Compartir
Publicidad
Publicidad

Dolorpasión™: los vándalos destrozan un BMW M5 ante la impotencia de su dueña

Guardar
175 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cómo lleváis la ola de calor? Lo pregunto porque creo que cuando veáis este Dolorpasión™, os váis a acalorar tras conocer lo que ha ocurrido con un precioso BMW M5 de la anterior generación con 507 caballos de potencia. Para empezar, los hechos han tenido lugar en Vancuver, casi al mismo tiempo que los vándalos, indignados por la derrota de su equipo de Hockey, destrozaban un Smart.

Los Canucks de Vancouver perdieron frente a los Bruins de Boston en el último partido de la final de la Liga Profesional de Hockey sobre hielo, así que nada mejor que salir a la calle a destrozar todo lo que se ponía ante ellos, especialmente los coches. Resulta que cuando llegó la noche, un BMW M5 descansaba en una céntica zona de la ciudad.

Su dueña, viendo los disturbios que estaban produciéndose por toda la ciudad, se fue hacia el coche. Y no sabe la que le esperaba. Lo primero que sabemos, es que un grupo de “energúmenos” comenzó a mover su coche, empujándolo por ambos lados como queriendo provocar la situación. Ella, ni corta ni perezosa comenzó a repartir patadas y golpes para que se alejasen. Ya no había marcha atrás…

En el siguiente video que tenemos, el coche ya tiene destrozos más significativos. La luna trasera está rota, un anormal salta sobre el techo, otro le da patadas a la carrocería. La dueña, sigue tratando de repartir a diestro y siniestro, pero eso no hace más que provocar a los imbéciles que rodean su coche.

Estoy seguro de que a muchos de vosotros os está ya hirviendo la sangre viendo las imágenes, como de forma gratuita una panda de descerebrados destrozan un coche como el BMW M5 por diversión. Pero si os hierve la sangre, esperad a ver el último video, porque ahí si que habrá motivos para que suba la temperatura.

Después de luchar todo lo que pudo para evitar que los vándalos destrozasen su coche, éste fue pasto de las llamas. La gamberrada, había pasado de castaño a oscuro. Los daños del fuego son absolutamente irreparables, y por mucho que algún día pillen a los responsables y les obliguen a pagarle íntegramente el coche, ya no podrá comprar un BMW M5 como el suyo porque se ha dejado de fabricar.

Una pena ver casos así. Lo que no entiendo es porqué la dueña, a la vista de cómo estaban acontenciendo los actos, no se subió al coche, puso en marcha el motor V10 e hizo uso de los 507 caballos de potencia para escapar de allí. Estoy seguro que la chulería que demostraron muchos al golpear el coche se les iría en cuanto semejante caballería de dirigiese hacia ellos con rapidez.

Sea como fuere, D.E.P BMW M5.
Gracias a Juan por la pista.

En Motorpasión | Dolorpasión™

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos