Compartir
Publicidad
Publicidad

Alfa 8C Spider, debut en el salón de Ginebra

Alfa 8C Spider, debut en el salón de Ginebra
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A mediados del pasado año ya se hablaba de una variante descapotable del precioso Alfa 8C Competizione y ya se ha confirmado su asistencia al salón de Ginebra.

Tal como apuntaban los datos, el Alfa 8C Spider será una edición limitada a 500 unidades y compartirá con su hermano de techo duro la carrocería diseñada en el Centro Stile Alfa Romeo de fibra de carbono sobre un chasis de acero, con la diferencia obvia de la capota, de accionamiento electro-hidráulico. Una capota de lona de dos capas que garantiza un perfecto aislamiento térmico y acústico.

Algunos detalles de la carrocería se han rediseñado en el túnel de viento y mediante la informática para garantizar una perfecta penetración en el aire. Con los nuevos cambios, localizados en los retrovisores, ventanas y partes altas de la carrocería, se ha conseguido un coeficiente de sustentación negativo, que asegura una mayor estabilidad a altas velocidades.

Alfa 8C Spider

En el interior, del que todavía no hay imágenes, podemos encontrar exclusivos materiales, tanto en el tapizado como en los componentes del salpicadero. Los asientos, de corte deportivo, están recubiertos de Frau Flower Leather (imposible encontrar una traducción para eso), un cuero tratado especialmente y que aporta un toque aún más exclusivo a su interior. Volviendo a los asientos, en ambos casos se pueden adoptar a la fisionomía del cliente, como ocurre en los vehículos de competición.

También comparte con su predecesor el motor V8 4.7 de 450 CV, entregados a 7.000 rpm. Su par máximo se sitúa en 470 Nm a 7.500 4.750 rpm (esto no lo especifican en la nota de prensa, pero se sobreentiende si no hay cambios en el propulsor). Va asociado a una caja automática robotizada de seis velocidades, situada en el eje trasero, que cuenta con un diferencial autoblocante, que se ayuda del sistema de tracción y estabilidad VDC desarrollado por Alfa Romeo.

Como en todo buen coche que se precie, no todo es acelerar y de vez en cuando (aunque sea para débiles y cobardes) hay que frenar. De tal menester se encargan los discos de freno carbonocerámicos de procedencia Brembo, con 380 mm de diámetro en el eje delantero y 360 mm en el trasero. Se ha elegido esta opción por aunar en un mismo producto las máximas prestaciones con la reducción de peso, evitando así inercias de masas innecesarias.

Y para acabar, las preciosas llantas de aluminio de 20 pulgadas, con un diseño muy Alfa, que montan unos neumáticos con unas medidas de 245/35 delante y 285/35 detrás. Su diseño no es simplemente estético, ya que también tienen una función, la de ventilar de forma óptima el sistema de frenos, para una mejor eficiencia.

Y hasta aquí es todo. Lástima que no aporten junto a la información más imagenes a alta resolución del Alfa 8C Spider. Estaremos atentos para actualizar la galería en cuanto estén disponibles dichas imágenes.

Fuente | Alfa Romeo
En MotorPasion | El Alfa 8C Spider, para 2008

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos