Compartir
Publicidad
Publicidad

Volvo S80

Volvo S80
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La marca sueca presentará en el Salón de Ginebra el restyle de su berlina de mayor tamaño, el Volvo S80. Este restyle no sólo se centra en cambios estéticos en su exterior e interior, sino que también modifica el chasis y añade una nueva motorización.

Para el exterior, el equipo de diseño de Volvo ha querido darle una apariencia más elegante al Volvo S80 pero sin renunciar a una agresiva delantera. Ahora, gracias a estos cambios, esta berlina parece más baja, más ancha y más larga. Y si querian elegancia, lo han conseguido, si señor.

En la parte frontal, una nueva parrilla con el logotipo más grande y los antinieblas con ribetes cromados dominan el conjunto, mientras que en la parte trasera los cambios se limitan a los grupos ópticos, que reciben un pequeño adorno cromado en su parte baja.

Volvo S80 2010

Para el interior, los diseñadores han optado por darle un toque de mayor exclusividad y comodidad para los pasajeros. Ahora, los asientos y los guarnecidos de las puertas van tapizados en el mismo tono de cuero. La consola central también se renueva y recibe un borde metálico en claro contraste con la madera que la corona.

El volante también es de nuevo diseño, con acabado en metal mate y de cuatro radios, con los mandos de la radio y demás sistemas integrados. Los relojes del cuadro de mandos ahora presentan un acabado en aluminio y están también rediseñados. Para los más exigentes, el acabado Exclusive permite la elección de nuevos tapizados más exclusivos.

Volvo S80 2010

Pero la principal novedad del Volvo S80 es la inclusión en su gama de motorizaciones del nuevo motor D5 2.4. Se trata de un motor de cinco cilindros con doble turbo y diésel. Entrega una potencia máxima de 205 CV y su par es de 420 Nm. Su consumo mixto homologado es de 6,2 l/100 km y tiene unas emisiones de 164 g/km. Cifras muy buenas para un coche de este tamaño.

Se añade también a la gama un renovado motor tetracilíndrico diésel, de 2,4 litros y 175 CV de potencia. En este renovado motor, el par máximo es también de 420 Nm. Sus consumos, también muy buenos, se cifran en 5,8 l/100 km y sus emisiones son de 154 g/km.

En cuanto a sus chasis, el Volvo S80 también presenta novedades. Ahora estará disponible con dos versiones diferenciadas destinadas al confort y la comodidad o a las prestaciones y sensaciones deportivas. De serie se ofrecerá con el chasis más suave y cómodo, que se renueva con nuevos amortiguadores y muelles.

Como opción, el chasis deportivo ofrece cambios orientados a una conducción más deportiva, pero sin renunciar excesivamente a la comodida. La suspensión del tren delantero se ha rebajado en 20 mm, mientras que la del tren trasero se reduce en 15 mm. Con estos cambios, se consigue un aspecto más dinámico y una mayor respuesta en curvas.

Los muelles son más duros y cortos, al igual que los amortiguadores. Además, el nuevo chasis deportivo se ha hecho más rígido gracias a unas nuevas barras estabilizadoras más rígidas, que propician un comportamiento más dinámico. La dirección también se modifica, haciendo su respuesta más precisa y directa.

Para terminar, el chasis deportivo viene de serie con el nivelador automático (no encuentro una definición mejor), que mantiene en todo momento el fondo del coche paralelo al suelo, aunque esté cargado hasta los topes o sólo vaya el conductor o incluso cuando se toman curvas demasiado fuerte. Con esto, la estabilidad está garantizada.

Todavía no se han anunciado los precios, para eso supongo que habrá que esperar a su presentación en el Salón de Ginebra. Lo único que nos comentan es que el nuevo Volvo S80 se pondrá a la venta a partir de la primera de este mismo año.

Fuente | Volvo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos