Este futurista Citroën eléctrico, autónomo y modular puede convertirse en habitación de hotel, taxi o vehículo de reparto

Este futurista Citroën eléctrico, autónomo y modular puede convertirse en habitación de hotel, taxi o vehículo de reparto
2 comentarios

Citroën, en colaboración con Accor y JCDecaux, ha presentado hoy The Urban Collëctif. La idea detrás de ese colectivo creativo es ofrecer un concepto de vehículo urbano autónomo cuyo exterior e interior puede personalizarse según las necesidades. La alianza de estos tres actores ha dado lugar al concept car Citroën Autonomous Mobility Vision. Podría ser, según Citroën, una respuesta a la movilidad individual del futuro en nuestras ciudades.

El Citroën Autonomous Mobility Vision es un vehículo divido en dos partes. Cuenta con una plataforma de tipo skateboard, que mide 2.60 m de largo por 1,60 m de ancho y 51 cm de alto, y un habitáculo intercambiable (los Pods) en la parte superior, con capacidad para hasta tres pasajeros según las versiones.

En términos de diseño llama la atención la presencia de las ruedas con neumáticos esféricos Goodyear Eagle 360. Sin aire, tienen un cuerpo sólido en el interior que les da la estructura, y una goma en el exterior para la flexibilidad de la esfera. En cada goma, unas finas ranuras hexagonales drenan el agua.

Estas ruedas omnidireccionales, incorporan pequeños motores eléctricos que proporcionan al robot una total libertad de movimiento en 360º. Es decir, puede moverse en todas las direcciones, girar sobre la marcha y apretujarse en los espacios más pequeños, sin preocuparse de un determinado sentido de la circulación.

Citroën Urban Collëctif autónomo

Los logotipos Citroën de corte clásico se iluminan de un color u otro en función del sentido de la marcha. Puede circular hasta 25 km/h y está limitado a un máximo de 5 km/h en determinadas zonas peatonales. Eléctrico, se recarga por inducción.

Una base común para crear todo tipo de servicios: desde habitaciones de hotel hasta tiendas

Citroën Urban Collëctif autónomo

Al Citroën Skateboard se podrán acoplar los Pods en 10 segundos. En el caso de este concept car, tres son los habitáculos propuestos por los socios del Urban Collectif. Accor, el grupo hotelero francés, ha propuesto dos Pods en referencia a algunas de sus cadenas de hoteles.

La primera va asociada los Sofitel, hoteles de lujo, y cuyo Pod sustituye básicamente a los servicios de limusina. La segunda sigue la imagen de bien estar y estilo de vida activa de sus hoteles Pullman. Esta es sin duda la más curiosa, pues es una sala de deporte con ruedas. Además, mientras el cliente rema o pedalea ayuda a recargar la batería de la plataforma.

Citroën Urban Collëctif autónomo
Citroën Urban Collëctif Pullman

La tercera plataforma es la propuesta por JCDecaux. El gigante del mobiliario urbano y de los servicios de bicis compartidas que vemos en la grandes ciudades de medio mundo propone lo que viene siendo su visión del taxi autónomo: capacidad para tres personas, accesible para personas con movilidad reducida y para carritos de bebé. Y si tiene el aspecto de una marquesina de parada de autobús, con publicidad incluida, no es casualidad. Al fin y al cabo, esa es la principal área de negocio de JCDecaux.

Citroën Urban Collëctif autónomo
Citroën Urban Collëctif Sofitel

Son solo tres propuestas, pero cualquier empresa podría crear su propuesta de Pod, desde una peluquería hasta un food truck pasando por coffee shops y sin olvidarse, por supuesto, de las empresas de reparto.

Citroën no ha hablado de autonomía del sistema ni costes ni tampoco ha entrado mucho en detalles técnicos, más allá del uso de radares y lidar. En todo caso, en Citroën recuerdan que técnicamente es factible. A día de hoy, este sistema ya existe, es básicamente lo mismo que el robot que mueve piezas del almacén a la línea de montaje de forma autónoma en una fábrica o que mueve mercancía en algunos centros logísticos.

La propuesta de Citroën no pretende sustituir a soluciones de transportes públicos ya existentes, como el bus urbano, ni tampoco sustituir el coche privado. Se trata de explorar una nueva manera de desplazarnos en las ciudades. Una manera en la que el estar en un atasco no sea un engorro y una pérdida de tiempo y que al mismo tiempo sea un transporte individual, que se adapte a nuestras necesidades sin ser cautivos de unos horarios y de una ruta predeterminada.

Citroën Urban Collëctif autónomo
Citroën Urban Collëctif JCDecaux

Citroën no es el primer fabricantes en explorar un sistema de este tipo. Toyota, con el e-Palette, ya propuso algo similar en 2018. El estudio de diseño suizo Rinspeed también ideó un sistema similar con el Rinspeed MetroSnap en 2020. Quizá, en un futuro, nuestras ciudades se llenarán, además de patinetes eléctricos y bicis compartidas, de estos robots autónomos que nos lleven de un lado a otro o traigan la pizzería hasta nuestra puerta.

En Motorpasión | Probamos el nuevo Citroën C4: un coche diésel, gasolina o eléctrico que lo apuesta todo al confort y a una estética arriesgada

Temas
Inicio