Compartir
Publicidad

Un Audi R8 voló por las calles de Vigo a 179 km/h

Un Audi R8 voló por las calles de Vigo a 179 km/h
Guardar
94 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este fin de semana un precioso Audi R8 rojo recién salido del concesionario (por lo reciente de su matrícula), voló literalmente por las calles de Vigo. Voló hasta que un radar de la Policía Local lo pilló infraganti a 179 kilómetros por hora en una zona urbana limitada a 50. No os llevéis las manos a la cabeza, hace poco un motorista marcó el record en la misma vía al ser pillado a 197 km/h.

El radar que la Policía Local acostumbra a utilizar en Vigo es un Citroën C3 de color gris oscuro, con los cristales traseros tintados. Pequeño y discreto, perfecto para pasar desapercibido y cazar a todo el que puede. Por lo general no suelen poner patrullas parando a los conductores cazados.

Directamente les suele llegar la multa a su casa, pero hay excepciones. El caso del Audi R8 del viernes fue uno de ellos. El agente que se ocupa del coche radar, sorprendido ante la velocidad especialmente alta del coche el la Avenida de Madrid, decidió dar aviso a las patrullas que estaban por el centro, para tratar de localizar al conductor.

Evidentemente, en una ciudad media como Vigo, un Audi R8 no pasa desapercibido. En solo unos minutos lo tenían localizado en la Calle García Barbón, una de las más céntricas de la ciudad y muy cercana a las zonas de ocio nocturno. Los agentes identificaron al conductor, un joven de 30 años que se acababa de meter en un buen lío.

Audi R8 Vigo

Le hicieron la prueba de alcoholemia y dio negativo. Pero de todas formas fue detenido, el coche decomisado y la grúa se lo llevó al depósito municipal, que casualmente está situado en la misma calle dónde le cazó el radar solo unos minutos antes. Lo más probable es que se tenga que someter a un juicio rápido, y si todo va bien, podrá recoger pronto su coche sin pasar más tiempo retenido.

Simplemente tendrá que pagar la multa y la retirada de la grúa, que por cierto es de las más caras de España en Vigo. Me imagino que una vez que lo haga, y si todavía mantiene el carnet de conducir tras el juicio, se acordará de que en la calle dónde ha recogido su flamante deportivo del depósito la velocidad máxima es de 50 km/h.

En Galicia por desgracia no tenemos un circuito de velocidad en condiciones dónde poder disfrutar y sacarle todo el potencial a un coche como este, pero a menos de una hora hay un circuito en Portugal, en la ciudad de Braga dónde por un módico precio puedes dar rienda suelta a tu pasión sin poner en peligro a otros conductores. Aunque claro, correr en una calle recta como la Avenida de Madrid lo puede hacer cualquiera y es mucho más sencillo…

Gracias a nuestro lector por la foto del momento “corte de alas”.

Imagen | Faro de Vigo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos