Compartir
Publicidad
Publicidad

Audi se hace un lavado de cara mientras un procesado por el Dieselgate señala a altos cargos

Audi se hace un lavado de cara mientras un procesado por el Dieselgate señala a altos cargos
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El nombre de Zaccheo Giovani Pamio ha pasado desapercibido injustamente durante el desarrollo del entramado Dieselgate. No te suena, ¿verdad? Pamio, antiguo responsable de desarrollo en los motores de Audi, no ha sido el primer detenido por el engaño de emisiones, pero sí uno de los más importantes. Y parece que va a dar mucho juego.

Audi ha anunciado nuevos nombramientos en las áreas de Finanzas, IT e Integridad, Marketing y Ventas, Recursos Humanos y Organización, y Producción y Logística; una reestructuración del Consejo de Administración que se ha solapado con las acusaciones de Pamio de que los peces gordos de la firma eran conscientes, hace más de una década, de que sus vehículos no podían cumplir legalmente las normas de emisión estipuladas.

Pamio, tratado injustamente por ser italiano (en serio)

Cambios Consejo Administracion Audi

A sus 60 años de edad, Pamio ha sido acusado formalmente de fraude y publicidad desleal, cargos a los que habrá que sumar los aún más graves presentados por la justicia estadounidense presentados ante el tribunal de Detroit: conspiración y violación de leyes medioambientales americanas.

El ex empleado ha estado recluido en una cárcel de Múnich desde julio a petición de los investigadores estadounidenses, que se espera que presenten una solicitud formal de extradición en los próximos días. La Fiscalía alemana está investigando a unas 40 personas; la gran mayoría son ciudadanos alemanes que, según la ley alemana, no pueden ser extraditados a los Estados Unidos. Como ciudadano de Italia que vive en Alemania, Pamio no goza de las mismas protecciones.

Según relata The New York Times, el abogado de Pamio ha afirmado que está sufriendo en la cárcel y siendo tratado "injustamente por las autoridades simplemente porque es italiano". Sí. Si no fuera italiano, otro gallo cantaría, seguro.

Demanda Imagen de la denuncia penal interpuesta por el Tribunal de Distrito de Estados Unidos contra Giovani Pamio.

Pamio tenía la misión de crear un motor de bajas emisiones conforme a la exigente legislación de Estados Unidos. Al fallar, ordenó el desarrollo e implementación de los conocidos software de manipulación en los coches del grupo. Haciendo caso omiso de las advertencias, continuó durante años con el desarrollo de la trampa digital.

Aquí se puede leer la denuncia penal que interpuso el pasado 6 de julio el Tribunal de Distrito de Estados Unidos contra Pamio.

Y The New York Times nos trae la respuesta de Pamio a su acusación: ha revelado a la Fiscalía de Munich que los peces gordos de Audi eran conscientes ya en 2006 que los coches fabricados por la división no podían cumplir los estándares de emisiones ni estadounidenses, ni europeos.

CEO Audi

Al igual que su empresa matriz, Audi resolvió el problema instalando un software ilegal que falseaba las emisiones durante las pruebas, y Pamio ha proporcionado a los investigadores correos electrónicos y otros documentos para demostrar tu testimonio.

Pamio trabajó el Audi desde 2002 hasta 2015 en el departamento de desarrollo de los motores Audi (termodinámica) en Alemania. Desde 2006 -año en el que Martin Winterkorn fue presidente ejecutivo de Audi- hasta 2015, Pamio encabezó un equipo de ingenieros responsables de diseñar los sistemas de control de emisiones para cumplir con los estándares medioambientales en Estados Unidos.

Con empleados como él testificando que fueron instruidos a desarrollar el software por mandato de las altas esferas, la cadena de investigación debe averiguar dónde se originó la decisión original para falsificar los requisitos reglamentarios.

Wolks

De momento, el ingeniero veterano de Volkswagen, James Liang, ya ha sido condenado a 40 meses de cárcel y a abonar una multa de 167.700 euros por su destacado papel en el engaño, aunque no ha señalado hacia arriba.

Oliver Schmidt por su parte afronta una posible condena de siete años de prisión y una multa de 400.000 dólares por conspiración, pero hasta el próximo 6 de diciembre no se resolverá el caso.

Mientras, lavado de cara en las altas esferas

Muller

El área de Finanzas, IT e Integridad pasará a ser responsabilidad de Alexander Seitz, el área de Marketing y Ventas estará liderada por Bram Schot. Wendelin Göbel pasa al frente de Recursos Humanos y Organización, y Peter Kössler será el responsable de Producción y Logística.

Así lo ha anunciado Audi, junto a unas optimistas declaraciones de Matthias Müller, presidente de la Junta de Supervisión de Audi y CEO de Volkswagen y del reelegido presidente de Audi, Rupert Stadler.

Ambos ponen de relieve que los cambios en la cúpula directiva son adecuados para el éxito futuro de la compañía, centrado en la transformación hacia la movilidad eléctrica, la digitalización y los servicios de movilidad."Nuestro plan estratégico de crecimiento establecido para 2025 proporciona la hoja de ruta a seguir", ha declarado Stadler.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos