Compartir
Publicidad

Prueba: BMW 120i 5p (parte 1)

Prueba: BMW 120i 5p (parte 1)
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta semana, os traigo otro compacto más, que quedó 6º en las votaciones del compacto con mejor diseño en Motorpasión. Se trata del que, por el momento, es el único del segmento con tracción trasera y motores longitudinales, una opción Premium dentro de los coches de su tamaño, con características muy interesantes, sobre todo la última hornada, con multitud de avances técnicos.

Desde primavera los Serie 1 que han salido de fábrica incorporan novedades estéticas, alguna funcional y sobre todo técnicas. En esta parte de la prueba, comentaré sólo lo primero.

Exterior

La versión analizada tiene carrocería Sporthatch de 5 puertas, y también se comercializa la de 3 puertas. Próximamente aparecerán en el mercado un coupé, un convertible y puede que alguna sorpresa adicional.

Los cambios más destacados están en la parte frontal, cómun a la versión de 3 puertas. La parrilla ovoide doble es nueva, de mayor tamaño y los faros antiniebla tienen ahora un diseño cuadrado más llamativo.

BMW 120i

Otros elementos diferenciadores son los aros oscuros de los faros, la entrada de aire de mayor tamaño, el deflector más marcado y un nuevo listón embellecedor en el centro, por encima de la entrada de aire. La unidad vista en fotos tiene las luces bixenón con luces de uso diurno, son los aros que están en el interior iluminados, que distinguen a cualquier BMW y facilitan la visibilidad del coche a otros usuarios.

BMW 120i

La Serie 1 presume de tener la batalla más grande de su segmento, aunque en habitabilidad no es ninguna maravilla, entre otras cosas por la longitud del morro. Las puertas traseras no facilitan el acceso a las plazas posteriores a nada que las use un adulto de estatura media.

Las llantas de aleación son equipamiento de serie en el 120i; las que vemos en imagen son opcionales, estilo 222 de radios dobles (ver foto detallada), que cuestan 121 euros. Podemos adornar el lateral mediante una línea cromada opcional que enmarca las superficies acristaladas alargadas, por 167 euros extra.

BMW 120i

El canto más marcado del faldón posterior que vemos es la continuación de las líneas de los umbrales laterales y además, continúa la forma del deflector delantero. El logotipo BMW es el encargado de abrir el maletero, pero también se puede hacer con el telemando. Hay que tener cuidado abriendo el portón en aparcamientos con techo, por si lo golpeamos.

Las luces de freno tienen intensidad variable, en función de cómo pisemos el freno, para alertar a quien tengamos detrás. Los grupos ópticos posteriores tienen el mismo perfil que en el modelo anterior, pero se ha modificado la configuración del interior de las luces. Ahora las luces de marcha atrás e intermitentes están separados y hay nuevos elementos luminosos integrados en los grupos ópticos.

BMW 120i

Estos elementos luminosos con diodos se ofrecen junto con los faros bi-xenón opcionales, que tiene la unidad vista en fotos. Los diodos luminosos consiguen que la superficie iluminada sea especialmente homogénea. En la versión básica se obtiene un efecto similar mediante reflectores iluminados indirectamente.

Si no queremos mostrar el anagrama de modelo, que identifica al motor, puede suprimirse sin ningún coste. El color de esta unidad es Titansilber (más de 700 euros al ser metalizado). Respecto a la gama anterior, los colores de exterior se han ampliado con el verde Patagonia y el azul Montego, ambos metalizados.

Interior

Una de las cosas que justifican (por que es discutible) el sobreprecio de la Serie 1 es la calidad percibida del interior. Los ajustes no tienen pega alguna, y los materiales cumplen a la vista, pero al tacto, algunos podrían mejorar. Hay una gran diversidad de interiores posibles con todas las combinaciones que ofrece BMW, pero claro, no son gratis.

BMW 120i

Puede llevar cuatro tipos de tapicería diferentes, dos de tela (Elektra y Network), una combinación de tela y piel (Pearlpoint) y otra solo de piel (Boston). En el caso de esta unidad, es tela Network Monacoblau. En el configurador de BMW pueden verse en detalle todas las combinaciones.

BMW 120i

En el restyling la parte inferior del salpicadero y los revestimientos de las puertas fueron objeto de una remodelación, ciertamente a mejor. La parte del revestimiento de la puerta que está por encima del apoyabrazos tiene ahora una forma más curvada y, además, es del mismo material que se utiliza en la parte central de las banquetas y respaldos de los asientos.

También se localizan ligeras modificaciones y específicas en el tablero de instrumentos, puertas y los elementos de mando. Los listones embellecedores pueden escogerse entre siete versiones, entre ellas una de aluminio pulido con bordes brillantes, una de madera de nogal, una de titanio y otras variantes de color negro diamante brillante y de color plateado Cashmere.

BMW 120i

El puesto de conducción es típicamente BMW, adaptable a casi cualquier morfología y que permite disfrutar más de las sensaciones deportivas del coche. Si no fuera por que los asientos resultan ser un poquito duros y los cinturones delanteros no se pueden ajustar en altura, rozaría la perfección en cuanto a confort.

La disposición instrumental tiene un par de detalles a mejorar, como la ubicación de los mandos de los antiniebla, un botón de warning disimulado (color negro) y algunos botones muy pequeños. En el tablero de instrumentos se echa de menos un medidor de la temperatura del agua.

En las plazas delanteras hay algunos portaobjetos útiles, sobre todo el conductor, que tiene un hueco a la izquierda del volante con fondo adherente de goma. Si elegimos la opción del reposabrazos central (serie en 120i), podemos contar opcionalmente con una toma USB para un reproductor portátil, con una práctica bolsita adherida para tenerlo sujeto.

BMW 120i

En cuanto a habitabilidad, es un 5 plazas sí o sí, pero más que nada está pensado para utilizarlo 4 adultos. Si uno de ellos supera 1,75 sus compañeros van a empezar a notar un interior justillo en cotas. En la plaza central no se está cómodo por el gran volumen del túnel central (recordemos que es tracción trasera), y no se tiene sujección lateral alguna.

Además, es fácil clavarse los anclajes de los cinturones en el culo. Los pasajeros altos notarán el cinturón un poco bajo, y los cabeceros no quedan en una posición óptima para ellos (en las fotos están plegados).

BMW 120i

No es un coche pensado para hacer viajes largos con mucho confort. La dureza de los asientos y el tarado pseudo-deportivo de la suspensión no ayudan, pues transmite al conductor las características del firme y todos los demás también lo notan. Puede instalarse opcionalmente una suspensión aún más dura, pero no es muy recomendable.

Al menos, la insonorización es muy buena, y por encima de los límites legales en autopista se observa un ruido aerodinámico procedente del retrovisor y poco más, se nota que es alemán.

BMW 120i

Finalizamos con el maletero, que tiene una capacidad de 330 litros, normal en el segmento, ampliable hasta 1.150 litros. Cuando están abatidos los asientos traseros, puede fijarse una red divisoria con soportes en el techo, detrás de los asientos delanteros. Además, el piso resultante es bastante plano, salvando alguna forma irregular del maletero por los pasos de rueda.

Bajo el plano de carga no vamos a buscar la rueda de repuesto por que no la tiene, los neumáticos son Runflat, aunque si encontraremos la batería. Con estos neumáticos es posible continuar, como mínimo 150 kilómetros, a una velocidad máxima de 80 km/h, si tenemos un pinchazo. Si el daño que sufre el neumático es grande, mejor llamar a la grúa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos