BYD está empeñada en vender un coche eléctrico barato. Las baterías de sodio pueden ser la solución para lanzar uno por 8.000 euros

BYD está empeñada en vender un coche eléctrico barato. Las baterías de sodio pueden ser la solución para lanzar uno por 8.000 euros
15 comentarios

No es que el coche eléctrico barato no existe, es que ya no hay ninguno de combustión que cueste menos de 10.000 euros. Pero esto puede cambiar con el lanzamiento del nuevo utilitario del fabricante chino BYD.

A lo largo del año 2023, BYD se ha propuesto lanzar un pequeño utilitario eléctrico que cueste unos 8.000 euros en su mercado local. Si llega a Europa, sería mucho más barato que el Dacia Spring. ¿Cómo es posible? Gracias a su batería de sodio.

Podría ser realidad el año que viene

Byd 3

Hoy por hoy, el coche barato ha muerto. Hace no tanto, había bastantes opciones entre las que elegir con un presupuesto de 10.000 euros, pero ahora es imposible encontrar cualquier modelo nuevo por debajo de esa cifra.

Es todavía peor si hablamos de coches eléctricos, aunque los fabricantes llevan prometiendo años que habrá alternativas de cero emisiones con un coste muy ajustado. La realidad es que el coche eléctrico más barato que se puede comprar en España es el Dacia Spring y está disponible desde 20.555 euros.

Pero ahora tenemos algo con lo que no contábamos hace tan solo tres años: coches chinos. En los últimos meses han aterrizado en nuestro mercado fabricantes que están poniendo contras las cuerdas a las compañías occidentales, ya sea con productos más baratos que sus homólogos europeos o con modelos más caros que ofrecen más equipamiento y una buena relación calidad precio.

Byd 1

Sin embargo, seguimos esperando ese coche eléctrico barato que realmente haga replantearse la movilidad eléctrica a muchos conductores, especialmente en entornos urbanos. Aunque esta vez parece estar más cerca porque BYD se ha propuesto vender un modelo de estas características, incluso tiene nombre y precio.

Se llama BYD Seagull, como la marca de relojes china, y algunos medios chinos aseguran que costará alrededor de 60.000 yuanes, el equivalente actual a unos 8.000 euros, al menos en su mercado local. Debería llegar a lo largo del año que viene, medirá 3,6 metros de largo y ofrecerá una autonomía de unos 300 kilómetros.

Sin ir más lejos, el citado Dacia Spring básico mide 3,73 metros de largo, homologa una autonomía de hasta 230 km y cuesta más del doble. También costaba más del doble el extinto Seat Mii electric, uno de esos intentos de coche eléctrico barato que sin ayudas y descuentos no llegó a ser tan asequible. El español medía 3,55 metros y se conformaba con una autonomía de 259 km.

Byd 7
BYD ya está dando forma a su catálogo europeo

Entonces ¿cómo es posible que el BYD Seagull prometa esos números? Pues bien, la respuesta está en su batería de sodio. En otras ocasiones hemos explicado por qué este tipo de baterías pueden poner fin a la dependencia al litio, aunque nadie esperaba que la industria contemplase su uso tan pronto.

También es cierto que BYD es uno de los fabricantes de baterías más grandes del mundo, por lo que tiene músculo y recursos para convertirse en la primera compañía de automóviles que lanza un coche con batería de sodio. Y lo que es más importante, de esta forma, BYD tomaría la delantera en esta cuestión a CATL, el mayor fabricante de baterías del planeta.

Habrá que esperar hasta el año que viene para saber hasta qué punto se cumplen los planes de BYD. Desde luego, el desarrollo del BYD Seagull parece estar en un estado muy avanzado, aunque todavía oculta su diseño final con un vinilo de camuflaje.

Si este tipo de baterías llegan a producción, su coste se reducirá y será otra ventaja frente a las de litio. Para ello, deberían incorporarlas más modelos, no solo el Seagull, pero BYD asegura que después de su utilitario llegarán otros coches equipados con batería de sodio.

Temas