Compartir
Publicidad

Citroën Aircross Concept: mirada al futuro de los SUV

Citroën Aircross Concept: mirada al futuro de los SUV
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sin alguna que otra filtración, y por supuesto con varios teaser previos, Citroën desvela hoy su último prototipo SUV, el Citroën Aircross, que según el fabricante celebra los 50 millones de vehículos que la compañía ha vendido en sus 95 años de historia. Está claro, además, que el diseño sigue la senda marcada por el original C4 Cactus, al que se parece.

Con sus 4,58 metros de largo, 2,1 metros de ancho y 1,73 metros de alto, luce un diseño que la marca define como de "fluidas y orgánicas líneas". Destaca por una línea de cintura paralela a la carretera, techo flotante, faros delanteros estrechos, pilotos traseros con efecto 3D o grandes llantas de 22 pulgadas con neumáticos Continental de aspecto todoterreno. Se trata, por cierto, de un híbrido enchufable.

Diseño futurista

Como el C4 Cactus, luce protecciones laterales, aunque distintas, En lugar del Airbump, cuenta con las llamadas Alloy Bumps (de espuma de aluminio), pensadas más para un SUV que para un uso urbano. También se ha trabajado de forma importante la aerodinámica, añadiendo los Air Sign cromados de las ventanillas traseras o tomas de aire adicionales. Citroën afirma que el color rojo anaranjado de la carrocería significa optimismo y apertura de mente.

Citroën Aircross Concept

A nivel interior se habla de un habitáculo moderno, que haga sentir bien a sus ocupantes. Al acabado bitono (gris/blanco) se suman multitud de detalles de color anaranjado. Llaman la atención la consola central, de inusual diseño y alargada hasta la trasera, el salpicadero flotante, un volante de lo más futurista, asientos que bien podrían ser de nave espacial (integran altavoces y micrófono para intercomunicación con el resto de ocupantes) y dos grandes pantallas HD de 12 pulgadas para cuadro de instrumentos y sistema de infoentretenimiento.

Una de estas pantallas, la de la derecha (infoentretenimiento), está montada sobre un raíl y puede desplazarse por el salpicadero para "pasarse" de un pasajero a otro con un simple movimiento de mano (cuenta con un sensor de movimiento, así que ni siquiera hay que tocarla) o bien se pueden juntar para tener un gran cuadro de mandos. El prototipo cuenta incluso con dos cámaras web instaladas en las puertas que permiten tomar imágenes del viaje, que pueden mostrarse directamente en las pantallas del vehículo.

Citroën Aircross Concept

Híbrido enchufable

Dando vida al Citroën Aircross encontramos un sistema de propulsión híbrido enchufable, formado por un motor de gasolina y otro eléctrico. El primero es un 1.6 THP de 218 CV y 275 Nm, mientras que el segundo, eléctrico, ofrece 95 CV y 200 Nm adicionales. Éste último, además, se combina con una batería de iones de litio recargable mediante una toma de corriente doméstica (tres horas y media de carga).

El motor eléctrico se ubica en el eje trasero y permite, junto a las baterías, una autonomía eléctrica de 50 kilómetros. No obstante, si queremos hacer uso de todo su potencial solo hemos de hundir el pie derecho y ambos motores trabajarán de forma conjunta para dar el máximo de sí, unos 313 CV de potencia máxima combinada. La explosiva aceleración de 0 a 100 km/h, en 4,5 segundos, se completa con un consumo homologado que sería únicamente de 1,7 litros a los cien kilómetros.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos