Publicidad

Cizeta V16T, el exceso hecho superdeportivo con un V16 creado por un loco mecánico y el productor músical Giorgio Moroder

Cizeta V16T, el exceso hecho superdeportivo con un V16 creado por un loco mecánico y el productor músical Giorgio Moroder
10 comentarios

El V12 suele ser el motor que anima a los modelos más superlativos del mercado, ya sea un Ferrari, Lamborghini, Aston Martin, Pagani, Rolls-Royce o Bentley. Además, es una arquitectura cada vez más rara. En cuanto al 16 cilindros siempre ha alimentado las fantasías, especialmente en concept cars pero que pocas veces se hizo un hueco bajo el capó de los coches de producción. Uno de los pocos que llegó a producción fue el Cizeta V16T, ideado por un loco mecánico, Claudio Zampolli, el padre de la música disco Giorgo Moroder y el diseñador Marcello Gandini.

Un motor V12 es una imponente mecánica, pero un 16 cilindros es ya el símbolo absoluto de poder. No en vano, en la actualidad, solo Bugatti produce un motor de 16 cilindros. Antes, de 1930 a 1937, Cadillac se atrevió con un modelo de serie, era su tope de gama, y se fabricaron más de 3.000 unidades.

En Rolls-Royce, al inicio de la era BMW, se desarrolló un motor V16 para el Phantom, pero la cúpula de la empresa consideró que era simplemente demasiado ostentoso, incluso para un Rolls-Royce, equipar un coche con un 16 cilindros. Existen tres o cuatro V16 prototipos, uno de ellos fue prestado para el rodaje de 'Johnny English Reborn' e instalado en un Phantom Coupé. La marca solo confirma que tiene 9.0 litros de cilindrada, mientras que la potencia es estima que es de 600 CV.

Cizeta V16T

El mensaje que se envía con un 16 cilindros es uno de potencia, opulencia, superioridad técnica y toda la clase de excesos que uno pueda pensar. No es de extrañar, por tanto, que antes de Bugatti -la máxima expresión de la ingeniería aplicada al automóvil- el último coche en montar un 16 cilindros naciera en los años 80.

El motor más excesivo para la década de todos los excesos

Cizeta V16T

En la década de los 1980, el ex piloto de pruebas de Lamborghini e ingeniero de desarrollo, Claudio Zampolli, se trasladó a Los Ángeles y montó un taller especializado en Lamborghini y superdeportivos italianos.

Los ricos y famosos de la zona acudían a él para el mantenimiento de sus coches, entre ellos músicos de la talla de Eddie Van Halen (cuyo Lamborghini Miura S abre el tema 'Panamá', de 1984) y Giorgio Moroder, padre de la música disco, de la mayoría de los éxitos de Donna Summer y ganador de tres Oscar. Moroder poseía, cómo no, un Lamborghini Countach.

Cizeta V16T

Zampolli y Moroder entablan amistad y el productor musical acepta financiar la idea de crear un modelo todavía más exuberante que el Lamborghini Countach y que el Diablo que está todavía en preparación. Para lograr captar la atención, el coche tendrá un V16 en posición transversal trasera, como el Miura, y se fabricará a mano. Nace Cizeta-Moroder (Cizeta, por las iniciales en italiano de Claudio Zampolli).

Cizeta V16T

En 1988, Cizeta-Moroder presenta en el Salón de Los Angeles el V16T.  El Lamborghini Diablo, por su parte, no llegaría hasta 1990. El diseño es obra de Marcello Gandini, y nunca ha escondido el hecho que se trata de su propuesta inicial para el Lamborghini Diablo. Esa propuesta inicial había sido aceptada por la marca antes de ser comprada por Chrysler, pero en Detroit pensaron que era un diseño excesivo para el mercado estadounidense.

Finalmente, le pidieron un nuevo diseño que fue evolucionando hasta el Diablo de 1990. No queda claro si por revancha o simplemente por aprovechar un diseño rechazado (algo muy común en los estudios de diseño italianos), la cuestión es que el Cizeta V16T heredó el diseño original del Diablo.

Cizeta V16T

El chasis es un clásico bastidor tubular, cuyos tubos y secciones se soldaban a mano. El propulsor está en posición central transversal, de ahí la T en V16T. La carrocería es de aluminio y no hay casi nada de fibra  de carbono en todo el coche, solo un poco a modo decorativo en el salpicadero de algunas unidades.

En cuanto al motor, nace de la unión de dos V8 de 3.0 litros. Se dice que se trata básicamente del V8 del Lamborghini Jalpa. Así, el V16T equipa con un V16 de 6.0 litros, 64 válvulas, ocho árboles de levas, cuatro culatas, dos sistemas de inyección de combustible y dos cadenas de distribución para ofrecer un total de 540 CV de potencia.

El Cizeta V16T es un éxito, pero no se fabrica

Cizeta V16T

El éxito es rotundo y Cizeta-Moroder recibe en 24 horas, 14 pedidos en firme con una paga y señal de 100.000 dólares. Pero Campolli es un perfeccionista y eso significa que cada coche fabricado a mano tarda meses y meses en salir de fábrica.

Giorgio Moroder, que ha invertido, en esta empresa, contacta con el departamento de ingeniería de Porsche para ver si les pueden ayudar en los procesos de fabricación y homologación. También se dice que piensa en poder montar un motor BMW en lugar del complejo V16. Campolli lo vive como una traición y Moroder, que no ve el retorno de su inversión, se retira de la aventura.

Cizeta V16T

Cizeta, sin Moroder, conseguirá al final fabricar entre ocho y nueve unidades, según las fuentes. Cada coche cuenta con un chasis tubular y una carrocería en aluminio. Aun así, el coche pesa 1.700 kg y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzar los 340 km/h. Y eso a finales de los años 80.

Cizeta V16T Sultan de Brunei

En la actualidad, Claudio Campolli sigue en California, a pesar de que le incautaron unos de los V16T que poseía y que usó en Estados Unidos durante más de 20 años con una matricula provisional de exhibición (“show & display”), era evidente que no era para exhibición sino una importación irregular.

Pocos Cizeta V16T hay en el mercado. Esta unidad azul, con volante a la derecha, formó parte de la inmensa colección del Sultán de Brunei. Es también la única de las ocho o nuevo unidades de color azul. Estuvo un tiempo y hasta este verano en venta en un compraventa de coches de colección y clásicos de Florida, pero finalmente, se sacará a subasta el próximo 22 de enero en Arizona, vía RM Sotheby's. Y como casi siempre con los coches que fueron del Sultán, no ha circulado, solo tiene 983 km.

Cizeta V16T

¿Encontrará nuevo dueño? Es muy probable, el coche no tiene reserva. Es decir, para poder venderse no tiene que alcanzar una puja mínima y secreta para el público (la pone el vendedor, el dueño), por lo que incluso podría ser una ganga.

Cizeta V16T
Cizeta V16T Sultan de Brunei Arizona
Cizeta V16T

Fotos | Jasen Delgado ©2020 Courtesy of RM Auctions

En Motorpasión | Probamos el Aston Martin DBS Superleggera Volante, una bestia de 725 CV y 900 Nm vestida con un traje de alta costura

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio