Compartir
Publicidad
Publicidad

Una de Three Wheelers, abuelos y el nuevo Mog

Una de Three Wheelers, abuelos y el nuevo Mog
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este fin de semana he estado en Malvern, UK, en busca de piezas para ese Morgan Tres Ruedas que nunca terminaremos de restaurar. Allí he encontrado al atajo de carcamales rockeros que, según la prestigiosa revista Classic & Sports Car, constituyen el mejor club de históricos del Reino Unido: el Morgan Three Wheeler Club.

Jamás imaginé que un abuelo pudiese ser más moderno que yo. Sí más experimentado y, por tanto, sabio; pero no más enrollado. Maldita sea, ¡Uno de ellos incluso tenía tetas! Implantadas en Tailandia ya que este tipo de operaciones son ilegales en las islas británicas.

Tampoco pensé que se puediera ser tan brutalmente educado y desinteresado en el trato. En fin, unos tipos inmensos que, además, me ofrecieron la oportunidad de dar una vuelta en el nuevo 3 Wheeler.

threewheeler-agm11-21b.jpg

En Malvern, sede de Morgan, el Morgan Three Wheeler Club (MTWC) celebra todos los años una reunión general (Anual General Meeting) en la que, aparte de juntar un buen puñado de sus cacharros, organiza una feria para aprovisionarse de piezas del modelo.

Ha sido la primera vez que veía un triciclo en movimiento. Rapido, en su versión deportiva con aproximadamente 50 caballos y 500 kilos de peso, suena a Harley. Se conduce hombro con hombro con el pasajero, el cual si deja caer un poco su mano tocará el asfalto. Ágiles, parecen avispas; capaces de mantener velocidades de crucero de 80 Km/h con picos de hasta 120.

Además, en el MTWC están a partir un piñón con la Mog, por lo que este año la centenaria marca mandó al responsable del archivo histórico para dar una vuelta a quien quisiera en el nuevo 3 Wheeler.

threewheeler-agm11-17b.jpg

Con 115 CV y unos 180 Km/h de velocidad punta, es igual al viejo solo que más rápido y eficiente. Sin duda, las mejores cualidades que pude apreciar en el corto paseo fueron una estabilidad y una aceleración prodigiosas. Y también, que el coche es un pasaporte hacia la tierra de la conducción más pura.

Eso sí, con un parabrisas exiguo, hubiera sido interesante contar con un par de gafas a la antigua (goggles). Por suerte, esta vez no terminé con insectos alojados bajo los párpados.

Finalmente, en Morgan ya tienen 600 pedidos que comenzarán a entregar la semana que viene a aproximadamente 30.000 euros la unidad. Os dejo una galería retro con algunas fotos suyas para que vayamos abriendo boca hasta que lo veamos por España.

Fotografía | Javier Romagosa
En Motorpasión | Morgan Threewheeler, pasado y presente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos