Volvo dice adiós al cuero en sus coches eléctricos y apuesta por materiales sostenibles de origen biológico y reciclado

Volvo dice adiós al cuero en sus coches eléctricos y apuesta por materiales sostenibles de origen biológico y reciclado
27 comentarios

Aunque la tendencia ya empezó con el Volvo C40 Recharge, la firma sueca ha decidido extenderla a todos sus futuros coches eléctricos: dejará de utilizar pieles animales los interiores de sus coches 100 % eléctricos.

Volvo Cars quiere que, en 2025, un 25 % de los materiales utilizados en sus nuevos vehículos sean reciclados y de origen biológico.

Botellas de plástico, corcho reciclado...

C40

En lugar de opciones de cuero para el interior de los vehículos, Volvo ofrecerá materiales sostenibles de origen biológico y reciclado, como el denominado 'Nórdico'.

Se trata de un tejido fabricado a partir de materiales reciclados, como botellas de plástico PET, materiales bioatribuidos procedentes de bosques sostenibles de Suecia y Finlandia y corcho reciclado de la industria vitivinícola, que se estrenará en la próxima generación de modelos Volvo.

volvo

La marca también ofrecerá tejidos de mezcla de lana de proveedores homologados que obtengan sus materiales de forma responsable, ya que desea "garantizar la trazabilidad y el bienestar de los animales en toda la cadena de suministro de la lana".

La decisión de la empresa de dejar de utilizar cuero en el interior de sus vehículos está también motivada por su preocupación por el impacto negativo de la ganadería vacuna sobre el medio ambiente, debido, entre otras causas, a la deforestación.

Según datos de Volvo el ganado es responsable aproximadamente del 14 % de las emisiones de gases de efecto invernadero que se producen en el mundo, y la mayor parte de este porcentaje procede de la cría de ganado vacuno.

También quiere reducir el uso de los productos residuales de la ganadería que se utilizan para producir plásticos, goma, lubricantes y adhesivos, bien como componentes del propio material o como sustancia química que interviene en su fabricación o tratamiento.

Model 3

Incluso los elementos mecánicos y en la propia fabricación del coche se usa grasa animal.

Lo cierto es que este movimiento vegano en la esfera automotriz lleva tiempo fraguándose: empezó con Tesla allá por 2016 y se ha ido extendiendo con el paso de los años.

Polestar con el Precept, Jaguar Land Rover con sus SUV Range Rover, Koenigsegg con el Gemera, Fisker con el Ocean, Volkswagen con el ID.4... cada vez son más las marcas que apuestan por decir adiós a lo animal.

En Motorpasión | Probamos el Mazda MX-30: el primer coche eléctrico de Mazda llega con buenas intenciones pero sólo 200 km de autonomía

Temas
Inicio