Compartir
Publicidad
Publicidad

Seis coches que no se vendieron en Pebble Beach, o lo hicieron por mucho menos de lo estimado

Seis coches que no se vendieron en Pebble Beach, o lo hicieron por mucho menos de lo estimado
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se habla de subastas de automóviles tan importantes como las de la Monterey Car Week y Pebble Beach, las noticias que llegan hasta nuestros oídos suelen tratar sobre los coches más caros allí vendidos, pero en este tipo de eventos pasa un poco de todo. De hecho, algunos vehículos no llegan a venderse por no alcanzar el precio mínimo o se venden por menos de lo estimado.

Hoy os traemos seis ejemplos -mucho Cavallino, para ser exactos- de modelos que se pusieron a subasta el pasado fin de semana y, por una u otra razón, no alcanzaron el precio que la casa de subastas estimaba para ellos. De hecho, algunos se volvieron a casa con sus dueños. Quizá prueben suerte en próximas subastas.

Ferrari 166 MM/212 Export “Uovo” by Fontana (1950)

Ferrari 166 MM/212 Export “Uovo” by Fontana

Los Ferrari más interesantes de los años cincuenta y sesenta valen auténticas millonadas, pero también hay ciertos modelos considerados los "patitos feos" de la familia, como es el caso de este 166 MM/212 Uovo o "huevo" de 1950, que aunque es un vehículo único (one-off) y tiene pedigrí en competición, fue incapaz de atraer la atención de un buen comprador. La casa RM Sotheby's estimaba 7 millones de dólares, pero la máxima puja quedó en 4,5 millones. Aún así, fue vendido.

Ferrari 121 LM Spider (1955)

Ferrari 121 LM Spider

Este otro Ferrari, de la misma quinta que el anterior, también tiene un largo historial en el mundo de la competición y más concretamente en Le Mans. Quizá por ser el coche en que el piloto Ernie McAfee perdió la vida en 1956 en Pebble Beach, la puja ganadora alcanzó sólo los 5,7 millones de dólares, a pesar de que la estimación era de 6,5 millones. También se vendió.

Ferrari 250 GT Coupe by Pininfarina (1959)

Ferrari 250 GT Coupe by Pininfarina

Otro Ferrari clásico, obra de Pininfarina y con la cifra 250 en su nombre -al menos algo en común con los Ferrari más caros de la historia- pasó un poco sin pena ni gloria por la subasta de RM Sotheby's en Pebble Beach. Fue vendido al mejor postor, pero lo hizo por 610.000 dólares, en lugar de por los entre 700.000 y 900.000 dólares que se estimaban en un principio.

Chevrolet Corvette L88 Convertible (1968)

Chevrolet Corvette L88 Convertible

Al ser uno de los únicos veinte Corvette L88 descapotables fabricados con el enorme motor 427 V8 de 7 litros (L88), la casa de subastas Mecum pensaba que este Vette tan especial alcanzaría al menos un precio de 650.000 dólares, pero finalmente ni siquiera llegó a la mitad del mínimo estimado, con una puja de 300.000 dólares. Y eso que la propia Mecum vendió hace cuatro años otra unidad (de 1967) por nada menos que 3,2 millones de dólares.

Ferrari 365 GTB/4 Daytona Competizione (1971)

Ferrari 365 GTB/4 Daytona Competizione

Algo tienen los Ferrari de carreras que no alcanzan sus estimaciones. Quizá los precios estén inflados desde un principo o quizá no exista tanto interés por parte de los compradores. No lo entendemos muy bien, pero a este 365 GTB/4 Daytona le ha pasado lo mismo. Se esperaba un precio de entre 1,25 y 1,65 millónes de dólares, y la puja se quedó en 950.000 dólares, lo cual no cubría el mínimo requerido. Así pues, el vendedor se quedó con el coche.

Aston Martin Vulcan (2016)

Aston Martin Vulcan

El último es el más moderno de todos y también el más brutal. Este Aston Martin Vulcan con motor V12 atmosférico y diseñado exclusivamente para circuito ya salió a subasta en Monterey el año pasado, y no se vendió. Lo mismo ha ocurrido este año, ya que la estimación mínima de Mecum era de 2,3 millones de dólares y el mejor postor ofreció únicamente 1,8 millones de dólares. Otro que tampoco cambió de manos.

Fotos | RM Sotheby's

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos