Compartir
Publicidad
Aquí está el nuevo BMW X7, un giganteso y lujoso SUV cargado con lo último en tecnología
BMW

Aquí está el nuevo BMW X7, un giganteso y lujoso SUV cargado con lo último en tecnología

Publicidad
Publicidad

El BMW más grande en todos los aspectos será el nuevo BMW X7, un nuevo modelo SUV que acaba de ser presentado en sociedad y está llamado a representar a BMW en el segmento del lujo. Con capacidad para siete pasajeros y motorizaciones de gasolina y diésel, esta es toda la información sobre el nuevo buque insignia de la familia X de BMW.

El nuevo BMW X7 es un modelo del que se lleva hablando mucho tiempo. No en vano, la marca alemana ya nos ha adelantado los puntos clave de este coche con el BMW Concept X7 iPerformance y hace 10 meses nos mostró las primeras unidades pre-serie saliendo de la planta de Spartanburg (EE.UU) donde será fabricado.

Será el séptimo modelo de la gama X de BMW y se posicionará por encima de X5 y X6, en el prolífico segmento de los SUV grandes de lujo, llamados a desterrar a las grandes berlinas de representación como los coches más elegantes y lujosos de sus respectivas marcas. ¿No os recuerda la trasera al BMW Serie 7?

Más de cinco metros de BMW X7 y claro, con 7 plazas

BMW X7 frontal

El BMW X7 mide 5,15 metros de largo, 2 metros de ancho y 1,8 metros de alto, dimensiones que le permiten contar con una distancia entre ejes de 3,10 metros y por tanto, con una capacidad interior realmente destacada.

Tanto es así que todos los BMW X7 contarán con configuración de 7 plazas, frente a lo que ocurre en su hermano pequeño el X5 donde la tercera fila de asientos es opcional. Además en el BMW X7 se puede elegir entre una banqueta en la segunda fila con capacidad para tres pasajeros o dos individuales que dejarían la capacidad total en 6 plazas, pero premiarían el confort de marcha.

BMW X7 interior

Todos los asientos cuentan con reglajes eléctricos y cuero Vernasca, y además en el caso de la tercera fila de asientos, no son plazas de emergencia reservadas a pasajeros de talla pequeña, sino que son asientos de verdad que incluso cuentan con un apoyabrazos central con soporte para bebidas y tomas de carga USB.

Lógicamente con esta configuración, la capacidad del maletero es algo limitada ya que cuenta con 326 litros que bajando asientos se puede maximizar hasta alcanzar los 2.120 litros.

BMW X7 asientos traseros

En el interior los ocupantes no echarán en falta nada. Dispone de climatizador automático de cuatro zonas, luz ambiental y techo panorámico de cristal con tres secciones como parte del equipamiento de serie.

En opción estará el climatizador automático de cinco zonas, paquete Ambient Air, techo de cristal panorámico Sky Lounge, controles con inserciones de cristal, equipo de sonido Bowers & Wilkins Diamond Surround Sound System y el sistema de entretenimiento Professional para que los ocupantes de las plazas traseras disfruten más si cabe de los viajes a bordo.

Tecnología de vanguardia

BMW X7 puesto conducción

El conductor dispondrá de serie del BMW Live Cockpit Professional con el BMW Operating System 7.0, el cuadro de mandos completamente digital que acaba de estrenar el BMW X5 y que cambia por completo la fisionomía del coche respecto a otros BMW más antiguos, y mejora la experiencia de uso.

BMW X7 live cockpit
BMW X7 live cockpit

Hablamos de un cuadro completamente digital formado por una pantalla de 12,3 pulgadas (31 cm) que además ofrece múltiples opciones de manejo, ya que se puede hacer de forma táctil, mediante el iDrive, a través de los botones en el volante, o incluso mediante el control por voz y control por gestos.

Dinamismo asegurado dentro y fuera del asfalto

A pesar de ser el BMW más grande de todos, el dinamismo debe ser uno de los elementos característicos de la conducción de este coche. No pinta mal ya que cuenta con amortiguación neumática en ambos ejes y suspensión adaptativa con control electrónico de la amortiguación.

BMW X7 frontal dinámico

En opción se podrá pedir el Integral Active Steering, el sistema que hace que las ruedas posteriores giren en sentido opuesto o igual a las delanteras dependiendo de si queremos agilidad o estabilidad en carretera.

También contará con el sistema de estabilización activa del balanceo Executive Drive Pro. La versión más prestacional por el momento, el BMW X7 M50d contará de serie con el diferencial M Sport.

BMW X7 trasera

Pero el BMW X7, al igual que su hermano pequeño el X5, no quiere quedarse en ser un simple SUV de asfalto. Por eso contará con un paquete off-Road opcional permite seleccionar distintos modos de conducción pulsando un botón: xSand, xGravel, xRocks y xSnow.

Infinitas ayudas a la conducción

El listado de ayudas a la conducción que puede equipar el BMW X7, es realmente grande. Por un lado, el control de velocidad de crucero activo (Active Cruise Control) contará con función Stop&Go que permite detener y arrancar el coche siguiendo a otros vehículos en situaciones de tráfico denso y atascos.

BMW X7 frontal

Por otro lado el Driving Assistant Professional con control de la dirección y el asistente para el cambio de carril, el aviso de cambio involuntario de carril (Lane Departure Warning), la asistencia para la permanencia en el carril (Lane Keeping Assistant), la asistencia contra colisiones laterales y para maniobras de esquiva, la alerta de tráfico cruzado (Crossing traffic warning), la alerta de prioridad (Priority warning) o la alerta de dirección contraria (Wrong-way) son parte del equipamiento de seguridad.

También podríamos considerar asistentes a la conducción el BMW Head-Up Display en color con gran superficie de proyección, el asistente de aparcamiento (Parking Assistant) con cámara de visión trasera y asistente de marcha atrás (Reversing Assistant) incluídos.

Un diseño rotundo

BMW X7 tres cuartos delantera

A nivel de diseño, no estamos evidentemente ante un coche cualquiera. Como buque insignia de la familia X de BMW, el nuevo X7 luce unas superficies prominentes, un frontal muy impactante donde los riñones que caracterizan a todos los coches de la marca son más grandes que nunca.

Una línea de cintura alta, una superficie acristalada muy considerable, la línea recta del techo y en general el diseño, dotan al nuevo modelo de una contundencia que no tenían los X5 y X6, hasta ahora los reyes de la familia SUV de BMW.

BMW X7 cromado lateral

Destacan además los múltiples elementos cromados dispuestos por la carrocería, detalles que ayudan a que el X7 se vea como un coche de un nivel superior a lo que conocíamos hasta ahora en la marca.

Las luces delanteras, bastante finas si las comparamos con el resto del coche, son LED de serie, pero lógicamente de forma opcional pueden incorporar la tecnología Laserlight de BMW, estrenada en el i8.

BMW X7 luces y parrilla

Con semejante tamaño, las ruedas tienen que ser grandes para poder calzar correctamente a tanto coche. Así las llantas de serie son de 20 pulgadas, mientras que en opción habrá 21 y 22 pulgadas.

Dos motores diésel y uno de gasolina

Cuando se ponga a la venta en marzo de 2019, el nuevo BMW X7 contará con una gama de tres motores, de los cuales dos son diésel y uno de gasolina. Por orden de potencia, el más bajo será el BMW X7 xDrive30d, que contará con el motor diésel de seis cilindros en línea combinado con la caja de cambios de ocho velocidades Steptronic.

BMW X7 trasera

Esta versión desarrolla 265 CV a 4.000 rpm, 620 Nm de 2.000 a 2.500 rpm y acelera de 0 a 100 km/h en 7 segundos mientras alcanza 227 km/h de velocidad punta. Los consumos medios declarados se moverán entre los 6,5 y 6,8 l/100 km dependiendo del equipamiento.

El siguiente en la escala de potencia es el BMW X7 xDrive40i. Monta el motor de gasolina de seis cilindros en línea con caja de cambios de ocho velocidades. Entrega 340 CV y 450 Nm de 1.500 a 5.200 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos y la velocidad punta que alcanza es de 245 km/h, mientras que los consumos medios declarados se quedan entre 8,7 y 9 l/100 km dependiendo del equipamiento.

BMW X7 frontal estático

La versión más potente y deportiva, a la espera de un posible BMW X7 M en un futuro, será el BMW X7 M50d. También se trata de un motor diésel de seis cilindros en línea, pero en este caso desarrolla 400 CV de potencia y 760 Nm de 2.000 a 3.000 rpm. Sus prestaciones son bastante destacadas, ya que pasa de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos mientras la velocidad máxima se fija en 250 km/h y el consumo medio va de los 7 a los 7,4 l/100 km.

Por el momento no se han dado más datos sobre precios, aunque seguro que los conocemos en breve. Lo que es seguro es que con el BMW X7 pretenden conquistar ese segmento tan interesante que es el de los grandes SUV con alta capacidad y acabados de lujo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio