coche calculará que tramo haremos en nuestro vehículo privado, donde aparcarlo y cómo continuar en transporte público.

Continuando con las funciones de conectividad, el BMW i3 dispondrá de un sistema de planificación de los tiempos de recarga y del climatizador, algo ya casi "común" entre los coches eléctricos, que nos hará la vida más fácil en los tórridos días de verano o en las gélidas noches invernales, ya que la energía necesaria para climatizar el habitáculo saldrá de la red eléctrica y no de nuestra autonomía final.

Se que a muchos puede que se os estén poniendo los dientes largos con este modelo, pero cuidado; ya se nos ha avisado que no va a ser para nada económico. Hace tiempo os comentamos que el precio de salida se espera que ronde el de un BMW serie 3 bien equipado, por lo que no esperéis que este premium eléctrico baje de los 30.000 a 35.000 euros con ayudas a la compra en nuestro país.

En Motorpasión Futuro | BMW i3 Concept, el eléctrico de BMW para la gran ciudad, BMW i3 Concept Coupé, BMW i3, último trimestre del 2013 y entre 35.000 y 40.000 euros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos