Compartir
Publicidad

Un BMW i3... ¿más barato que el abono transporte? Cosas que solo pasan en Estados Unidos

Un BMW i3... ¿más barato que el abono transporte? Cosas que solo pasan en Estados Unidos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días un asesor financiero de Nueva Jersey y fanático de los automóviles recibió la llamada de un amigo. Había encontrado en una página web frecuentada por cazadores de chollos una oferta inusual: la cesión de un BMW i3 durante dos años por 54 dólares al mes. "Ni si quiera los iPhone cuestan 50 dólares al mes", dijo el amigo.

Según relata Bloomberg, no se trataba de un error de precio o un golpe de suerte, sino el reflejo de un cambio de paradigma que aún avanza despacio: los coches eléctricos aún no estimulan la demanda lo suficiente en Estados Unidos.

¡Compra eléctricos!

Subway

Podríamos enumerar una gran cantidad de productos que se pueden comprar por menos de 46 euros al mes. Sin ir más lejos, un abono mensual de transporte: en Nueva York, la Metrocard de viajes ilimitados de un mes son 121 dólares; en Madrid el abono normal arranca en los 54 euros.

Pero esta ganga también forma parte de un proceso de negociación: beneficios por poseer otro BMW, descuentos por pertenecer a una determinada empresa, un crédito fiscal federal, desgravaciones fiscales, incentivos... Al final, el asesor financiero negoció con su concesionario en base a la oferta y acabó pagando 112 dólares al mes; un precio aún inferior al de la Metrocard.

Bmw I3

Estamos así en la tesitura de que el transporte público se ha convertido en un lujo para los bolsillos mientras que los coches eléctricos de marcas premium comienzan a acumular ofertas de incentivos ante la escasa demanda. Los veteranos como General Motors empiezan a ser eclipsados por la fiebre del Tesla Model 3 (ha sido el modelo más vendido en Estados Unidos en enero de 2018).

Atraer al consumidor y aumentar la capacidad de producción para crear demanda son dos de los retos a los que se enfrenta el sector automotriz estadounidense, pero la realidad es que aún no quieren comprar suficientes coches eléctricos para crear el volumen de ventas necesario que les haga ganar dinero. La democratización de las baterías también es un punto fundamental.

Según Bloomberg, los vehículos eléctricos representaron en 2017 el 0,6 % de las ventas totales en Estados Unidos.

BMW pinta su futuro sin emisiones y deja en interrogante el futuro del i3

Bmw I3 I8

El primer coche 100 % eléctrico de la firma bávara arranca en los 35.500 euros (BMW i3 22 kWh). En España no le fue mal; durante el ejercicio pasado BMW se hizo el liderazgo mundial de ventas de coches eléctricos y el BMW i3 fue el eléctrico más vendido a clientes particulares, con 683 unidades vendidas.

Sin embargo, en Estados Unidos es Tesla quien lideró las ventas en 2017, específicamente el Model S con más de 27.000 unidades vendidas. Le siguen el Chevrolet Bolt, el Model X, el Nissan LEAF y finalmente el BMW i3, con 6.276 unidades, un descenso del 18 % respecto a 2016.

Desde su debut en 2013 (cuando los precios de la gasolina estaban por los suelos), el eléctrico alemán ha tenido bastantes problemas para atraer compradores en el mercado estadounidense. A esto hay que sumarle las desventajas del leasing: la fuerte depreciación de la tecnología de estos vehículos y el valor residual respecto al precio original.

Bmw I3 2

Y hace unas semanas, el responsable de motores eléctricos de la firma, Stefan Juraschek, dejaba caer que que ni el BMW i3 ni el BMW i8 fueron creados como una familia con posibilidades de expandirse, por lo que es posible que no veamos generaciones más allá de las actuales.

De momento, la firma bávara está centrada en una arquitectura de nueva generación y un kit modular que estarán listos para comenzar a producirse en 2021. Ese mismo año el SUV eléctrico iNext aterrizará para competir no solo con el Model X, sino con el próximo Model Y.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos